El Panteón de Agripa, un antiguo templo romano construido por Adriano

El Panteón de Agripa es un antiguo templo que se encuentra ubicado en Roma mandado a edificar bajo el mandato del Emperador Romano Adriano. En el artículo de hoy nos dedicaremos a realizar un recorrido acerca de todo lo referente a esta construcción, su historia, arquitectura y mucho más!

panteón de Agripa

Historia del Panteón de Agripa

La edificación del Panteón de Agripa se le ha atribuido al general y amigo íntimo del primer emperador romano, Marco Vipsanio Agripa, un militar responsable de los éxitos de César Augusto. En un mismo sentido, también fue conocido como realizar construcciones y festivales de arte en la ciudad de Roma, tanto era un empeño que el emperador Augusto se dedicó a dejar la ciudad embellecida al emplear mármol.

Según la historia de esta edificación, años después Agripa construyó el primer edificio original del Panteón de Agripa, esto con el fin de conmemorar la lucha entre Marco Antonio y Cleopatra en el año 31 a.c. A pesar de esto, la construcción fue destruida por completo a causa de un incendio que tuvo lugar en el año 80.

La reparación del Panteón de Agripa se llevó a cabo en las manos del emperador Domiciano, no obstante, fue destruido de nuevo en el año 110 durante el mandato del emperador Trajano por un rayo que impactó en la parte superior de la estructura.

Luego de esto, este panteón sufrió repetidas modificaciones por diferentes emperadores romanos, entre los cuales se puede mencionar a Antonino Pío, a Septimio Severo en el año 202 y a Urbano VIII Barberini, este último se encargó de quitar todo el revestimiento de bronce y las columnas salomónicas, pero sin afectar la esencia en sí misma.

Una vez entrados en el siglo VII, el Panteón de Agripa fue entregado al emperador bizantino Focas, puesto que existían amenazas sobre otra destrucción durante la edad media, al papa Bonifacio IV en el año 608.

Desde ese momento se convirtió en el primer templo pagano en transformarse en iglesia cristiana, y en mantenerse en pie. En este sentido, el templo que le rezaba culto a todos los dioses terminó dando rezos a la virgen de todos los mártires o en italiano Sancta Maria ad Martyres.

Ya en el siglo XIV este panteón fue utilizado como una fortaleza y luego como un mercado hasta el siglo XV, donde fue llenado con arte en pinturas, años más tardes se le añadió dos campanarios que fueron eliminados en el año 1893.

¿Cuándo fue construido?

El Panteón de Agripa se construyó completamente durante el reinado del emperador Adriano. No obstante, su nombre no aparece en las escrituras del edificio puesto que Adriano rechazó que se le mencionara en cualquier obra que él mandara a edificar, algo contrario al anterior emperador Trajano.

panteón de Agripa

Los historiadores determinaron que las marcas de fabricación de los ladrillos encontrados corresponden al periodo entre los años 123 a 125, lo que da la suposición que el panteón fue inaugurado por el emperador mientras estaba en la capital durante los años 125 y 128. A pesar que se desconoce quién fue el arquitecto, la historia le atribuye este hecho a Apolodoro de Damasco.

Arquitectura del Panteón de Agripa

El Panteón de Agripa destaca por ser una de las mejores demostraciones de arquitectura italiana y el poderío de la Roma imperial, tanto ha sido su relevancia que muchos artistas lo han utilizado como inspiración de sus obras durante la época del renacimiento y para otras edificaciones de cúpula con pórtico.

De esta manera, para el momento de su edificación este edificio constituyó una de las más grandes construcciones innovadoras, esto se debe a la gran sala redonda con un pórtico rectangular. En un mismo sentido, entre las medidas del Panteón de Agripa, se debe tener presente que posee una cúpula de 43,44 m de diámetro de hormigón, considerada como la más grande hecha en la historia.

Por otro lado, y a diferencia del estilo religioso helenístico hallado en algunas de las edificaciones griegas y romanas que constaban de cuatro entradas de ingreso. La entrada para acceder al pórtico de este panteón solo tiene una vía, de esta forma pasa a convertirse como la primera iglesia cristiana.

panteón de Agripa

Adicional a esto, como ya se mencionó tiene una planta circular, lo cual era muy habitual para la época, sin embargo, las dimensiones utilizadas para construirla fueron totalmente diferentes a las que se empleaban para aquel entonces.

De una misma manera, el Panteón de Agripa se encuentra separado en tres áreas: el pórtico que posee un estilo muy similar a las edificaciones griegas, las columnas que tienen la función de brindar un sostén a todo el entablamento y gracias a su tamaño da paso de la luz al recinto circular hasta su principal característica, la enorme cúpula constituida por cinco filas de adornos huecos que se encuentran en la bóveda.

Otra característica de esta construcción es la falta de soporte, lo cual brinda libertad y un enorme espacio en el recinto, todo esto se debe a la utilización de casetones, que ayudan a soportar todo el peso de la cúpula. Todos estos detalles en su construcción tuvieron su finalidad, convertir este edificio en un templo que le rindiera devoción a todos los dioses romanos.

A pesar de esto, por medio de la ingeniosa construcción también era posible mostrar respeto y acercar más al hombre, en especial al emperador a las divinidades Sol, Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, y Saturno.

La cúpula también cuenta con una pequeña abertura a la que se le denomina como óculo central, lo cual la convierte como la única con la capacidad de crear el efecto de luz cetina, una ilusión de dar un aspecto diferente durante el día y la noche.

En lo que respecta a los materiales implementados, en su mayoría en panteón esta hecho de hormigón, un recubrimiento que cumplía con los planes de diseño del emperador Augusto de tener un recinto libre de obstáculo y que soportara el peso del Panteón de Agripa.

La cúpula

La cúpula del Panteón de Agripa está posicionada sobre un muro cilíndrico de la rotonda, con un radio de 21.6m. Su espesor es de 6 metros y descansa sobre un anillo de cimentación con un grosor de 7.3 m.

En ella se pueden observar cinco filas de caseto, las cuales van disminuyendo su tamaño a medida que se van acercando al óculo de 9 mts de diámetro, el cual está adornado por una cornisa de bronce, según se puede apreciar en la última fila de los casetos.

En este sentido, el recinto debía ser capaz de soportar el peso de la cúpula de 5.000 toneladas, por lo que los muros están hechos con ladrillos de un espesor 6,2 metros y arcos empotrados y cavidades recubiertas de mampostería.

A pesar de esto, el verdadero reto era la forma circular de la misma, el equilibrio o la repartición de tensiones y la iluminación en el lugar. De esta manera, la solución a todos estos problemas fue el abrir un agujero en medio de la enorme cúpula, llamado óculo que se localiza a cinco hileras concéntricas huecas con forma geométrica, que tienen la función de reducir el peso del Panteón.

Igualmente, seis pilares son los principales responsables de sostenerla y se mantienen ocultos dentro de las paredes cilíndricas. Los materiales de trabajo para esta edificación cumplieron un papel importante para su construcción ya que permitió que el panteón fuera ligero. El material central como ya se ha mencionado fue el hormigón, el cual era novedoso para aquel entonces y que sabían dominar perfectamente los romanos.

Este material consistía en la combinación de piedras volcánicas que estuvieran constituidas por sílice y alúmina, para así darle una resistencia mayor. Con el objetivo de dar estabilidad a la cúpula, se fue reduciendo el diámetro de la misma y el aligerar el material cada que se ascendía.

El pronaos

En la parte externa se encuentran dieciséis columnas en donde se ubica el pórtico con ocho lisas en el frente y cuatro en los laterales del edificio, lo que se le denomina pronaos, nombre que se le atribuía a las fachadas de los templos griegos como el que se encuentra en la ciudad de Agrigento.

Adicional a esto, también se observan cinco escalones en la entrada del Panteón de Agripa, los cuales fueron hechos por la elevación de 1,32 m que tiene el pronaos al verse con el nivel de la plaza. En lo que respecta al material utilizado, se empleó granito egipcio.

De una misma manera, también se pueden observar vestigios de estatuas posiblemente de bronce apostilladas en la parte frontal del templo. En la actualidad solo pueden verse los orificios donde estaban ubicadas. Por otro lado, en la parte interna del  pronaos se encuentran tres naves, se les otorga este nombre por el espacio que guardan para generar dos columnas.

La primera de estas y también la más grande da entrada al interior del Panteón a través de una enorme puerta de bronce, y la segunda termina en dos nichos que son huecos que se forman por un arco semicircular que está acoplado en el muro. En estos dos nichos se encuentran dos estatuas de Agripa y Augusto.

De una misma manera, el techo es de dos aguas, lo cual se empleada habitualmente en los templos que se encontraban soportados por armaduras de maderas originalmente de bronce. Por otra parte, la cobertura original estaba recubierta igualmente de un bronce dorado pero que fue extraído aproximadamente en el año 655 por plomo.

Lo cual ocurrió por la extracción masiva y robo de casi todos los componentes de bronce que adornaban el lugar, este hecho tuvo tanta relevancia que el propio papa Urbano VII dio la orden de fundirlas con el objetivo de utilizarlas en la edificación del baldaquino de San Pedro.

El interior

Al ingresar al Panteón de Agripa, se pueden apreciar tres niveles en donde el primero posee siete nichos que tenían la tarea de dar homenaje a los sietes dioses. Las salas están enmarcadas con pilares con una moldura de piezas encima de ellas por toda la zona, y en el interior de estas se encuentran pequeños edículos o relicarios con figuras en ellos.

Por otro lado, el segundo nivel es a partir de las molduras hasta la saliente de la bóveda que separa ambas partes. En estas se pueden observar ventanas a lo largo de la cúpula, que coinciden de forma vertical con los nichos y las salas de los dioses.

Con respecto a las medidas de esta construcción del piso en la parte central, es decir encima del óculo, se posiciona 30 cm más alto que los demás, esto con el fin de impedir que la lluvia que ingresara en el recinto.

Panteón de Agripa en la actualidad

Hoy en día, el Panteón de Agripa es el edificio mejor cuidado en todo el mundo, brinda un perfecto equilibrio de armonía e inteligencia constructiva de la cual nadie se atrevió a realizar una obra similar hasta la llegada del Renacimiento, catorce siglos más tarde. El pintor Miguel Ángel se refirió al Panteón como una construcción con “un diseño angélico y no humano”.

En la actualidad, todavía se conserva el pavimento original de mármoles y en las capillas interiores, donde antiguamente se encontraban las estatuas de las divinidades, están puestas diferentes obras de arte. A partir del período del Renacimiento, fue utilizado como sede de la Academia de los Virtuosos de Roma sirviendo de sepulcro a grandes italianos como Rafael de Urbino y los reyes Vittorio Emanuele II, su hijo Umberto I y su esposa Margherita.

A pesar que con el paso de los años el Panteón de Agripa es considerado como un monumento histórico, sigue cumpliendo con la función de iglesia en la cual se celebran misas y especialmente matrimonios.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Pedagogía crítica y tipos de pedagogía

(Visited 122 times, 2 visits today)