La arquitectura minimalista, sus características, diseños y colores

La arquitectura minimalista es el estilo que busca la sencillez y simplicidad en todos sus espacios a través de formas lineales, liberando a las estructuras de decoraciones y ornamentos excesivos, logrando que sean más prácticas y funcionales, el estilo minimalista busca reflejar el equilibrio, la solidez y la elegancia tanto en la parte exterior como en la parte interior en las construcciones. A continuación te invitamos a conocer un poco más sobre esta interesante expresión de la arquitectura contemporánea.

ARQUITECTURA MINIMALISTA

¿Qué es la arquitectura minimalista?

La arquitectura minimalista es la tendencia del diseño moderno de abandonar a la arquitectura de decorados, ornamentaciones o embellecimientos exagerados.

A través de la arquitectura minimalista se hace énfasis en la estructura, sus formas, el espacio y los elementos a utilizar,  con el objeto de manejar equilibradamente  los elementos ambientales, tales como la luz, el clima, el entorno y el medio ambiente, a través de este estilo se pretende buscar una comunicación dinámica y racional entre todos los elementos para aprovechar de una manera simple todos los espacios.

Por medio de la arquitectura minimalista se busca que los espacios sean tranquilos, atractivos, neutrales y armónicos, con el principal objetivo de mejorar la calidad de vida. Por medio de este estilo se impulsa e inspira el diseño de estos tipos de espacios, donde se interpone el uso de materiales naturales, las condiciones sencillas y proporcionadas y la percepción de áreas más amplias, libres, tranquilas y equilibrados con el ser humano y la naturaleza.

ARQUITECTURA MINIMALISTA

Características

En la arquitectura minimalista el fin primordial es lograr la simplicidad con la aplicación del diseño de manera armónica, aplicando los materiales adecuados, para transmitir funcionalidad, armonía, luminosidad y tranquilidad, a continuación, te señalamos algunas características de este tipo de arquitectura:

Precisión en los acabados,  se busca un acabado limpio de esencia natural al  diseño arquitectónico, buscando ajustarse a los medios disponibles para materializar una construcción final que sea sencilla pero funcional.

Simplicidad en las formas, la arquitectura minimalista utiliza la geometría con líneas rectas, los planos son sencillos y continuos haciendo énfasis en espacios abiertos, con el objeto permitir la integración con el medio ambiente sin obstáculos, haciendo aberturas naturales a las puertas, ventanas y fachadas .

Revestimientos y acabados sencillos, se utilizan revestimientos simples pero de calidad, que proporcione un atractivo visual y sensorial, haciendo énfasis en el establecimiento para el uso de materiales lisos continuos.

ARQUITECTURA MINIMALISTA

Espacios abiertos llenos de luz, en la arquitectura minimalista éste criterio es el esencial, ya que la luz natural suministran una percepción de amplitud, permitiendo que los espacios sean cálidos y cómodos,

Áreas comunes planas y abiertas, tanto en éstas áreas como en las privadas los colores a utilizar serán claros y neutrales que suministren una sencillez y sensación de calma, todas las zonas deberán  despejadas sólo con el mobiliario necesario, los accesorios deben ser funcionales para el mejor movimiento de sus usuarios, de manera que se permita una circulación libre.

Decoración sencilla, caracterizada por acabados básicos en los gabinetes, escaleras y otras área, de manera que se minimiza el ruido visual que se crean con los accesorios de manijas, agarraderas y parales, los accesorios utilizados para las ventanas deben ajustarse al entorno,  por los que las mismas tienen que integrarse de manera natural a las  paredes,  como por ejemplo instalar ventanas al ras de las articulaciones de material del  revestimiento, de manera que éstas sean parte de las fachada.

Protagonismo de las Fachadas, estas se destacan por su simplicidad, serenidad, sobriedad y líneas geométricas rectas, donde la ornamentación excesiva en sus espacios no tiene cabida.

La desmaterialización de las estructuras, este  estilo  arquitectónico está relacionado con la desaparición o invisibilización de los materiales utilizados, por este sentido  la infraestructura se mimetiza o camufla con su entorno y esta situación se presenta cuando el diseño están incluidos materiales como el vidrio, el concreto, la piedra y el acero, que hace que las edificaciones tomen una estética en la desaparición.

ARQUITECTURA MINIMALISTA

Historia arquitectura minimalista

El surgimiento de la denominación de arquitectura minimalista surgió a finales de los años de 1960 en la ciudad de Nueva York – Estados Unidos, sin embargo sus orígenes fueron en Europa por medio del  arquitecto alemán Mies Van der Rohe,  cual indicaba “menos es más”, Van der Rohe plasma sus primeras ideas sobre la importancia de las simplicidades de las formas geométricas durante su fase como director en la Escuela de Arte y Diseño de la Bauhaus, en Alemania, a finales de los años 30.

A causa de la Segunda Guerra Mundial, Mies Van der Rohe, se traslada a Estados Unidos, allí ya era conocido como un diseñador y arquitecto. En los años de 1960 se produce en Nueva York un movimiento artístico de arte mínimo y geométrico. Él considera que no es el único que influenció en este estilo de diseño en el cual el racionalismo y funcionalidad son los protagonistas y se desarrollaron unos criterios simples de construcción, con el empleo de la desmaterialización en el cual se les dio preponderancia a los materiales puros como el vidrio, el cobre, el acero, entre otros, a fin de camuflar o mimetizar los edificios.

El estallido de la arquitectura minimalista surgió en la década de los años 1980 especialmente en Nueva York y Londres, ya que a través de éste estilo de arquitectura se pretendía escapar del anarquía de la vida urbana, presentes en el tráfico, la publicidad que invadía las edificaciones, los enormes edificios  en los cuales había una heterogeneidad en sus diseños y por medio de esa arquitectura  se buscaban el equilibrio que el ser humano se merece.

Diseño de interior minimalista

La arquitectura minimalista se manifiesta por la creación de espacios abiertos y sencillos, donde lo colores neutros y las líneas geométricas son  los protagonistas, por lo que el diseño interior  minimalista es sumamente importante,  ya que se busca crear ambientes calmados y relajados. En este sentido vamos a mencionar algunas consideraciones que se deben de tener en cuenta:

La arquitectura estructural debe estar por encima de la decoración, por lo que se deben  reducir al mínimo los elementos decorativos, se pueden colocar uno o dos cuadros, pero más no es necesario. Una pared no debe soportar muchos elementos decorativos, un espejo grande, una pared revestida de piedra o un par de elementos son más que suficientes, igualmente no se deben colocar estos tipos de decoración en todas las paredes con una es suficiente.

Los pasamanos de las escaleras deben ser simples, se prefiere la utilización de materiales como el  acero inoxidable, el cristal o madera los mismos no deben estar ornamentados.

Las áreas públicas deben ser los más abiertos posibles, donde todo quede expuesto a simple vista y que éstos tengan contacto con el exterior a través de ventanales o puertas de cristal, evitando que éstas últimas tengan barreras arquitectónicas que limiten la visualización.

Cuando se requiera crear división se utilizarán preferiblemente separaciones con cristal o material  translúcidos que permitan el paso de la luz pero que de intimidad al espacio privado,  aunque es un espacio privado el mismo no debe marcar fuertemente la sensación de espacio cerrado.

El mobiliario debe ser austero, simple de líneas rectas, que no posean adornos superfluos, que permitan llevar el orden del área, los mismos no deben quitarle el protagonismo a la edificación, hay que evitar el uso excesivo de mobiliarios sólo los necesarios e imprescindibles, éstos tampoco deben ser grandes y pesados. Los muebles estilo moderno y orientales combinan muy bien con este estilo.

En los espacios para la cocina los muebles deben ser sólo para el área del piso se limitan un poco los gabinetes en las paredes ya que le quita protagonismo a la estructura, se sugieren que los mismos sean anchos, los tiradores de las gavetas se deben reducir al mínimo posible, se sugiere los gaveteros tipo touch que son los que se abren al contacto.

La luz es determinante es este tipo de arquitectura minimalista, se debe potenciar el uso de la luz natural ya que por medio de ella se amplían  sensorialmente los espacios, además de aportar calidez al ambiente. Para esto se puede utilizar grandes ventanales, puertas de cristal, claraboyas entre otros elementos. Si hay algún espacio que no se pueda incluir la luz natural o en las horas nocturnas se deberán utilizar lámparas discretas, esto no quiere decir que se puedan utilizar una o dos lámparas decorativas, pero se deben de tomar en cuenta que las mismas deben ser de forma geométricas y simples.

Materiales utilizados

La arquitectura minimalista apuesta por la utilización de materiales en estado puro como la madera con sus vetas  naturales, el vidrio, el aluminio, el acero, la piedra o el mármol, para los pisos se recomienda la madera, para los baños y cocinas el acero para los equipos de cocina y el mármol para las encimeras y algunas paredes. Para los baños los pisos y paredes pueden utilizar materiales como el mármol o mosaicos los cuales deben ser de colores neutros dándole preferencia al color blanco o beige, se puede utilizar el cristal para la separación en la ducha, el acero para las griferías, espejo y mucha iluminación, las piezas del baño como lavamanos, bañera y sanitarios deben ser de color blanco.

Las telas utilizadas para el estilo minimalista deben de tener diseños geométricos, se debe evitar las telas estampadas y floreadas de colores brillantes y con arte barroco, se deben optar por telas rústicas como el lino o la lona, las cortinas deben ser preferiblemente blancas de línea recta, aunque si no se colocan es mejor ya que el contacto con el entorno es de manera directa.

Colores utilizados

Los colores utilizados en la arquitectura minimalista, son los colores blancos, beige y las tonalidades de  grises  son los más  indicados, hay que inspirarse en uno o dos tonalidades, estos tonos dan luminosidad, la sensación de espacios amplios, invitan a la relajación y dan armonía y potencia el protagonismo de la arquitectura de la edificación, sin embargo si desea un color llamativo puede utilizar una alfombra o unos cojines o cualquier otro elemento, pero sin abusar en la cantidad, es sólo un toque de distinción y elegancia.

Ventajas y Desventajas de la arquitectura minimalista.

Las ventajas de la arquitectura minimalista está orientada a la reducción y simplicidad de los elementos arquitectónicos, lo que influye en la economía de los materiales a ser utilizados lo que permite una reducción de los costos de construcción, este tipo de construcción interactúa con el ser humano ya que la misma potencia la relación con el ambiente trayendo paz y armonía. Otro aspecto que le da ventaja a este estilo de construcción es la utilización de materiales más estables y los cuales tiene una vida útil más larga en el tiempo, lo que le da mayor durabilidad a las edificaciones .

Las desventajas son mínimas y ésta depende de cada persona y sus gustos, ya que este estilo es muy simple y no es del agrado de muchos, otro aspecto a destacar es que a veces este estilo arquitectónico  es su parte externa no encaja en su entorno por lo cual a las personas les parece antiestético.

 

(Visited 22 times, 1 visits today)