Claude Monet, pintor francés, creador del impresionismo

Los pintores franceses siempre han destacado en el mundo del arte y han sido además los responsables de nuevas corrientes artísticas que rompen los esquemas de la pintura tradicional. En este caso hablaremos de Claude Monet quien fuese uno de los creadores del impresionismo, a continuación hablaremos sobre ello.

Claude Monet

¿Quién fue Claude Monet?

Claude Monet nació en París el 14 de noviembre del año 1840 y fallecería en la ciudad de Giverny en Francia el 5 de diciembre del año 1926. Este personaje destacó por ser un pintor francés y uno de los creadores del impresionismo. Este movimiento artístico debe su nombre a una de sus obras tituladas “Impresión, sol naciente”.

Antes de dar con el impresionismo, las obras de Claude Monet durante la década de 1860 eran del estilo realista. Algunas de estas obras fueron expuestas en el Salón de París. Luego de esta década realista de Monet, es que comenzaría a pintar obras impresionistas. Este cambio de corriente artística se al empeoramiento de su situación económica la cual llevó a que se  afianzara aun más en su decisión de romper los esquemas del arte de la época.

La carrera de Claude Monet fue impulsada por el marchante Paul Durand Ruel pero a pesar de que busco del impresionismo para mejorar su situación económica, esta sería compleja hasta mediados de la década de 1890. Durante esa época, Monet desarrollaría el concepto de las “series” la cual consiste en que la misma imagen es pintada de forma reiterada con diferentes iluminaciones.

Pintar no sería la única pasión de Claude Monet, al mismo tiempo que trabajaba en sus series,  comenzó a trabajar en su famoso jardín de su casa en Giverny. En este jardín podemos apreciar principalmente estanques de nenúfares los cuales luego usaría como motivo de inspiración para una de sus pinturas.

Claude Monet

Biografía

Como comentamos previamente, Claude Monet fue un pintor francés reconocido por la creación del movimiento artístico denominado como Impresionismo. Nació en París el 14 de noviembre de 1840, pasó gran parte de su infancia en Normandía en la ciudad de Le Havre, lugar donde sólo viviría por cinco años. Progresivamente Monet lograría desarrollar su gran pasión dando sus primeros pasos con las caricaturas. Para el año 1859 comenzaría a estudiar pintura  en la Academia Suiza de París con el apoyo de su padre.

Claude Monet debió marcharse a Argelia en el año 1861 para prestar servicio militar, esto hizo que tuviera que pausar sus estudios. A pesar de ello, Monet continuó experimentando novedosos efectos artísticos para luego ponerlos en práctica. Al regresar a Paris en el año  1862 conocería al pintor suizo Charles Gleyre y trabajaría junto a los artistas Alfred Sisley y Auguste Renoir quienes luego se convertirían en sus más grandes amigos.

Durante la segunda mitad de la década de 1860 Monet pintó una obra la cual se asemejaba mucho al estilo del artista Edouard Manet. Este estilo le gustaría a Claude Monet y decidiría ampliarlo, todo esto a pesar de presentar dificultades económicas. Estas dificultades económicas se debían a que ningún Salón de arte quería exponer sus lienzos.

A pesar de estas dificultades, Claude Monet decidiría viajar a Londres mientras transcurría la Guerra franco-prusiana. Sería en Londres donde conocería al comerciante de arte Paul Durand Ruel quien le compraría parte de sus lienzos y con ello contribuirá a la difusión de las obras Impresionistas de Monet.

Para el año 1872, tanto Monet como Edouard Manet y Auguste Renoir se reunirían para crear y exhibir el primer lienzo impresionista de la historia. Este lienzo se llamaría “Impresión, sol naciente”. Y precisamente sería esta obra la que le daría el nombre a este novedoso movimiento artístico. Esta pintura se presentó al público en la primera exposición impresionista en el año 1874.

A partir del año 1874 entraría en pleno auge el movimiento Impresionista el cual definiría a Claude Monet como uno de los principales creadores de este movimiento artístico. Su buena relación con el comerciante de arte Durant Ruel le permitirán vivir Monet de forma cómoda sin necesidad de participar en los Salones de arte.

Para el año 1883, Claude Monet se trasladaría de forma definitiva a Giverny con la compañía de su amiga Alice Hoschedé, los seis hijos que Alice tuvo con Ernest Hoschedé y además los dos hijos propios de Monet. La casa de Giverny se convertirá en un santuario de paz para Monet.

A pesar de que viviría de forma permanente en Giverny, Claude Monet realizó una gran cantidad de viajes para inspirarse con los diferentes paisajes de Francia. No fue sino hasta el año 1890 cuando Monet se decidió en comprar la casa en la que vivía en Giverny. Uno de los motivos de esta compra serían los jardines de la casa los cuales le sirvieron de inspiración para una de sus obras más famosas titulada como “Los Nenúfares” los cuales fueron una serie.

Claude Monet

Finalmente el 5 de diciembre del año 1926 Claude Monet fallecería en su casa de Giverny rodeado por su familia. Luego de su fallecimiento, se crearía la fundación Monet con el fin de conservar la casa de Giverny y además exhibirla al público.

Familia

Claude Monet es el segundo hijo de la unión entre Claude Adolphe Monet y su esposa Louise Justine Aubrée. El padre de Monet era dueño de un negocio que comerciaba con especias provenientes que provenían de las colonias ultramarinas francesas. Se sabe que el 20 de mayo del año 1841 Claude Monet fue bautizado en la parroquia de la iglesia de Notre Dame de Lorette.​

Para el año 1845 la situación del negocio de su padre cayó fuertemente, tanto así que debieron mudarse al puerto de Le Havre, cerca de la desembocadura del rio Sena. En esta ciudad vivía la media hermana del padre de Monet. El esposo de ella, llamado Jacques Lecadre era comerciante de especias de ultramar al por mayor y además era proveedor naval.

Jacques Lecadre le daría trabajo al padre de Monet, hecho que benefició mucho a esa familia. Después de un tiempo, la familia Monet se mudaría a Baraqueville pero no estuvieron allí mucho tiempo ya que igualmente debieron mudarse por razones de trabajo.

Claude Monet

Estudios

El inicio en el arte de Claude Monet serían las caricaturas las cuales hacia en el escaparate de la marquería, estas eran pinturas marinas de Eugène Baudin. Es importante mencionar que a Monet no le gustaban esos cuadros que había pintado y rechazaría además conocer a Baudin. Sin embargo, un día Monet entró a la tienda donde se exhibían sus caricaturas  y en el lugar se encontraba Baudin, con ello el comerciante aprovecharía la oportunidad de presentar las caricaturas de Monet.

Por su parte, Eugène Baudin alabó el talento de Claude Monet y además le aconsejó no sólo limitarse al dibujo sino que al igual que él, pintase paisajes al aire libre. Luego de la muerte de su madre el 28 de enero del año 1857, su tía quien era una pintora aficionada, tenía contacto con el pintor Armand Gautier. Éste pintor se encargaría de ser el tutor del joven Monet. De estos años es que provienen los primeros paisajes de Monet y además tomaría la decisión de dedicarse a la pintura.

Influencia de su padre en sus estudios

Se conoce que el Padre de Claude Monet fue el principal impulsor en la preparación de su hijo. Primero, éste solicitaría ante los magistrados de Le Havre una beca la cual fue rechazada al primer intento. A pesar de esta negativa, Monet viajaría a París para visitar la exposición del Salón de París.

En su estancia en París entraría en contacto con diversos artistas y además trabajaría en el atelier del pintor Charles Monginot quien fuese amigo de Baudin. Durante todo este tiempo, Monet tuvo el apoyo financiero de su padre. Además del apoyo de su padre, Monet tenía a su disposición 2.000 francos los cuales ganó con la venta de sus caricaturas y eran además manejados por su tía.

Claude Monet

Ya a partir del año 1860 el apoyo económico de su padre se redujo sustancialmente puesto que Monet no quería estudiar en la “École des Beaux-Arts”, lugar donde su padre quería que el joven Monet  desarrollase sus habilidades.

Estudios en la Academia Suiza

Claude Monet se matriculó en la escuela privada de pintura Academia Suiza, lugar donde se dedicaría al estudio de figuras. A pesar de estudiar en la Academia Suiza, Monet visitaría exposiciones en la colonia de artistas de Barbizon. Los pintores de la Escuela de Barbizon rechazaban el estilo de la época, ellos preferían pintar paisajes con un novedoso estilo de realismo pictórico en el cual consideraban más importantes las impresiones de la luz.

Interrupción por el Servicio Militar

En el mes de abril del año 1861 Claude Monet recibiría el llamado para prestar el servicio militar obligatorio el cual duraba siete años. A pesar de ello, Monet tuvo la oportunidad de evadirlo pagando 2500 francos, lamentablemente no tenía los fondos necesarios y su familia le ofrecería el apoyo si abandonaba la pintura y se hacía cargo del negocio en Le Havre.

Evidentemente, Monet se decidió por continuar con la pintura y su servicio militar lo realizó en la división de caballería en Argelia. Motivado a que enfermó de fiebre tifoidea, regresó en el verano de 1862 a Le Havre. A finales de ese mismo año sería librado de los últimos seis años del servicio militar mediante un pago de 3000 francos el cual fue realizado por su tía.

Claude Monet

Continuación de sus estudios

Claude Monet continúo su educación pictórica bajo la influencia de Auguste Toulmouche quien sería un pintor de género parisino. Este artista le recomendó a Monet que visitara el atelier de Charles Gleyre, lugar donde conocería a Auguste Renoir, Alfred Sisley y Frédéric Bazille. Durante la pascua del año 1863 Monet viajó con Bazille a Chailly a los alrededores de  Barbizon para pintar paisajes.  Estos viajes serían frecuentes hasta el año 1864 cuando el Atelier de Gleyre cerraría por la enfermedad del maestro.

El movimiento impresionista

Primero debemos decir que el Impresionismo es un movimiento artístico el cual tuvo sus inicios de un comentario despectivo del crítico de arte Louis Leroy al ver el cuadro “Impresión, sol naciente” de Claude Monet. Este cuadro fue expuesto al público en el salón de artistas independientes de París entre el 15 de abril y el 15 de mayo del año 1874 en una exposición impresionista donde participarían pintores como Auguste Renoir, Paul Cézanne, Alfred Sisley, entre otros.

A pesar de que el adjetivo “Impresionista” se ha usado para etiquetar productos de otras artes como la música y la literatura. Los rasgos definitorios de este movimiento artístico que son  la luz, el color, la pincelada y el plenairismo hacen que el adjetivo “Impresionista” sea difícil de extender a otras áreas de las artes. Esto quiere decir que el impresionismo es usado en sentido estricto para la pintura.

El movimiento impresionista se desarrolló luego de la segunda mitad del siglo XIX en Europa. Este movimiento se caracterizaba a modo general por plasmar la luz y el instante sin tomar en cuenta la identidad de aquello que se buscaba proyectar. Esta técnica es lo que causaría el efecto de la “Impresión” visual en aquel que apreciase la pintura.

Claude Monet

Esta técnica se traduce en por ejemplo, los antecesores al Impresionismo pintaban figuras que pudiesen ser identificables. En cambio los impresionistas solo pintaban el momento de luz sin importar que figura estuviese debajo de este momento de luz.  Esta concepción sería clave para el desarrollo del impresionismo.

Nacimiento del Impresionismo

En el año 1873 Claude Monet conocería a Gustave Caillebotte con quien acordaría realizar exposiciones conjuntas. Para ello se fundó a finales de ese año la “Sociéte Anonyme Coopérative d’ Artistes-Peintres, -Sculpteurs, -Graveurs, etc”. Gracias a la fundación de esta sociedad, se unirían artistas que luego serían el núcleo del Impresionismo.

La primera exposición de los impresionistas se realizó en el año 1874 en el atelier del fotógrafo Nadar ubicado en el Boulevard des Capucines de París. Todos ellos estaban inspirados en la obra principal de esta exposición la cual era “Impresión, sol naciente” la cual fue pintada por Claude Monet en el año 1872 en Le Havre.

El crítico de arte Louis Leroy escribió un artículo para la revista “Le Charivari” referente a esta exposición el cual titularía  “La exposición de los impresionistas”.  Fue así como nace el termino Impresionismo el cual fue usado como una forma de burla por los críticos y luego sería utilizado por los mismos artistas.

En el año 1876 se realizaría una segunda exposición impresionista gracias al comerciante de arte Durand Ruel quien era muy amigo y asiduo comprador de las obras de Claude Monet.  En esta exposición Moner exhibió 18 pinturas y conocería a Ernest Hoschedé quien era dueño de unos grandes almacenes y quien además le encargaría a Monet la pintura de unos paneles decorativos para el castillo de Rottenburg.

Fin de Claude Monet como Impresionista

Conocer a Ernest Hoschedé haría que este vinculara a Claude Monet en muchos proyectos y en su vida. El 17 de marzo de 1878 nacería el segundo hijo de Monet y ese mismo verano, la familia Monet se mudó a Vétheuil donde irían detrás de él Alice Hoschedé con sus seis hijos luego de que Ernest Hoschedé se declarase en bancarrota. En el año 1881 Durand Ruel compraría mas obras de Claude Monet y además financiaría un viaje de Monet a la Costa de Normandía para que este pintase más obras.

La última exposición de impresionistas en la cual Monet participaría sería en el año 1882. Luego de esa exposición, Monet se alejaría de los otros impresionistas de forma cada vez más marcada. Esto propició que los Impresionistas lo acusaran de dejar al Impresionismo por motivos egoístas según ellos. Por su parte, Claude Monet intentó exponer en el Salón de París y sólo una de sus pinturas fue aceptada por el jurado.

Principales obras de Claude Monet

Luego de haber conocido un poco de la extensa vida artística de Claude Monet, es imprescindible hablar de sus principales obras. Sus temáticas son muy variadas aunque usualmente pintaba paisajes. A continuación hablaremos sobre las principales obras de este artista.

Les Coquelicots à Argenteuil

Por lo general, las amapolas eran una de las protagonistas de las obras de Claude Monet. Este pintor francés nos muestra su entorno en cada pintura y esto fue lo que hizo en esta obra.  Cuando Monet pintó Les Coquelicots à Argenteuil era una de sus etapas más creativas, siendo catalogado como el período feliz de Argenteuil.

Argenteuil es una ciudad de Francia que se encuentra cercana a París, en este lugar viviría por seis años Claude Monet  a partir del año  1871. Esta fue una época de bastante abundancia artística para Claude Monet el cual estaba movido por los paisajes de esta región los cuales ofrecían una variedad de paisajes perfectos que permitían captar una luz mágica la cual era traducida por los colores de su paleta.

Les Coquelicots à Argenteuil  es un cuadro que carece de una complicada composición artística. Se puede apreciar que Claude Monet carga con mucha tinta el pincel y con el  pinta el paisaje con líneas curvas las cuales otorgan un aspecto fluido y ondulante a las amapolas.

Dejando a un lado las preocupaciones teóricas, Claude Monet decide plasmar la simpleza de un campo e amapolas el cual transmite principalmente tranquilidad. En esta obra, Monet no se preocupo por detallar el rostro de la figura que podemos ver dentro del cuadro, el principal enfoque sería el paisaje el cual atrapa la vista.

Lo importante de esta obra es la luz puesto que esta va proyectada en cada una de las flores del campo y en cada nube que es desplazada por el viento, también la casa que se encuentra escondida entre los árboles sufre ese efecto de luz que Monet desea en la obra.

La Gare Saint – Lazare

La estación Saint-Lazare cuyo titulo en francés es “La Gare Saint-Lazare” es una serie de unas doce telas en el cual el tema principal es la estación parisina de Saint-Lazare. Estas fueron realizadas por Claude Monet en el año 1877 cuando se interesó por la vida moderna luego de haber dedicado gran parte de su vida artística a pintar paisajes rurales.

Claude Monet daría a conocer esta pintura en la tercera exposición impresionista en el mes de abril del año 1877. El artista escogería el tema de la progresión técnica debido a que era un tema que era muy popular en la época. La estación Saint-Lazare sería la primera serie de Monet en la cual se centraría en una sola temática. De hecho, Monet hizo doce pinturas de esta estación en diversas condiciones climáticas y desde diferentes puntos de vista.

Le Bassin Aux nymphéas

En la primavera del año 1895 Claude Monet creó en su jardín acuático de Giverny un puente con un estilo japonés el cual se convertirá en una de las inspiraciones del artista en sus últimos años.  Los nenúfares eran unas plantas acuáticas que llenaban el estanque mientras que los sauces alegraban las orillas de su estanque, convirtiendo este pequeño ecosistema en el motivo de esta obra.

Para esta obra, Claude Monet tomo como punto de partida observaciones tomadas al aire libre que luego fueron retocadas al momento de la pintura para crear armonías cromáticas y así tener un mayor impacto visual. Este hecho traicionaba un poco la filosofía Impresionista pero en realidad un Monet con mucha experiencia lo que buscaba era nuevas fórmulas de trabajo que fuesen más afines a la abstracción y así eliminar las formas y los volúmenes.

En esta obra, salvo el puente japonés, es una pintura que no impide hablar de una obra que está dominada por pinceladas fluidas aplicando el color con contundencia. Las luces de esta pintura están dominadas por el color verde. Esta obra fue adquirida por Durand Ruel el 25 de enero del año 1900 y curiosamente ese mismo día pero en el año 1911 fue vendida al conde Isaac de Camondo quien lo llevó a Louvre.

Series realizadas por Claude Monet

Uno de los descubrimientos de Monet además del Impresionismo serían las Series. Estas consisten en una colección de pinturas las cuales tienen en común el mismo tema. Esto hizo que las pinturas de Claude Monet tuviesen un enorme valor en el mercado artístico.  A continuación hablaremos sobre las series realizadas por Monet.

Étretat

Claude Monet se sintió muy atraído a la Costa de Normandía  y de forma muy especial a los acantilados de Étretat con su famoso arco llamado “Porte d’Aval”. Sería esta la pieza de sus series sobre Étretat, este lugar lo pintaría desde diferentes perspectivas y en diferentes condiciones climáticas y de luz.

Claude Monet

Los almiares

El año 1890 fue un año especial para la vida artística de Claude Monet puesto que los viajes se hicieron mucho más frecuentes y además marcaba el principio de las series. Esta idea se impondría en primera instancia con su obra de las estaciones de Saint-Lazare.

Ya a finales de 1890 Claude Monet pintaría Los Almiares la cual es una serie con más de veinte versiones. Los  imponentes almiares de trigo que podemos apreciar en la obra se encontraban cerca de su casa. Esta obra comenzó a pintarla en el año 1888 pero sería en el año 1890 cuando realmente Monet  comenzaría a repetir de forma incansable la misma pintura para lograr diferentes efectos.

Para el 4 de mayo del año 1891 en una exposición dedicada a Monet en la Galería Parisina de Durand-Ruel se expondrían  quince pinturas de Los Almiares. En el catálogo cada una de estas pinturas estaba titulada como Almiares, pero tenían la indicación del momento en el cual fueron recogidos.

Los Álamos

En el año 1891, Claude Monet se encontraría en la búsqueda de un nuevo motivo para el tema de su próxima serie. Este tema serian “Los Álamos”, proyecto en el cual comenzaría a trabajar desde la primavera de ese año hasta casi el invierno.  Un hecho curioso es que el 8 de octubre del año 1891, Monet pagaría al comerciante de madera para que este retrasara el corte de estos árboles que estaban en Limetz.

La catedral de Ruan

Para el año 1892, Claude Monet estaba buscando inspiración para su próxima serie pero en este caso estaba buscando un elemento que no fuese natural. Es por ello que decidió pintar la Catedral de Ruan. Sus primeros trabajos sobre esta catedral no resultaron como él lo deseaba.

Después de esta incomoda experiencia regresaría a Giverny y le mostraría su trabajo únicamente a su más cercanos amigos. En Giverny recibió la motivación necesaria para regresar a la Catedral de Ruan. Estando allí pintaría este edificio siempre de frente y a diferentes horas del día.

Las veintiocho pinturas que componen a esta serie serían completadas por Claude Monet en el año 1894. Monet sabía que el tema de las Catedrales tendría mucho éxito por lo cual apostaría al máximo con esta serie para obtener las mejores condiciones de exhibición y además una cuantiosa suma de dinero al vender estas pinturas. Esta exposición tendría tiene lugar entre el 10 de mayo y 31 de mayo del año 1895.

Reconocimientos a Claude Monet

Es importante recalcar que Claude Monet tuvo un gran impacto en el mundo del arte no sólo por el Impresionismo sino por lo maravilloso de sus obras. Esto le permitió a Monet se reconocido en diversas ramas del arte y es lo que destacaremos a continuación.

Literatura

El escritor francés Marcel Proust se dejaría inspirar por las obras de Claude Monet, este escritor era muy cercano al impresionismo. Esto fue imprescindible para que existiesen paralelismos temáticos en sus escritos con las obras de Monet.​

En la novela de Proust titulada “En busca del tiempo perdido” se describen fenómenos que Monet había capturado en un lienzo. Podemos apreciar en este escrito, el narrador da su descripción  de las nubes y del mar en el balneario ficticio de Balbec. Otra novela hecha por Proust titulada “Jean Santeuil”, se menciona a Claude Monet varias veces cuando un coleccionista de Ruan compra algunos de los cuadros de este pintos.

Pintura

Claude Monet fue representado en varias obras hechas por sus amigos artistas del impresionismo. Uno de ellos sería Auguste Renoir quien lo retrató tres veces. El primer cuadro, data del año 1872 y muestra a Monet sentado fumando una pipa y leyendo el periódico. En el segundo cuadro se puede apreciar a Monet pintando en su jardín y este cuadro es del año 1873. El tercer cuadro es del año 1875 y se aprecia a Monet de pie con un pincel y una paleta en sus manos.

Cine

En el año 1915 el director Sacha Guitry en su película titulada “Ceux de chez nous” hace una valoración a la vida cultural francesa durante la primera guerra mundial. En esta película se concentra sobre todo en August Renoir, pero también podemos apreciar a Claude Monet el cual es retratado pintando el cuadro de las nenúfares.

La obra “El cielo en la pintura” de Claude Monet es mencionada en la  El película Vanilla Sky del año 2001. En esta película el protagonista vive en un mundo imaginario el cual se diferencia de la realidad por tener un cielo de color vainilla, similar a la obra de Monet.

En este artículo pudimos conocer sobre Claude Monet un pintor francés el cual sería el creador y uno de los máximos exponentes del Impresionismo. Este movimiento artístico no sólo tuvo un fuerte impacto en la pintura sino también en todo el mundo del arte. A pesar de que el fuerte de Monet fuese el impresionismo, también destaco en otros estilos a lo largo de su carrera, además sus dotes artísticas los dejo ver en sus series las cuales son consideradas unas obras bastante complejas en cuanto a su realización. También te pueden interesar los siguientes artículos:

(Visited 191 times, 1 visits today)
  Arte