Templo de Hera en Olimpia, erigido aproximadamente en el año 590 A. C.

El arcaico Templo de Hera en Olimpia es una reliquia valiosa para la humanidad, pues ha sido testigo de la evolución de la cultura griega, además de ser ícono de los juegos olímpicos. Conoce en este post cómo era este templo, su historia, cada uno de sus elementos y lo imponente de sus ruinas.

Acerca del Templo de Hera en Olimpia

Un templo es un lugar especialmente construido y reservado para efectuar servicios que se consideran sagrados, como ceremonias y ritos,  dedicados en exclusivo a una divinidad.

Como sabemos, la civilización griega era muy fervorosa con los dioses de su mitología y, por tal motivo, los han conmemorado construyéndoles precisamente templos, así como estatuas, efigies, monedas y diversos exvotos, que son las ofrendas que hacían los antiguos griegos.

El Templo de Hera, o Hereo, como también se denomina a los templos dedicados a esta reina de los dioses griegos, es uno de esos recintos, que rememora a esta diosa y evoca el pasado remoto de la civilización griega.

Templo de Hera en Olimpia

La diosa Hera fue una de las más idolatradas y, por ello, se erigieron en su honor varios templos, de los cuales aún persisten las ruinas de muchos ellos.

Éstas se ubican a lo largo de toda la cuenca del Mediterráneo y el Oriente Próximo. Estos templos son:

  • El Templo de Samos, que es el más antiguo. Lo encontramos en la isla de Samos, Grecia, y el más importante de los santuarios dedicados a Hera.
  • El Santuario de Peracora, situado cerca de la localidad de Corinto, Grecia. Es también referido como templo de Hera Acrea y Hera Limenia.
  • El Templo de Paestum. Hoy en día solo se mantienen unas pocas ruinas cerca de la actual Nápoles, Italia.
  • El Templo de Lucania en la localidad de Magna Grecia, Italia.
  • El Templo de Selinunte, en Italia.
  • El Templo de Argos, en Argos, población próxima a Nauplia, Grecia.
  • El Templo de Olimpia, en esta ciudad griega escenarios de grandes luchas épicas.

Templo de Hera en Olimpia

En este artículo nos referiremos en específico al Templo de Hera en Olimpia, en virtud de que constituye un monumento que nos remonta a tiempos del período clásico griego, siendo éste uno de los que han dejado vestigios para la posteridad.

Además, porque fue uno de los mayores centros religiosos y deportivos de toda Grecia en dicho período, en el que se instituyeron y se comenzaron a celebrar los Juegos Olímpicos, los cuales sirvieron en un principio para salvar a Grecia de las continuas guerras civiles y enfermedades que la diezmaban.

Se acordó entre todos que durante los juegos la región de Olimpia sería tierra inviolable, prohibiéndose el paso de fuerzas militares por su territorio. En virtud de ello, se decretó que se interrumpiera toda guerra y enemistad, mientras se estuvieran celebrando las competencias e incluso durante los tres meses posteriores a las mismas.

Templo de Hera en Olimpia

Este período se denominó la Tregua Sagrada y colocó a este Santuario de Olimpia en una posición altamente privilegiada.

 

Historia del Templo de Hera en Olimpia

El Templo de Hera en Olimpia es un arcaico templo ubicado en esta población de Grecia, erigido para exaltar los dones y hazañas de la diosa, quien dentro de la mitología griega, fue una de las diosas más importante del panteón olímpico.

 

Fue esposa del gran dios Zeus, hija de Cronos y Rea y madre de Hefesto, Hebe, Ares, Eris e Ilitía. Asimismo fue protectora de las mujeres y se le veneraba ofrendándole grandes festines en su honor, llamados matronalia.

Se estima que el Templo de Hera en Olimpia fue construido en su nombre aproximadamente en el año 590 a. C. Algunas investigaciones llevadas a cabo señalan que, en un principio, el mismo no habría sido dedicado a Hera, sino a Zeus y que tiempo después, hacia el año 580 a. C., en la época en que Olimpia pasó a ser dominio de la región de Elis, luego de que la ciudad Trifilia perdiera su control, fue cuando se le dedicó a ella.

 

Templo de Hera en Olimpia

Asimismo, lo corroboraba el historiador Pausanías en sus crónicas al señalar que la ciudad de Skillos, antigua población de Trifilia, había donado ese templo primeramente en honor a su patrón Zeus. Así también lo reportan algunos estudios que se han realizado más recientemente.

En ese entonces sucedió que los habitantes de Trifilia, quienes eran los que tenían bajo su control el santuario, fueron derrotados en una batalla por los eleos, quienes destruyeron totalmente a Skillos, pero no derribaron el templo donado, por considerar que sería un sacrilegio.

Otros expertos, por su parte, han dicho que este Hereo solo se dedicó a Hera cerca del siglo V a. C., cuando se finalizó la construcción del que sí se habría destinado a Zeus entre 470 y 456 a. C., ocasión en la que el culto de este dios se unió al ya establecido culto a Hera.

Templo de Hera en Olimpia

Este templo fue resguardo de muchos objetos, reliquias y reminiscencias del otrora tiempo clásico griego, prendas valiosas e importantes para la cultura griega.

Dos terremotos acaecidos en 522 y 551 asolaron la región, destruyendo muchos de los monumentos, entre ellos el Hereo de Olimpia, del que solo quedaron las ruinas, tal como se aprecian hoy en día, pues pocos han sido los esfuerzos por reconstruirlo plenamente.
Asimismo, el lugar hubo de ser abandonado por sus habitantes debido a que también se produjeron deslizamientos de tierra del monte Cronio, así como los aluviones provenientes de los ríos Alfeo y Cládeo​, que sepultaron las ruinas de los monumentos bajo gruesas capas de barro, pero que, sin embargo, de alguna manera, esto las protegió por muchos siglos.
Templo de Hera en Olimpia

Monte Cronio visto desde las ruinas del Hereo de Hera

Gracias a las excavaciones iniciadas en 1829 por una expedición francesa y completada por los alemanas en 1875, se encontraron intactas algunas piezas y obras del templo como la estatua de Hermes con el niño Dionisio. Más tarde en el siglo XX se pudo desenterrar el estadio olímpico, que es hoy sede desde donde sale la antorcha olímpica.
Templo de Hera en Olimpia

¿Cuándo fue construido?

Su construcción data del año 590 a. C., aproximadamente, y fue levantada sobre los restos de una edificación más antigua, que solía ser un lugar de culto.

Fue el primer templo construido en el Altis, que era el espacio pleno de árboles especialmente consagrado a Zeus.

¿Cómo era el Templo de Hera en Olimpia?

El Hereo de Olimpia está ubicado en la parte el norte de Altis, área sagrada constituida por la arboleda en la que antes se hallaban altares al aire libre y el túmulo o sepultura de Pélope, quien fuera un héroe de la mitología griega. Dicho túmulo y altares se remontan a los siglos X y IX a. C.

En su construcción se emplearon materiales traídos desde el río Alfeo, con los cuales se realizó una edificación períptera, típica de la época con su fila de columnas por los cuatro costados, de diez por dieciséis columnas.

Templo de Hera en Olimpia

Se calcula que el templo medía 50,01 m por 18,76 m, lo cual no se ha podido verificar fehacientemente, porque, a pesar de que las ruinas han sido restauradas en parte, las estimaciones acertadas hasta ahora obtenidas no han sido muy certeras.

En el templo aún se conserva la base, que estaba hecha de piedra local y tenía conchas de fósiles. Sobre dicha base se erigieron las paredes de ladrillo, complementadas luego con estuco.

Esta estructura arquitectónica tipo períptero fue muy usual en las edificaciones griegas del período clásico, siendo éste uno de primeros en estilo dórico en Grecia, y el más antiguo períptero en ese sitio.

La planta presentaba en su interior una división en tres partes bien diferenciadas, que son:

  • La pronaos, que, por lo general, se encuentra al este y tiene dos columnas delante.
  • La cela, del latín cella, o naos, que era un gran salón alargado.
  • El opistodomos, en la parte trasera.

Templo de Hera en Olimpia

El opistodomos era empleado para el resguardo de tesoros, objetos valiosos y exvotos. Allí se depositaban figurillas, representando personas o animales, armas, alimentos, obras valiosas, etc.

En el techo del templo se usó un estilo laconio de azulejos fabricados con terracota. El frontón fue decorado con acróteras u ornamentos arquitectónicos en forma de disco de 2,5 m de diámetro hechos en una sola pieza, que tenían dibujos geométricos acordes con el tamaño del frontal.

Templo de Hera en Olimpia

Una muestra de la acrótera se exhibe en el Museo Arqueológico de Olympia.

En cuanto a las paredes, tenían un borde inferior de piedra y una superestructura de adobe o ladrillo de barro. Otros materiales también usados en otras partes del templo fueron baldosas de terracota, piedra caliza y ladrillo crudo.

Era la arquitectura clásica de un templo de la Antigua Grecia.

Uno de esos objetos de valor fue el disco de Ífito, el cual según la leyenda fue ordenado por el rey griego Ífito, para plasmar los términos de la Tregua Sagrada, detallando la prohibición de generar conflictos bélicos mientras se celebraran los juegos olímpicos.

Columnas

El templo constaba de cuarenta y dos columnas que rodeaban toda la parte exterior del templo, corroborándose su estructura períptera, circundado por una fila de columnas alineadas en cada uno de sus lados.

Estas columnas conformaban una perístasis o pórtico columnado alrededor de la cela, término que viene del latín cella y significa “dormitorio” o “recámara”. También se le relaciona con el vocablo “naos” del griego ναός que se traduce por “templo”.

Templo de Hera en Olimpia

En los rituales y procesiones, la perístasis era el espacio que usaban los sacerdotes, en su paso hacia el altar, rodeando la cela, atravesando entre las filas de columnas, para llegar al sitio del ritual.

El edificio constaba de diez columnas al frente y dieciséis a cada lado, lo que formaba una estructura alargada propia de los primeros templos de la época.

Las columnas medían en la base de apoyo o estilobasto 50 m por 18,75 m de ancho con una altura de 7,80 m. En el período arcaico en el que se construyó el templo, las columnas exteriores fueron hechas de madera, que era el material disponible.

Templo de Hera en Olimpia

Más tarde durante la transición del período arcaico al moderno, fueron reemplazadas paulatinamente por otras de piedra, igual que la base.

Es, por tal motivo, que aun cuando todas se hicieron en estilo dórico, sus capiteles, el estriado y sus proporciones eran distintos.

Templo de Hera en Olimpia

Según el historiador Pausanías en el siglo II a. C. aún existían algunas columnas de roble en el opistódomo, en la parte posterior del templo. Incluso hacia el año 160 d. C. todavía existía una columna de madera en dicha área.

Los expertos revelan que los estudios sobre el desarrollo de las columnas y el capitel se sustentaron en este proceso de reemplazo progresivo que se fue haciendo de las columnas de madera por las de piedra para establecer la evolución de la remodelación.

La Mesa de Colotes

En este templo se encontraba la mesa destinada a colocar las distintas premiaciones que se darían a los ganadores de cada una de las disciplinas en competencia de los juegos.

La mesa estaba hecha de marfil y oro y fue esculpida por el escultor Colotes, quien la diseñó de tal manera que se podían exhibir todas las coronas de olivo que se colocaban a los vencedores de los juegos.

En la misma se encontraba talladas las figuras de los dioses y personajes míticos, entre los que se podía distinguir  a Hera, Zeus, Rea, Hermes, Apolo y Artemisa en la parte frontal. Por uno de los lados se mostraba la imagen de Asclepio y su hija Aceso y Ares y el espíritu olímpico de concurso de Agon.  En el otro lado, estaban Plutón, Dionisio, Perséfone y algunas ninfas.

Colotes fue un famoso escultor griego del siglo V, alumno y seguidor de Fidias, a quien ayudó a la creación de la imponente estatua de Júpiter Olímpico.

Júpiter olímpico

El cofre de Cípselo

Este cofre de Cípselo, personaje tirano de la población de Corintio, estaba hecho de madera de cedro con figuras talladas en oro y marfil de dioses de la mitología. La mayoría de las figuras estaban acompañadas de inscripciones en griego antiguo.

La leyenda relata que en ese cofre la madre de Cípselo lo escondió cuando era niño para evitar que fuera asesinado por los Baquíadas, familia de la nobleza doria enemiga del clan de Cípselo. En agradecimiento, sus descendientes habían ofrendado el cofre en Olimpia.

También se encontró en este templo una estatua de Hermes, también conocida también como “Hermes con Dionisos niño”, la cual es una escultura de este dios, sosteniendo a su medio hermano menor en brazos.

Es una escultura de bulto redondo realizada en mármol con 213 cm de alto, perteneciente a Praxíteles, escultor ateniense del clasicismo griego del siglo IV a. C.

¿Sabías que…?

  • En el lado este del Hereo de Olimpia, está ubicado el altar de Hera, sitio en el que desde 1936 se ha encendido la llama olímpica, empleando un espejo parabólico que funciona como una lupa gigante para concentrar los rayos del sol?
    • En el reverso del billete griego de 1.000 dracmas de los 1987 a 2001 está representado este templo?
    • En los jardines de la colina de jazmín en Wetumpka, Alabama, Estados Unidos, se halla una réplica de tamaño completo de las ruinas del Templo de Hera?

Templo de Hera en Olimpia

(Visited 17 times, 1 visits today)