La psicología del arte, para analizar la elaboración artística

La psicología del arte es una división de la psicología en la que se estudia los aspectos de la creación y apreciación artística desde una perspectiva centrada en la psique de la persona. En el artículo de hoy nos dedicaremos a realizar un recorrido explicativo acerca de esta rama, así como su objetivo y principales autores.

psicología del arte

¿Qué es la psicología del arte?

En líneas generales, la psicología del arte es comprendida como el estudio de la percepción y la experiencia que se dan en las artes visuales, tales como: la música, el cine, los espectáculos, la literatura, el diseño y el medio ambiente. De una misma manera, el arte se entiende como un fenómeno humano por lo que tiene mucha importancia dentro del ámbito psicológico.

En esta rama de la psicología, los investigadores estudian diferentes aspectos, como la percepción visual y auditiva, el conocimiento y la memoria, las preferencias y emociones. Para llevar a cabo esto, el arte es estudiado desde múltiples enfoques, desde metodologías experimentales y fisiológicas, inclusivo se emplean análisis cualitativos y técnicas de imágenes de vanguardia.

Asimismo, el arte es capaz de ampliar la libertad personal, al extender la comprensión de las propias elecciones, mientras que de manera paralela incrementa la vivacidad humana mediante la exploración de una perspectiva más intensa de colores, formas, sonidos y valores del mundo en el que vivimos.

Dentro del campo de la psicología, aunque no se ha podido definir de form exacta el término, existe un espacio en donde se produce un aumento dinámico, es decir, la psicología del arte, puesto que se caracteriza por la utilización de diferentes perspectivas y enfoques que intentan analizarla y explicarla.

Objetivos de la psicología del arte

Los objetivos que persigue esta rama de la psicología están relacionados intrínsecamente con otras disciplinas que forman parte de la misma, haciendo especial énfasis en aquellas que se enfocan en los procesos básicos como la percepción, la emoción y la memoria, así como las funciones superiores del pensamiento y el lenguaje.

Sin embargo, dichas asociaciones no se unen a un área de conocimiento básica de la psicología, esto se debe a que también la psicología del arte se ve relacionada con otros campos como la psicobiología, la psicopatología, los estudios de personalidad, la Psicología Evolutiva o la Psicología Social.

De una misma manera, la psicología del arte ha requerido además la perspectiva de otras disciplinas, entre las cuales se pueden mencionar algunos aportes importantes por parte de la filosofía para el entendimiento de los fenómenos estéticos, también ha contribuido de manera significativa a la Historia del Arte. La vinculación de la psicología del arte con otras áreas de conocimiento pone en relieve la necesidad de un trabajo interdisciplinario.

Por lo que en líneas generales, el trabajo y los aportes que da esta rama de la psicología están cargados de complejidad. En un mismo sentido, la psicología del arte es una disciplina que se ha practicado en muchos países.

psicología del arte

Igualmente, otro objetivo que tiene la psicología del arte es la generación de teorías sobre la actividad creativa como de la preceptiva, al emplear los conceptos y principios en uso de la psicología científica. Dichas investigaciones se han centrado más profundamente en países como Estados Unidos, los estudios en latinoamérica son muy escasos, por lo que los trabajos existentes deben ser traducidos o bien buscar información en otras bases.

Para el desarrollo de esta disciplina se ha visto como fundamental los aportes de otros especialistas en el campo, entre ellos Fechner, Sigmund Freud, Lev Vygotski, Howard Gardner y la escuela de la Gestalt, destacando en ésta los trabajos de Rudolph Arnheim.

Uno de los principales cuestionamientos que posee la psicología del arte es si el gusto individual es lo suficientemente inconcluso como para impedir el crecimiento de la misma. En este sentido, se entiende que el gusto individual se ve influenciado por cuestiones étnicas, sociales, económicas o de edad, que afectan de manera relevante el gusto grupal cuando se habla de ellas.

La terapia del arte

La terapia del arte o también denominada como arteterapia es una forma de terapia expresiva en la cual se emplea el proceso creativo del arte con el objetivo de mejorar el bienestar físico y psicológico de la persona a tratar.

psicología del arte

La expresión de las emociones y sentimiento por medio del arte, contribuye de manera satisfactoria a la resolución de problemas del pasado, así como también ayuda al autoconocimiento, la autoestima, el control emocional, contribuye a la reducción del estrés y la ansiedad, mejorar el estado de conciencia, la atención o la creatividad.

Para que una persona pueda obtener los beneficios de la terapia del arte no es requerido que sea un artista con talento, puesto que como ya se ha hablado, el fin de este método terapéutico es el mejoramiento del bienestar y la calidad de vida.

Desde que se tiene uso de razón, los seres humano han empleado el arte como un medio para expresarse y comunicarse durante siglos, por lo que la terapia del arte ha sido una técnica que se volvió formal a inicios de los años 20 del siglo pasado.

Para aquel entonces, los expertos se percataron que los pacientes que padecían de trastornos mentales tendían expresarse por medio la pintura u otras formas artísticas, esto fue lo que causó que el arte se empezara a estudiar como una estrategia terapéutica.

Las personas que desean ejercer este método se les conoce como arteterapeutas y requieren de un doctorado en arteterapia. El estudio de esta rama se encuentra dentro de las profesiones asistenciales. De esta forma, esta técnica terapéutica se encuentra relacionada con otros dos campos, la psicología y las artes. La psicología por su lado contribuye con el conocimiento de la mente humana y la conducta, sus procesos y desarrollo.

El poseer un conocimiento extenso acerca del arte es lo que le permite al arteterapeuta emplear los distintos medios y técnicas para trabajar con sus pacientes (pintura, dibujo, arte dramático, fotografía, escultura).

Como ya se ha mencionado, la terapia del arte ha demostrado ser eficaz en pacientes con trastornos mentales, pero también ha mostrado beneficios en la rehabilitación de presos, para educar a jóvenes, para mejorar el bienestar de personas sanas, entre otros.

Igualmente, este método de la psicología del arte es utilizado en personas con estrés postraumático como resultado de conflictos bélicos, abusos sexuales o desastres naturales. También es recomendada para individuos con enfermedades físicas como el cáncer, a personas con autismo, demencia o alzheimer, depresión y otros trastornos de índole psicológica.

Con la ayuda de la terapia del arte las personas tienen un soporte para resolver sus problemas psicológicos, mejorar sus habilidades sociales y comunicativas, así como controlar sus conductas problemáticas mientras disfrutan de una terapia agradable y poco invasiva.

Tras haber expuesto a profundidad todo lo relacionado con este tratamiento psicológico, nos parece pertinente realizar una exposición detallada sobre los beneficios del mismo. Los cuales se presentan a continuación:

  • Le da rienda suelta a la persona para expresar sus sentimientos, pensamientos y emociones, por lo que actúa como una técnica de liberación.
  • Resulta ser una herramienta efectiva en el seguimiento de pacientes con dificultades en relacionarse y mantener una conversación.
  • Contribuye al autoconocimiento emocional y la regulación de la conducta.
  • Se ha encontrado gran utilidad en áreas como la rehabilitación, educación y la salud mental.
  • Ayuda a mejorar la calidad de vida.
  • Se ha observado que resulta efectiva en individuos que padecen problemas sensoriales, físicos, motores o de adaptación social.
  • Resulta un recurso positivo en el tratamiento de personas que sufren de Síndrome de Down, Alzheimer y Autismo.
  • Es eficaz con niños y adolescentes que padecen déficits en el aprendizaje.
  • Puede ser empleado como método complementario en el tratamiento de las fobias.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Ayuda a aliviar los síntomas del déficit de atención con hiperactividad (TDAH).
  • Posee gran utilidad en trastornos de alimentación e imagen corporal.
  • Contribuye al reforzamiento de la autoestima y ayuda a pacientes que sufren depresión.
  • Se ha comprobado su eficacia en situaciones de pacientes con enfermedades terminales.

Para concluir, se puede agregar que la terapia del arte contribuye a proporcionar sentido a una tarea altamente estimulante que, además, resulta muy creativa. Al mismo tiempo, ofrece un forma de expresar sentimientos y puntos de vista que de otra manera quedarían impuestos dentro de la persona, teniendo el riesgo de producir frustración.

Principales autores

Uno de los primeros en combinar la historia del arte junto con la psicología fue Heinrich Wölfflin (1864-1945), un crítico e historiador de arte suizo, el cual se tomó la labor de intentar demostrar que la arquitectura podía ser capaz de ser comprendida del una perspectiva psicológica.

Otro autor destacado dentro de la psicología del arte fue Wilhelm Worringer, el mismo proporcionó algunas justificaciones teóricas para el arte expresionista. Por otro lado, la perspectiva de esta rama del psicólogo Lev Vygotsky (1896-1934) es una de las más reconocidas, así como las teorías de Richard Müller-Freienfels.

Durante el siglo XX hubieron numerosos artistas que empezaron a ser influenciados por la perspectiva psicológica, la cual destacaban psicólogos como Naum Gabo, Paul Klee, Wassily Kandinsky y algo así como Josef Albers y György Kepes.

Por otro lado, en Estados Unidos, las premisas filosóficas de la psicología del arte tomaron fuerzas y se les proporcionó importancia política en el trabajo de John Dewey. De esta forma, su arte como experiencia fue dado a conocer en el año 1934, este hecho sirvió de base para las revisiones significativas de las prácticas docentes, centrándose tanto en el jardín de niños como en la universidad.

Manuel Barkan, director de la Escuela de Educación Artística de Artes Plásticas y Aplicadas de la Universidad Estatal de Ohio, fue uno de los muchos docentes que se vieron influenciados por las perspectivas de Dewey. El mismo argumenta en su libro Los Fundamentos de la Educación del Arte (1955), que la educación estética de los niños los ayuda a prepararse para una vida de democracia compleja.

El crecimiento de la psicología del arte se dio entre los años 1950 y 1970 lo cual coincide también con la expansión de la historia del arte y los programas de los museos. Adicional a esto, para aquel entonces la psicología Gestalt tuvo una mayor importancia.

La terapia artística está basada en múltiples teorías de la psicología del arte con el objetivo de unificarlas dentro del contexto de la reparación del yo. Asimismo, el marketing también tomó algunas lecciones de la psicología del arte para utilizarlas en el diseño de las tiendas, así como en la ubicación y el diseño de productos comerciales.

Es válido resaltar que la psicología del arte está en contra de la posición del psicoanálisis freudiano, esto se debe a que su postura estaba guiada a la reducción. Sigmund Freud alegaba que la creatividad era un medio alternativo de la neurosis, viéndola como un mecanismo de defensa contra los efectos negativos de las neurosis, es decir, la creatividad y más el proceso creativo era una medida que tomaba la menta para volver un pensamiento negativo en algo socialmente aceptado.

En la década de 1970, el foco de la psicología del arte en la academia comenzó a menguar, los artistas empezaron a mostrar más interés en el psicoanálisis y el feminismo. Mientras que los historiadores del arte y la arquitectura, criticaron la psicología por ser una rama anti contextual y culturalmente ingenua.

Igualmente, para aquel entonces había empezado el auge de la teoría de la personalidad, sobre todo en relación con la obra de Isabel Briggs Myers y Katherine Briggs por lo que comenzó el estudio acerca de la personalidad en relación al arte. los psicólogos Patricia Dinkelaker y John Fudjack fueron los responsables en estudiar la relación entre los tipos de personalidad de los artistas y las obras de arte, la perspectiva del arte como un reflejo de las preferencias funcionales asociadas con el tipo de personalidad y la función que posee el arte dentro de la personalidad.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Arquitectura de la antigua Grecia y Arquitectura de la antigua Roma

(Visited 9 times, 1 visits today)