¿Qué es una ortesis? su uso es dar asistencia al cuerpo

Una Ortesis es concebida dentro de la Organización Internacional de Normalización (ISO) como un instrumento de apoyo o bien un artefacto externo realizado para el cuerpo con el objetivo de modificar aspectos funcionales o estructurales del sistema neuromusculoesquelético. En el presente artículo abordaremos todo lo referente a este importante dispositivo, su historia, características resaltantes y más.

ortesis

¿Qué es una ortesis?

La palabra ortesis es es empleada con el propósito de definir todos aquellos dispositivos que sirven como ayuda, soporte y que se usan en el campo de la ortopedia. El significado de ortesis proviene del término griego orthos, que al ser traducido significa recto.

En el interior de este artefacto se encuentran algunos dispositivos que se encargan de arreglar el movimiento o alguna posición anormal deficiente del cuerpo, y que además ayudan a que el desplazamiento de las articulaciones sea más fácil.

Las ortesis incluyen férulas, aparatos, dispositivos, objetos técnicos, que su utilización este indicada para aquellas personas que posean dificultades para moverse a causa de un dolor constante, deformación o deficiencias en articulaciones, dificultades locomotrices y patologías similares.

Es por este que las ortesis son elementos de apoyo que por lo general se emplean con el fin de mejorar la condición de una articulación o parte del cuerpo inferior/superior concreta, como rodillas, espalda, tobillos, pies, pero a diferencia de las prótesis, este dispositivo no reemplaza ninguna parte del cuerpo, solo son un medio utilizado para la corrección.

En líneas generales, la misma brinda estabilidad a las áreas y articulaciones carentes de esta, ayuda a disminuir los dolores, corrige posturas, limita la capacidad de movimientos en articulaciones y partes del cuerpo sobre las que actúan y también contribuye con la cicatrización cutánea.

Este tipo de artefactos pueden estar diseñados de manera rígida o elástica, esto dependerá de la función a desempeñar. En algunas situaciones son recomendadas para inmovilizar y recuperar así un miembro o articulación afectada. No obstante, también son empleadas para devolver el movimiento, y por esta razón los materiales de ellas son muy diversos.

Historia de las ortesis

La historia de las ortesis tiene sus inicios casi al mismo tiempo que empezó a crearse las prótesis, esto se debe a que las mismas perseguían un fin común, brindar apoyo a quienes lo necesitaban. No obstante, en un principio (siglo XVI) las ortesis eran vistas como una armadura articulada hecha de hierro y madera, cuya función era la de corregir alguna deformidad de la persona.

Ya entrando en el siglo XIX, los cirujanos Delacroix, Gerby, Rigal y Duchene de Boulogne le añadieron una nueva función al modelo ya mencionado: un guante con lengüetas inextensibles (Prótesis muscular fisiológica). Esto lo hacen con el objetivo de reemplazar una función y hacer que exista una mayor movilidad para los músculos y articulaciones dañadas.

ortesis

Una vez acabado el siglo XIX y entrando en el XX para el año 1919, los doctores Maurice Giray, Beveret y Rieffel le otorgaron el nombre de prótesis funcional. De una misma manera, cuando se iniciaba ese siglo hubo un gran auge para el desarrollo de aparatos que empezaban a tener soporte tecnológico, pero con aspecto antiestético y traumatizante. Sin embargo, conforme fue evolucionando el campo de la metalúrgica y de los materiales plásticos, los diseños empezaron a modificarse dando origen a las férulas.

Hoy en día  existen una gran variedad de aplicaciones que se le pueden dar a las ortesis, además de estar integradas en programas destinados a realizar mejores adaptaciones y mecanismos de soporte para los músculos y articulaciones.

Características

Como hemos mencionado anteriormente, las ortesis por lo general tienden a ser vistas de igual manera que las prótesis, no obstante, realmente esto no es cierto, puesto que estas últimas poseen unas características específicas que no poseen las otras, las cuales son:

  • A diferencia de las prótesis, las ortesis dan una sensación de libertad para que los músculos y articulaciones puedan desplazarse de acuerdo a las exigencias del cuerpo.
  • El diseño que se realiza a estos dispositivos va acorde a la anatomía del paciente.
  • Las ortesis pueden ser empleadas dentro de los deportes de alto rendimiento, ya que poseen una gran resistencia.
  • No envuelven de manera completa la extremidad de la persona.
  • Permiten que los músculos realicen sus funciones de extensión y flexión, Igualmente, no permiten la hiperflexión del músculo.
  • Son fáciles y rápidos de colocar.

ortesis

En un mismo sentido, también las ortesis poseen propiedades específicas para cada parte del cuerpo que se puedan adaptar. En el caso de los hombros, estos dispositivos actúan como un sistema de bloqueo para restringir los movimientos inapropiados. Mientras de los que se colocan en el codo funcionan como un mecanismo rotatorio.

Materiales que se utilizan

A medida de que los tiempos avanzas, la tecnología también lo hace y entre ellos resalta el cambio de los materiales para la elaboración de las ortesis. Un primer material empleado es el polietileno, el mismo se puede encontrar en férulas, corsés, plantillas y prótesis provisionales.

Las ventajas principales que tiene este tipo de material es que brinda un soporte resistente pero también es ligero, por lo que no impide los movimientos. Sin embargo, el polietileno no es muy recomendable ya que genera alergias por el paso de sudoración del paciente, así como su fragilidad en sostener la fatiga del músculo.

Por otro lado, el polipropileno es otro material que se encuentra muy seguido en la elaboración de las ortesis, por lo general es empleado en estos dispositivos de marcha, corsés y encajes para las prótesis del área del fémur. En un mismo sentido, posee las mismas ventajas que el anterior material, pero también las desventajas.

Asimismo, el plastazote es otro material que se puede ver en las ortesis que se hacen para el soporte de los pies, o bien en la parte acolchada de las férulas. Es el material más indicado para este tipo de dispositivo, ya que permite una ventilación adecuada con una buena absorción de la humedad, resistente a la fatiga del músculo y un amortiguador ideal para los impactos.

La silicona al igual que las prótesis es un material empleado para la elaboración de ortesis como: Encajes blandos, plantillas, rodilleras, taloneras y alineadores de dedos. Al igual que el anterior material, es resistente y funciona como un amortiguador de impactos, sin embargo, puede llegar a producir alergia al paciente.

En un mismo sentido existen ortesis especiales que están hechas de acero y de acero inoxidable, esto se debe a que los mismos presentan una gran alternativa si lo que se requiere es un dispositivo muy duro y resistente. Por lo general, las ortesis de este material son realizadas para las rodillas pero son muy pesadas por lo que puede llegar a atrofiar el músculo.

Tipos de ortesis

Una vez habiendo explorado ha profundidad todo lo referente a este tipo de dispositivo de soporte, nos resulta pertinente mencionar y describir los diferentes tipos que hay según la necesidad del paciente. A continuación, hablaremos de los cuatro modelos mejor empleados.

Estabilizadoras

La ortesis estabilizadora están hechas con la función de mantener la zona de cuerpo a tratar lo más inmóvil posible. La misma se emplea en la mayoría de los casos de parálisis o para reducir alguna parte inflamada. A pesar de su funcionalidad, este tipo de ortesis generan algunos efectos secundarios, ya que desembocan atrofia muscular por inmovilización, es por esta razón que los especialistas recomiendan emplearlas el menor tiempo posible.

Funcionales

La ortesis funcional a diferencia de la estabilizadora, permite el movimiento de las partes y miembros del cuerpo tratados al integrar una parte elástica. Son muchos los tipos que se pueden encontrar bajo este modelo, pero la principal es la ortesis lumbar, desarrollada para tratar desviaciones y dolores lumbares.

Los corsés y fajas lumbares se realizan para ser semirrígidas y pueden ser usadas tanto de día como de noche, dado que tienen la función de reducir los dolores y deformidades, además de mantener inmovilizadas las vértebras.

Correctoras

La ortesis correctora están indicadas para la modificar las deformidades esqueléticas y por lo general, se utilizan durante la infancia, esto se debe a que se ha encontrado evidencia de que los resultados son mejores cuando se emplean durante esta etapa en la cual los huesos, músculos y cuerpo aún son cambiantes, pues están en desarrollo.

Protectoras

Las ortesis protectoras están realizadas para poder alinear alguna parte del cuerpo que se encuentre desviada. Entre los muchos modelos las que más destacan son las ortesis de rodilla, que por lo general están indicadas para individuos con problemas en los ligamentos externos, internos, cruzados, síndromes rotulianos, artrosis y otras enfermedades degenerativas. En un mismo sentido, también son recomendables luego de una intervención quirúrgica para una más rápida recuperación.

Igualmente, también se destaca la ortesis plantar, la misma tiene el objetivo es corregir una forma anormal o irregular de la persona al caminar, por ejemplo el caso habitual del defecto del pie plano, o rehabilitación postoperatoria del pie.

Estos dispositivos de apoyo se colocan en los zapatos (pueden ser plantillas o soportes hechos para elevar el arco del pie). Este tipo de ortesis son adaptables de diferentes modelos de zapatos, e incluso pueden ser utilizadas para el ejercicio.

Para pies y tobillos también se pueden emplear las ortesis DAFO, las mismas son un método especial para corregir debilidades en esta parte del cuerpo, sobretodo a nivel de las articulaciones. La fabricación de este tipo se hace a partir de un molde positivo del pie o tobillo.

Los deportistas son los usuarios que más utilizan este tipo de ortesis, ya que contribuyen de manera efectiva al mejoramiento de las lesiones, además que también pueden ser integradas a otros tratamientos como la rehabilitación o las intervenciones quirúrgicas, para complementarlas.

Existe otro modelo de dispositivo conocido como ortesis OTP (Tobillo-Pie), son muy populares y cualquier persona puede usarlos, están hechas como manera preventiva a fin de evitar lesiones mientras se practica deporte, especialmente si anteriormente ha existido una lesión en el área.

En un mismo sentido, hay un modelo poco conocido que se llama ortesis craneal, que se emplea para la modificación de las deformidades del cráneo. Este modelo está destinado para bebés en edades comprendidas desde los 4 a 12 meses con asimetrías craneales. Su funcionamiento impide el crecimiento de unas partes para favorecer otras, generando las simetrías necesarias.

Clasificación de las ortesis

De una misma manera, así como hay diferentes tipos de ortesis también hay una manera en la que se clasifican: Activas y pasivas. En el presente apartado expondremos cada una de estas categorías a profundidad.

Activas

El tipo de ortesis de clasificación activa están hechas con la finalidad de reemplazar de forma mecánica una función muscular o ligamentosa. Asimismo, dentro de esta categorización, las ortesis activas se encuentran divididas en dos:

En un prima instancia se encuentran las activas dinámicas que tienen la responsabilidad de sustituir una función específica del músculo. Mientras que por otro lado, las activas estabilizadoras se encargan de reemplazar una función de uno o varios ligamentos.

Pasivas

Por otro lado, las ortesis pasivas cumplen con la función de mantener un área del aparato locomotor inmovilizado en una posición específica, cuando el mismo no puede hacerlo por su propia voluntad. Al igual que las ortesis activas, las pasivas también se encuentran divididas en dos tipos:

Las primeras con las pasivas correctoras, las cuales tienen la tarea de corregir alguna deformidad. Mientras que las pasivas posturales, tienen la función de sostener un ángulo articular obtenido por otros medios.

En un mismo sentido, según la zona que se desea tratar, se pueden encontrar una gran diversidad de productos para las diferentes áreas: extremidades inferiores, extremidades inferiores, espalda y columna, cuello.

Clasificación según el tiempo a utilizar

Por otro lado, existe una segunda clasificación para las ortesis, la cual se basa en el tiempo que es recomendado utilizarlas: temporal o definitivo. A continuación, hablaremos brevemente de cada uno de estos tiempos.

Definitivas

Las ortesis que se recetan de manera definitiva están indicadas de forma permanente a personas que poseen algún tipo de discapacidad o problema musculatorio y de articulación que no tiene una medida curativa.

Temporales

Por otro lado, las ortesis que son temporales, por lo general son recomendadas a las personas que han sufrido algún tipo de lesión, cirugía o que se encuentran en rehabilitación. El lapso de tiempo en el paciente estará con cualquier tipo de ortesis dependerá en su gran medida de la gravedad de la lesión y de la zona del cuerpo en la que se encuentre.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Corrientes psicológicas y ¿Qué es la psicología?

(Visited 175 times, 1 visits today)