Prótesis, función y sus avances a lo largo de la historia

Una prótesis se entiende como una extensión artificial creada para sustituir o también dar una parte del cuerpo que no está por diferentes motivos. En el artículo de hoy ahondaremos sobre este tipo de piezas, haciendo un importante hincapié en la historia de la misma.

prótesis

¿Qué es una prótesis?

La prótesis se define como una estructura artificial que cumple con la tarea de reemplazar una parte del cuerpo faltante o que en cuyo caso la misma no funcione de la manera más apropiada. En líneas generales, se trata de una extensión que se posiciona en el cuerpo utilizando para ello una serie de procedimientos quirúrgicos.

El origen que tienen las prótesis en el ser humano tiene sus inicios en la antigüedad, dado que durante muchos años, el hombre se siempre ha buscado la manera de sustituir las partes que no posee con propósitos variados, tanto funcionales como estéticos.

Resulta importante tener en cuenta que los mismos dispositivos que se encargan de descargar peso, o brindan apoyo mecánico como por ejemplo los bastones, muletas o andaderas no entran en la categoría de prótesis, puesto que ellos conforman un grupo particular de elementos que se les conoce como Ortesis.

A manera de resumen, se puede indicar que una prótesis es un dispositivo artificial que se integra al cuerpo con el propósito de sustituir un órgano o extremidad faltante, así como un reemplazo de alguna extremidad no funcional. El objetivo esencial de este tipo de artefacto es que desempeñe un rol muy semejante a la parte del cuerpo ausente.

De una misma manera, en el mundo existen una gran variedad de modelos de prótesis que pueden reemplazar diversas estructuras del cuerpo de una persona, dependiendo del problema el especialista determina cual será la prótesis más adecuada.

Por lo general, las más conocidas son aquellas que se emplean en el ámbito odontológico, este tipo se encargan de reemplazar aspectos faltantes de las dentaduras, el nombre que reciben estas prótesis es “puentes”. En las situaciones donde la persona no posea una dentadura completa, se realiza un dispositivo completo y removible para su limpieza.

Historia de las prótesis

La evolución que han tenido estos dispositivos es muy extensa y llena de historia, desde sus comienzos primitivos, pasando por un presente sofisticado y hacia un brillante futuro. Así como en cualquier otro ámbito de investigación, muchas de las ideas han sido estudiadas y desarrolladas a profundidad, como el pie de posición fija, mientras que otras han sido olvidadas y dejadas de lado, como el uso de hierro en las prótesis.

Para poder profundizar acerca de la larga historia de las prótesis, en el presente apartado realizaremos un recorrido de las épocas más importantes en donde ocurrieron grandes evoluciones de desarrollo para estos dispositivos.

prótesis

Orígenes

Los egipcios fueron los primeros en tratar con las prótesis. Los mismos realizaban extremidades a base de fibras, y se piensa que su uso era por la sensación de “completitud” más que por la función principal. No obstante, en la actualidad investigadores descubrieron en una momia egipcia lo que se cree que fue el primer dedo del pie en prótesis, que parece haber sido funcional.

Edad media

Durante la edad media hubieron pocos avances en el área de las prótesis, además del gancho de mano y la pata de palo. Gran parte de las prótesis que se desarrollan en aquel periodo eran empleadas para ocultar deformidades o heridas producidas en el campo de batalla.

A un caballero se le otorgaba una prótesis que solo funcionaba para sostener un escudo o para calzar la pata en el estribo, muy poca atención se le daba a su funcionalidad. Fuera del campo de batalla solamente las personas más ricas eran las que podían costear una pata de palo o un gancho de mano para las funciones diarias.

De una misma manera, era muy común que los comerciantes, incluidos los armeros, diseñaran y crearan extremidades artificiales. Las personas de otros oficios contribuían también al diseño de estos artefactos, sobretodo los relojeros, que eran buenos para solucionar los problemas en cuanto a la funcionalidad.

prótesis

Siglo XVI

En el año 1508 se realizaron un par de manos automatizadas de hierro destinadas al mercenario alemán Götz von Berlichingen luego de perder su brazo en la batalla de Landshut. El manejo de las manos era posible al fijarlas a la mano natural y moverlas soltando una serie de mecanismos de liberación y resortes, mientras que su suspensión era con correas de cuero.

Llegando al año 1512, algunos cirujanos de Italia viajaron a Asia para tomar apuntes de un amputado bilateral de extremidad superior que era capaz de retirarse el sombrero, abrir su cartera y firmar. En este sentido, también se rumoreaba acerca de un brazo de plata elaborado para el almirante Barbarossa, quien luchó contra los españoles en Bougie, Algeria, para un sultán turco.

Durante esta siglo lo más estudiado era sobre las personas amputadas luego de llegar de la guerra, las mismas requerían de un artefacto más sofisticado para realizar sus tareas diarias. Es por este motivo, que este periodo se considera clave para la evolución de la movilidad de las prótesis.

Adicional a esto, también surgió un dispositivo que se posicionaba en la parte alta de la rodilla que le permitía a la misma flexionarse y una prótesis de pie con una posición fija, un arnés ajustable, control de bloqueo de rodilla y otras propiedades por parte de la ingeniería que se utilizan en los dispositivos actuales.

En un mismo sentido, otro aspecto relevante surgió que cambiaría la manera en la que se concebían las prótesis fue la utilización del cuero, papel y pegamento en lugar de hierro pesado como materiales principales en la elaboración de los artefactos.

Siglo XVII al XIX

En el año 1696, el doctor Pieter Verduyn creó la primera prótesis por debajo de la rodilla sin mecanismo de bloqueo, lo que más tarde fue empleado como la base para la creación de los dispositivos actuales de articulación y corsé. Para 1800, el londinense James Potts elaboró una prótesis a partir de una pierna de madera con encaje, una articulación de rodilla de acero y un pie articulado manejado por tendones de cuerda de tripa de gato desde la rodilla hasta el tobillo.

Por otro lado, en 1843 Sir James Syme descubrió una nueva manera de amputación de tobillo que no implicaba amputar a la altura del muslo. Este hecho fue bien recibido dentro de la comunidad de amputados, ya que representaba una posibilidad de volver a caminar con una prótesis mejor adaptada.

Tres años más tarde, el cirujano Benjamin Palmer contribuyó a este campo proporcionándole a los amputados una prótesis que tuviera una mejor calidad en cuanto a su mantenimiento. Para esto a los diseños ya existentes se les añadió un resorte anterior, un aspecto suave y tendones escondidos para simular un movimiento natural.

En 1863, el siguiente paso fue la creación de un modelo hecho con encaje de succión, una rodilla policéntrica y un pie multiarticulado. Mas tarde el siguiente avance fue la utilización del material del aluminio en lugar de acero para hacer que las extremidades fueran más livianas y funcionales.

No obstante, la prótesis más liviana no fue creada hasta el año 1912, cuando Marcel Desoutter, un famoso aviador inglés, perdió su pierna en un accidente de avión y realizó la primera prótesis de aluminio con la ayuda de su hermano Charles, que era ingeniero.

Actualmente

A medida que transcurría la Guerra Civil Estadounidense, el número de amputaciones seguía incrementándose, esto obligó a los estadounidenses a entrar en el campo de las prótesis. James Hanger, uno de los primeros amputados de la Guerra Civil, creó lo que más tarde se conoció como la “Extremidad Hanger”, elaborada con duelas de barril cortadas.

Personas como Hanger, Selpho, Palmer y A.A. Marks fueron los responsables que este campo se extendiera y se fuera evolucionando, por medio de los perfeccionamientos que impusieron en los mecanismos y materiales de los dispositivos de la época.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, los veteranos estaban inconformes por la calidad de sus artefactos, por lo que exigieron nuevas mejoras a sus dispositivos. El gobierno de los EE.UU realizó un trato con las compañías militares para que mejoraran las funciones de las prótesis en lugar del armamento.

A partir de este trato, se sentaron las bases para el desarrollo y evolución de las prótesis modernas. Hoy en día, los dispositivos son mucho más livianos y los materiales empleados son los plástico, aluminio y otros compuestos para proporcionar a los amputados dispositivos más funcionales.

En un mismo sentido, también las prótesis están hechas a la medida del paciente, el advenimiento de los microprocesadores, los chips informáticos y la robótica en los nuevos dispositivos permitieron que los amputados llevaran un estilo de vida mucho más funcional. Igualmente, otro punto a destacar de los nuevos avances es la realidad que le proporcionan al emplear fundas de silicona.

Materiales que se utilizan en prótesis

Dentro del campo de las prótesis, los componentes metálicos suelen ser aquéllos hechos por uno de los muchos distribuidores de componentes para los dispositivos. Pueden ser rodillas, pilones, tobillos y rotadores, por nombrar algunos. Por lo general, se pueden encontrar diversos modelos de aluminio, acero inoxidable y titanio de estos componentes.

El aluminio, es considerado como uno de los materiales más ligeros a emplear, más liviano que el acero. No es un material muy duro, sin embargo, dependiendo del uso que se le de resulta muy funcional. Algunas de las prótesis de rodillas se fabrican de aluminio, puesto que requieren que sean lo más ligeras posibles. La gran mayoría son muy resistentes y duraderas, esto se debe a la geometría de la rodilla y al material utilizado.

El acero es un material utilizado debido a su duración, pero también es uno de los más pesados. Ya que el acero es resistente, habitualmente es empleado para fabricar pequeños componentes que pueden valerse más de la resistencia del material que del tipo de diseño.

En un principio, las pequeñas unidades de rodilla que se usaban para las prótesis endoesqueléticas eran hechas por este material. De una misma manera, a pesar de que es un material muy pesado, en realidad se requiere poco del mismo para realizar las prótesis de la rodilla.

Otra alternativa en cuanto a los materiales es el titanio, puesto que el mismo es resistente y liviano. Su principal desventaja es el alto costo que tiene. Muchos de los componentes endoesqueléticos fueron realizados en un primer momento con acero pero hoy en día se reemplazó al titanio.

Tipos de prótesis

Una vez ya habiendo conocido a detalle todo lo referente a este tipo de dispositivos, lo más apropiado es realizar una descripción detallada de los tipos de prótesis que existen en el mercado. En este aparto se procede a explicar los dos tipos más relevantes que se encuentran actualmente.

Exoprótesis

Este tipo de prótesis se utiliza para la sustitución parcial o total de un aparato musculo-esquelético, por amputación. La colocación o remoción de estos modelos no requiere medios quirúrgicos y por lo general son empleados para la rehabilitación biomecánica o la restitución anatómica que permita una adecuada integración al medio laboral y social.

Dentro de este tipo de prótesis se encuentran otros dos subtipos: Prótesis endoesquelética y prótesis exoesquelética. La primera está conformada por componentes o módulos que son regularmente de tipo endoesquelético, en los cuales el eje puede tener una cobertura estética moldeada y acabada de manera que se asemeja a la extremidad perdida.

Por otro lado, el segundo subtipo es una prótesis fabricada de una cubierta exterior dura y hueca, creado principalmente para ser un soporte del peso. Las mismas son las que siguen el contorno del segmento amputado.

Endoprótesis

A diferencia del anterior tipo de prótesis, este modelo se incorpora por medo de una cirugía, se anclan al hueso y su función principal es la de sustituir una articulación dañada por artrosis o traumatismo.

Es un elemento o conjunto de elementos que se encarga de sustituir una estructura anatómica, que se posiciona en la articulación dañada y que una vez colocaba permite la movilidad completa eliminando el dolor. El material principal que se utiliza para las aleaciones metálicas suele ser el cromo, cobalto o bien de titanio, esto con el fin de impedir el deterioro a causa de los líquidos que hay en el cuerpo. Este tipo de prótesis se colocan mayormente en el hombro, cederá, rodilla y tobillo.

Al igual que el anterior modelo, las prótesis d este estilo tienen tres subtipos: Prótesis cefálica o de recubrimiento, prótesis total y prótesis total invertida. El primer tipo se utiliza en el caso de que la persona tenga un cartílago articular conservado, por lo que solo es necesario el recambio de la superficie articular.

Por otra parte, el segundo modelo consiste en reemplazar las superficies articulares con artrosis por una bola de metal pulida que se une con el vástago en el cuerpo del hueso, y por un cuenco de plástico en el otro hueso de la articulación. Mientras que el tercer modelo se utiliza en pacientes que tienen una artrosis severa por una rotura total de ligamentos o como una prótesis anterior que no ha tenido éxito.

Prótesis dentales

Las prótesis dentales son un dispositivo creado para reemplazar los dientes perdidos. Los dientes constituyen una parte fundamental en la apariencia de cualquier persona. Cuando ya no están en la boca de alguien, esto representa un decline de su confianza y autoestima.

En el caso de dejar una boca sin dientes se puede correr el riesgo de un mal oclusión y una serie de otras condiciones adversas y cambios físicos. Es por esta razón que cuando una persona se encuentra en esta clase de circunstancias es necesario a un especialista para elegir la prótesis dental más adecuada según la gravedad.

De esta manera, existen muchas variedades de dispositivos, entre ellos se puede mencionar la prótesis dental fija que es igual que cualquier otro tipo se prótesis que se puede implantar en un estudio de dentista y no se retira por el paciente. La ventaja que tiene este modelo que se asemeja lo más posible a los dientes naturales y se cuida igual como los dientes naturales.

Por otro lado las prótesis dentales que son hechas a base de puentes dentales tienen la función de sustituir uno o más dientes. Este tipo de dispositivos suelen estar hechos por los mismos materiales como las coronas dentales, la principal diferencia entre ellos es que los puentes están formados por un mínimo de dos coronas. En estas situaciones, el puente se cementa sobre los dientes adyacentes a los dientes que faltan.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: arquitectura minimalista y arquitectura del Barroco

(Visited 86 times, 1 visits today)