¿Qué es un psicólogo? especialista en la salud mental

Para iniciar, debemos hacernos esta primera pregunta ¿Qué es un psicólogo? Un psicólogo es aquel especialista que se dedica al estudio de la salud mental, en términos del comportamiento humano, es decir, se encuentra interesado en comprender la conducta y el cómo modificarla. A continuación, exploraremos a profundidad sobre esta especialidad.

¿Qué es un psicólogo?

Psicólogo es el término que se le atribuye a los individuos que se especializan en la psicología, una ciencia que se dedica al estudio de la mente y los diferentes procesos que la misma abarca. El trabajo del psicólogo está comprendido en la exploración e intervención en distintos niveles y ámbitos de la especialización. Este último punto hace alusión a los campos en los que el psicólogo puede desenvolverse, tales como: la clínica, escolar, social, empresarial, entre otros.

Para llegar a convertirse en psicólogo es necesario tener una gran dedicación a la carrera, así como un proceso de formación largo y extenso en donde el fin central es garantizar siempre la mejor atención y eficacia al paciente o cliente. En un mismo sentido, al igual que cualquier otra profesión, en la psicología se debe estar al corriente de todos los avances e investigaciones que se realizan, esto con el objetivo de poder proporcionar una intervención adecuada y actualizada.

La persona que dedica su vida a la psicología está en constante contacto con los pensamientos, emociones y comportamientos de quienes buscan ayuda en ella. Para ser psicólogo es necesario un alto nivel de vocación, haciendo un énfasis en el interés por las personas, además de poseer un bienestar mayor que la persona a atender.

Relación con la salud mental

Por lo general, la figura del psicólogo suele verse relacionada con la salud mental y con el hecho de prestar servicio de consulta a personas con trastornos como la depresión, la bipolaridad, entre otros. En este sentido, es muy común que la labor del psicólogo se confunda con el trabajo que desempeña un psiquiatra. No obstante, en líneas general la psicología potencia la salud por medio de programas que en el fondo son formas de entrenamiento, o de educación sofisticada.

Póngase de ejemplo una persona que es diagnosticada con depresión, a la misma se le hace pasar por las diferentes etapas de su trastorno reduciendo los efectos negativos de este fenómeno. Mientras que un individuo con una fobia se le enseña a como ir rebajando el nivel de miedo y de ansiedad sentido.

Por otro lado, cuando se habla del trabajo que realiza un psiquiatra, el mismo lo que trata de hacer es cambiar o modificar el organismo del individuo de una manera más directa, para esto se emplean recursos físicos o químicos.

Sin embargo, esta no es la única diferencia entre psicólogos y psiquiatras, pero sí la más clara para poder percatarse que ambas carreras persiguen fines diferentes, a pesar de que se pueden trabajar de manera conjunta. De una misma manera, cabe acotar que la salud mental es solo uno de los múltiples temas que maneja la psicología.

Intervención en temas diversos

Partiendo con la última idea del anterior apartado, es preciso hacer la pregunta de ¿Qué es lo que se dedica a estudiar la Psicología?. La respuesta más simple y resumida que se puede dar es que la misma estudia “la conducta humana”, entendiendo como conducta los pensamientos y emociones, no solo movimientos físicos.

¿Qué es un psicólogo?

Sin embargo, a pesar de que es una exposición muy acertada de lo que se estudia en esta carrera, no solo se queda allí. Esto se debe a que muchos de los expertos en el área se dedican a investigar la conducta en animales, así como otros estudian la conducta de algunos para poder darle sentido al comportamiento de los humanos.

Relación con el inconsciente

La psicología cómo se concibe hoy en día no trabaja directamente con la concepción freudiana de lo inconsciente en la mente humana, puesto que rechaza la premisa de que la mente pueda ser dividida en entidades con una agenda de intereses propia.

En contraposición, la postura que toma parte de la creencia de que los procesos mentales la ”no-consciencia” es lo normal  y que la consciencia sólo se manifiesta para algunas cosas de la vida cotidiana.

Un psicólogo no es un brujo

A pesar de la creencia actual que se tiene de la psicología, un psicólogo no es una persona que brinda consejos, es lo contrario, es aquel individuo que se encarga de entrenar y educar al paciente para que pueda enfrentarse a la situaciones hostiles de su vida de manera adaptativa.

Por ejemplo, el psicólogo puede ayudar gestionar el estrés que se genera por la participación en un programa de ascensos profesionales, pero no indica formas detalladas o precisas para poder ganarse la confianza del jefe.

¿Qué es un psicólogo?

 

De una misma manera, los psicólogos no son los responsables para tomar las decisiones sobre la vida de sus clientes basados en su experiencia o ”sabiduría”. Todas estas grandes decisiones deben ser tomadas únicamente por el paciente.

El psicólogo no interviene en la biología

Asimismo, el papel del psicólogo no es el de encontrar alguna parte averiada o dañada en la mente de su cliente. La tarea principal es el observar la conducta de la persona y su forma en que esta se relaciona con el exterior para así detectar relaciones que, por su contenido o por la forma en la que se dan, forman o son el foco de problemas de índole social y psicológico.

Por ejemplo, en el caso de una persona que tienda a pensar que todo lo malo que ocurre a su alrededor es su culpa suya exclusivamente, por lo general está asociado a un patrón de relaciones poco sanas que son la base del trabajo. De esta manera, el problema surge a partir de la dinámica que se establece entre la persona y el mundo externo, que no está determinada por su cerebro.

A pesar de que si bien hay partes en el sistema nervioso que pueden actuar de manera anómala, esto solo es posible por los hábitos a los que el individuo ya está acostumbrado. En conclusión, los psicólogos suelen actuar desde los eventos hacia la biología, y no de forma inversa.

¿Qué es un psicólogo?

El salario fijo que recibe un especialista de psicología puede variar, esto se debe a que la remuneración final está atada al tipo de área a la que el profesional se dedique, así como el tipo de servicio y tratamientos que ofrezca y el grado de prestigio del profesional. Por ejemplo, una persona que está recién egresada de la carrera no cobrará igual que otra que ya tenga experiencia.

De una misma forma, también existirán diferencias en cuanto al ámbito clínico y de la salud, la educación o la empresa. Igualmente, el salario puede variar si la función de psicólogo la practica de forma privada o por lo publica. También se debe tener en cuenta que es muy común que los especialistas en psicología trabajen de forma autónoma, por lo que están atados a diversos gastos para mantener a flote la consulta.

A pesar de esto, el código deontológico da entrada a que el salario que cada profesional recibe por su trabajo pueda variar según los criterios que tenga el mismo, teniendo presente el no pedir menos de que está estipulado por la profesión, pero tampoco el exceder de lo que se considera como correcto.

En muchas circunstancias se ha podido observar que los profesionales ofrecen sus servicios de asesoramiento o terapia de forma gratuita. Esto solo surge en las situaciones en donde el cliente que ha solicitado el servicio no se encuentre en las condiciones económicas aptas para poder pagar por los honorarios del psicólogo.

¿Qué es un psicólogo?

Es por este caso, que las cifras que se presentan a continuación en los siguientes apartados son únicamente orientativas, ya que pueden variar dependiendo de los puntos ya argumentados. Adicional a esto, se debe tener en cuenta que los estilos de vida y la capacidad adquisitiva de los diferentes países no son los mismos, así como el valor que se le atribuye a la profesión de psicólogo a nivel sociocultural.

Hay que tener en cuenta también que los ingresos monetarios que genera un psicólogo se encuentran atadas por muchos otros factores que no están vinculados con el nivel de formación, experiencia ni con el esfuerzo que maneja para abrirse paso en el mundo laboral.

En este sentido, al día de hoy el intrusismo laboral es uno de los factores que más afectan las perspectivas de conseguir un empleo y de progresar en el ambiente laboral. El intrusismo laboral forma parte de los problemas del mercado laboral y de su regulación en la mayoría de los países con abundancia de psicólogos.

Con esto hacemos referencias a los individuos que se presentan como terapeutas de los aspectos psicológicos habiendo solo realizado algunos cursos de semanas, como el Coaching. El intrusismo laboral no solo les quita oportunidades a los psicólogos de verdad, sino que también afecta en el salario, haciendo que éste descienda por la cantidad de competencia laboral.

Es por esta razón que la atención a este tipo de problemáticas asociadas con la regulación es de carácter relevante para hacer que lo psicólogos puedan tener un acceso correspondiente a su sueldo tras haber invertido cinco años de sus vidas en el estudio y preparación.

Argentina

El país de Argentina ha sido el lugar en el cual la carrera de psicólogo ha tenido una mayor extensión, sobretodo en la rama psicodinámica. En este país, por lo general una consulta privada ronda entre $207 y $600 la sesión. De esta forma, el salario promedio que gana un profesional licenciado en psicología puede rondar entre los $202.695 y $261.000 al año.

España

En cuanto a los profesionales en psicología que la ejercen en España, su salario puede ser muy variable. Por norma general, el salario medio se encuentra estimado entre 1.000 y alrededor de 1.500€ mensuales, llegando en algunas situaciones a los  3.000€. Asimismo, por año, el salario puede oscilar entre 18.000€ y los 21.000€ brutos.

Por otro lado, si se centra en el sector de la clínica privada, en el ámbito de la salud el salario por sesión de un psicólogo clínico se estima entre 40 y 120€, una cantidad muy similar a la obtenida por los psicólogos escolares externos al centro.

Colombia

En lo que respecta a los profesionales de la psicología que practiquen su profesión en Colombia, el salario promedio mensual que ganan es de aproximadamente $1.583.

México

En México, el salario que reciben los psicólogos mensualmente por sus sesiones se encuentra estimado en los 9000 pesos. No obstante, en la clínica privada cada sesión que se realiza suele cobrarse entre 300 y 500 pesos. Mientras que en el área hospitalaria, el sueldo mensual se estipula en 10.000 pesos.

Por otra parte, en lo que se refiere a la psicología educativa, los profesionales de este ámbito suelen tener un salario de entre 8.000 y 12.000 pesos. Por último, en el área empresarial los salarios oscilan entre los 10.000 y los 12.000 pesos al mes.

Australia

Los psicólogos que se encuentran ejerciendo en Australia, obtienen un salario aproximado de los 85.000$ al año. A pesar de que la cifra es más alta que en otros países, se debe tener en cuenta que el estilo de vida de Australia tiende a ser más caro.

Canadá

Las personas que ejercen la profesión en Canadá su salario promedio anual se encuentra alrededor de unos 71.450$ canadienses. Por lo que una sola sesión se puede cotizar en 37,12$.

Estados Unidos

El promedio salarial que reciben al año los profesionales de la psicología en los Estados Unidos se estima en 51.000$. A pesar de que representa una cantidad muy elevada (alrededor de 4.500$ mensuales), se debe tener presente que todos los sueldos medios en los países de América del Norte también tienden a ser más elevados.

Al centrarnos en los sectores de la profesión podemos percatarnos que en el área clínica el salario es de 60.000$, mientras que los psicólogos educativos ganan aproximadamente 54.000$. También se puede observar que las consultas privadas las ganancias son mucho menores, alcanzando apenas los 37.000$.

Reino Unido

La práctica profesional de la psicología en algunas zonas del Reino Unido tienen un salario entre £30.000 y £48.000 anuales de promedio. En las situaciones de cargos altos tales como jefes de selección en hospitales el salario crece, llegando hasta los £80.000. Tomando de ejemplo Gran Bretaña, el psicólogo independiente gana £38 la hora de consulta.

Exigencias éticas de los psicólogos

La práctica profesional del psicólogo está unido de manera obligatoria a implicaciones éticas, de esta manera se encuentra sometida a exigencias y obligaciones profesionales de carácter deontológico. Todas las consideraciones morales son normalmente acordadas y dadas a conocer por los colegios profesionales de psicólogos. En la introducción de la Declaración sobre las Normas Éticas de la Profesión Psicológica, inscritas por la Asociación Psicológica Estadounidense (APA), se puede señalar lo siguiente:

”El psicólogo cree en la dignidad y en la valía del ser humano individualmente considerado. Queda comprometido a aumentar la comprensión que el hombre tiene de sí mismo y de los demás. Mientras prosigue esta empresa, procura el bienestar psicológico de cualquier persona que puede buscar sus servicios o de cualquier sujeto, humano o animal, que pueda ser objeto de su estudio.

No emplea su posición ni sus relaciones profesionales para finalidades que no vayan de acuerdo con estos valores, ni debe permitir que ello suceda cuando sus propios servicios son empleados por otros. Si bien demanda para sí mismo la libertad de investigación y de comunicación, acepta también la responsabilidad que confiere esta libertad: de competencia, cuando la reclama; de objetividad, en el informe de sus hallazgos, y de consideración para los mejores intereses de sus colegas y su sociedad.”

En este sentido, las exigencias éticas más reconocidas por los colegios profesionales de psicólogos son las las siguientes:

  • Toda intervención psicológica, ya sea acordada por la misma persona o una asociación, requiere de una confianza plena, por lo que la confidencialidad profesional es un aspecto relevante durante todas las sesiones.
  • Toda intervención por parte del psicólogo nunca debe estar guiada por la obtención de información acerca del paciente con el objetivo de sacar ventaja de la situación en la que la persona se encuentra.
  • El código ético del psicólogo dicta que el objetivo principal de esta labor siempre es el servicio a la persona, la búsqueda de su salud mental y de su equilibrio psíquico.
  • El psicólogo nunca debe imponer sus pensamientos sobre la persona. Al contrario, el mismo debe brindarle la ayuda necesaria para que la persona pueda dar con ellos, puesto que todo sujeto es un ser libre.
  • Durante las intervenciones, el psicólogo no debe imponer al paciente pautas o normas de conducta, puesto que todo sujeto además de ser un ente libre, también es responsable de sus acciones.
  • Durante las sesiones, la intervención no debe estar guiada hacia la evasión de las responsabilidades del paciente, sino que debe ayudar a que el mismo sea consciente de ellas.
  • En los casos de conflicto en su ejercicio profesional, como, por ejemplo, atender a los intereses de una empresa para la que trabaja al mismo tiempo que debe velar por los intereses de personas contratadas por dicha empresa, lo primordial es atender los intereses de las personas que se mantienen trabajando en ese ambiente laboral.
  • El psicólogo debe ser consciente y trazar sus propios límites y carencias, tanto de sus limitaciones como persona como de los límites y lagunas de su formación, teniendo la obligación de mantenerse al tanto y actualizado de todas las nuevas investigaciones, teorías y ramas de su profesión. Durante las sesiones y en el resto de su vida laboral, jamás debe garantizar más de lo que es capáz de cumplir, así como mantener al tanto a la asociación de cuales son sus limitantes en su ejercicio laboral.
  • El psicólogo nunca debe estar en malos términos con sus colegas, y en el dado caso de que ocurriera los motivos no se deben hacer públicos y notorios, lo más adecuado es buscar la intervención de un asesor en el Colegio Profesional.
  • El psicólogo debe evitar a toda costa rebajar su profesión por medio de sus actuaciones o de la imagen que muestra al público, sobretodo cuando se le sea requerido de forma pública para interpretar acontecimientos y comportamientos o para ilustrar determinadas terapias psicológicas. Nunca debe mostrar una imagen ligera de la profesión psicológica o que se le confunda con otras prácticas parapsicológicas como: clarividencia, espiritistas y sensacionalistas, es decir, prácticas que no se encuentran basadas en la ciencia, actividades que no son respaldadas por la Asociación de Psicólogos.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada le haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: teorías pedagógicas y Pedagogía progresista

(Visited 18 times, 1 visits today)