Obras de arte robadas más famosas

Obras de arte robadas más famosas. Conoce su historia

Las obras de arte robadas más famosas han sido un tema que, cuando ocurre su hurto, mantienen al mundo en vilo e incluso han puesto en tela de juicio las medidas de seguridad de algunas instituciones artísticas. Conoce en este post algunas de las obras que han sido robadas, cuáles pudieron ser recuperadas y cuál es la estimación de su valor económico.

Obras de arte robadas más famosas

Obras de arte robadas más famosas

Los robos de obras de arte siempre han acaparado los titulares de los medios de comunicación, y los misterios que rodean a estos costosos hurtos suelen desconcertar a las autoridades y a los expertos durante décadas.

Las obras de arte robadas más famosas han sido, sin duda, un negocio muy lucrativo, siendo, según las estimaciones, uno de los negocios ilegales que produce muchas ganancias en virtud de las cuantiosas sumas que piden los delincuentes por su recuperación.

Estos son robos complicados de ejecutar y a menudo dramáticos, pero se hacen famosos por el glamour que despiertan. Te interesará también conocer las obras del artista Andy Warhol.

Aunque muchas de las obras de arte robadas más famosas se llevan a cabo para pedir un rescate, la desaparición de algunas sigue siendo un verdadero misterio.

Muchos de estos robos han inspirado a cineastas para crear películas de suspense y éxitos de taquilla de Hollywood, aunque también hay algunas que son más bien de corte romántico en lugar de delictivo, pues no son un robo corriente. Te recomendamos la lectura de Donatello y conocer sus obras.

Obras de arte robadas más famosas

En este post te presentamos las historias de robos de obras de arte que han dado la vuelta al mundo y que son dignas de una producción cinematográfica.

La Gioconda

Este robo de la obra de Leonardo Da Vinci se llevó a cabo en el Museo del Louvre en París el 21 de agosto de 1911, ejecutado por tres hombres, que más tarde se corroboró eran de nacionalidad italiana.

Los delincuentes pasaron la noche de ese día domingo encerrados en un armario de almacenaje de objetos de arte.

En la mañana del lunes con el Louvre aún cerrado, se escabulleron del armario, llevando consigo su botín de arte.

Sacaron de su marco el lienzo de la Mona Lisa y lo cubrieron con una manta, llevándoselo a toda prisa a la estación del Quai d’Orsay. Allí tomarían un tren expreso a las 7:47 de la mañana para salir de la ciudad, logrando escapar de las autoridades.

El Louvre permaneció cerrado durante toda una semana para facilitar las investigaciones. Finalmente, el cuadro fue recuperado en 1913 cuando el ladrón, Vincenzo Peruggia, intentaba venderlo.

Obras de arte robadas más famosas

Con este robo se acentuó la fama del cuadro, cuyo valor ascendía en 1962 a 100 millones de dólares, lo que equivale a 660 millones de dólares en 2019.

Actualmente el cuadro se encuentra en su sitio en el Museo del Louvre de París.

Descripción de la obra

La Mona Lisa o La Gioconda es un retrato de medio cuerpo pintada por el extraordinario artista italiano Leonardo da Vinci.

Es una obra maestra del Renacimiento italiano, que se ha descrito como “la obra de arte más conocida, la más visitada, la más escrita, la más cantada y la más parodiada del mundo”.

Constituyó una fuente innovadora de expresiones misteriosas de la persona, de una excepcional composición pictórica, un sublime modelado de las formas y de una mágica presentación del entorno.

Se dice que la imagen está inspirada en la noble italiana Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo. El cuadro fue pintado al óleo sobre un panel de álamo blanco procedente de Lombardía.

Obras de arte robadas más famosas

La Mona Lisa es uno de los cuadros más valiosos del mundo y posee el Récord Mundial Guinness por la mayor valoración de seguro conocida en la historia.

El concierto

Esta obra de Johannes Vermeer formó parte del mayor hurto de arte de la historia del mundo.

Éste se produjo en Boston, Estados Unidos, el 18 de marzo de 1990, cuando unos ladrones robaron 13 piezas, valoradas en conjunto en 500 millones de dólares, del Museo Isabella Stewart Gardner.

El robo fue llevado a cabo en la madrugada del mencionado día y según los reportes, los guardias admitieron a dos hombres que se hacían pasar por policías, quienes les informaron que estaban ahí respondiendo a una llamada de emergencia por disturbios.

Acto seguido los ladrones ataron a los guardias y saquearon el museo durante la hora siguiente.

Obras de arte robadas más famosas

Entre ellas las obras robadas, aparte de El concierto, uno de los 34 cuadros más conocidos de Johannes Vermeer, están;

  • La tormenta en el mar de Galilea, el único paisaje marino de Rembrandt.
  • Otros cuadros y bocetos de Rembrandt, Degas, Manet y Flinck.

Los expertos se mostraron desconcertados por la elección de las obras de arte, ya que había otras más valiosas, pero los ladrones no las tomaron en cuenta.

Como la colección y su disposición son permanentes, los marcos vacíos aún permanecen colgados tanto en homenaje a las obras desaparecidas como a modo de reserva para su devolución.

El FBI cree que el robo fue planeado por una organización criminal, pero no hay pruebas físicas sólidas. Este cuerpo de investigación ha dependido en gran medida de los interrogatorios, los informantes encubiertos y las operaciones de picadura para recopilar información.

Se han centrado principalmente en la Mafia de Boston, que se encontraba en medio de una guerra interna de bandas durante ese periodo.

Obras de arte robadas más famosas
Museo Isabella Stewart Gardner

Una teoría es que el gángster Bobby Donati lo organizó para negociar la liberación de su capo de la cárcel, pero Donati fue asesinado un año después del robo.

Otras versiones sugieren que los cuadros fueron robados por una banda de Dorchester, aunque ésta niega su implicación incluso después de que varias indagaciones secretas llevaron a algunos de ellos a la cárcel.

El FBI ha valorado el total del botín robado en 500 millones de dólares, y no se ha producido ninguna detención ni se ha recuperado ninguna de las obras sustraídas.

Todavía el museo ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por información que conduzca a la recuperación de las obras, la mayor recompensa jamás ofrecida por una institución privada.

Esta obra se considera el cuadro aún desaparecido más valioso del mundo con un valor estimado de 250 millones de dólares, según cálculos de 2015.

Descripción de la obra

El concierto es el cuadro del artista holandés Johannes Vermeer que representa a un hombre y dos mujeres interpretando música.

Obras de arte robadas más famosas

El cuadro mide 72,5 por 64,7 centímetros y muestra a los tres músicos en distintas posturas. Por un lado, se observa una joven sentada al clavicordio, luego el hombre que toca el laúd y una mujer que canta.

En el suelo se ve una viola de gamba y se aprecia la vestimenta y el entorno de los músicos, que los identifican como miembros de la alta burguesía.

El grito

El grito de Edvard Munch ha sido objeto de robo en dos ocasiones, aun cuando se ha señalado que no siempre fue la misma pieza, ya que de esta obra existen cuatro versiones, hechas por el propio artista.

El primero de los robos fue efectuado en el año 1994 y el segundo, en 2004.

1994

El 12 de febrero de 1994, el mismo día de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1994 en Lillehammer, dos hombres entraron en la Galería Nacional de Oslo y robaron su versión de El grito, dejando una nota que decía “Gracias por la escasa seguridad”.

Después de que la galería se negara a pagar un rescate de un millón de dólares en marzo de 1994, las autoridades policiales de Noruega emprendieron una investigación junto a la británica y el Museo Getty, y el cuadro pudo ser recuperado sin daños el 7 de mayo de 1994.

2004

La versión de 1910 de El grito fue robada el 22 de agosto de 2004, en horario diurno, cuando unos hombres armados y enmascarados entraron en el Museo Munch de Oslo y la robaron junto con la Madonna de Munch.

El 8 de abril de 2005, la policía noruega detuvo a un sospechoso en relación con el robo, pero los cuadros no aparecieron y se dijo que los ladrones los habían quemado para destruir las pruebas.

El 1 de junio de 2005, con cuatro sospechosos ya detenidos, el gobierno de la ciudad de Oslo ofreció una recompensa de 2 millones de coronas noruegas (unos 313.500 dólares) por información que pudiera ayudar a localizar los cuadros.

Aunque las obras seguían desaparecidas, a principios de 2006 se juzgó a seis hombres, acusados de ayudar a planificar el robo o de participar en él.

Tres de ellos fueron declarados culpables y condenados a penas de entre cuatro y ocho años de prisión en mayo de 2006, y dos de los inculpados, Bjørn Hoen y Petter Tharaldsen, fueron también condenados a pagar una indemnización de 750 millones de coronas (aproximadamente 117,6 millones de dólares) a la ciudad de Oslo.

El Museo Munch estuvo cerrado durante diez meses para optimizar las medidas de seguridad.

El 31 de agosto de 2006, la policía noruega anunció que una operación policial había recuperado las obras, pero no reveló las circunstancias detalladas de dicha recuperación.

El grito tenía daños por humedad en la esquina inferior izquierda, mientras que la Madonna presentaba varios desgarros en el lado derecho del cuadro, así como dos agujeros en el brazo de Madonna.

Aunque los daños de El grito pueden resultar imposibles de reparar, la integridad general de la obra no se vio comprometida. Se estima un valor de $110,000,000 por esta obra.

Descripción de la obra

El grito es el título que se le ha dado a esta composición pictórica del artista expresionista noruego Edvard Munch pintada en 1893.

El rostro agonizante del cuadro se ha convertido en una de las imágenes más icónicas del arte, considerada como símbolo de la ansiedad de la condición humana.

Munch recordaba que se inspiró una tarde que había salido a pasear cuando, de repente, la luz del sol poniente tiñó las nubes de “rojo sangre”. Sintió que un “grito infinito atravesaba la naturaleza”.

Munch realizó dos versiones en pintura y dos en pastel, así como una piedra litográfica de la que se conservan varios grabados. Las dos versiones pintadas son las que han sido robadas.

Los girasoles

Esta obra de Vincent van Gogh fue objeto de robo el 14 de abril de 1991 perpetrado por dos ladrones armados, quienes consiguieron robar 20 obras del célebre pintor impresionista del Museo Van Gogh de Ámsterdam, entre ellas Los girasoles.

Para conseguirlo, uno de los asaltantes pasó la noche escondido en el museo y, por la mañana, obligó a los guardias de seguridad a desconectar las alarmas y luego los encerró.

Sin embargo, uno de ellos logró escapar por el doble techo de la habitación y pudo avisar a la policía.

Todas las obras fueron halladas a 3 kilómetros del museo dentro de un vehículo, ya que, al parecer, los ladrones tuvieron que abandonarlo, en vista de que el segundo automóvil encargado de pasar a recoger las obras no pudo llegar al encuentro, pues se averió.

Descripción de la obra

El artista holandés Vincent van Gogh pintó una serie de 7 cuadros con girasoles durante los años 1888 y 1889, cuando vivía en Arlés, al sur de Francia.

El peculiar color que caracteriza esta obra es debido al empleo del pigmento cromato de plomo, el cual, por la exposición a la luz del sol, hizo que el amarillo brillante original se tomara una tonalidad parda-verdosa.

Este color amarillo era el favorito del artista, pues para él simbolizaba su mundo interior, además de luz, calidez y vida. De hecho, pintó de este color su casa en Arlés.

Pobreza

Esta pintura fue robada en el año 2003 de la Whitworth Art Gallery, en Manchester, uno de los museos más antiguos del Reino Unido.

Los ladrones entraron un sábado por la noche sin ser captados por las cámaras y sin activar alarma alguna.

Nadie se percató de la falta de las tres obras sustraídas hasta el domingo por la mañana, momento en que el personal de la galería se disponía abrir las puertas al público.

De la supervisión realizada se verificó que de las cuarenta mil obras que alberga esta galería, las tres que se llevaron los ladrones fueron La fortificación de París con casas, de Van Gogh; la Pobreza, de Picasso, y Paisaje tahitiano, de Gaugin.

Una llamada anónima condujo al día siguiente a la policía hasta un baño público muy cercano al museo.

Allí encontraron las tres obras enrolladas dentro de un tubo y una nota en la que se explicaba que el robo se había perpetrado para llamar la atención sobre la escasa seguridad del museo.

La policía de Manchester dijo que se trata de un robo “bien planeado”, que ha abierto una investigación y pedido la colaboración de todo aquel que anduviera cerca de la zona en el momento de los hechos.

Descripción de la obra

Pobreza es una de las obras que Pablo Picasso realizó en la llamada etapa azul, entre los años 1901 y 1904.

Durante este período, el artista utilizó tonalidades frías, con predominio del color azul, y con personajes de figuras alargadas.

Principalmente, los protagonistas de esta etapa son vagabundos, prostitutas y borrachos.

Otras obras de arte robadas

Retrato de Francis Bacon

Otra extraña desaparición fue la del retrato del artista Francis Bacon, pintado por su amigo y compañero de profesión, Lucian Freud, nieto de Sigmund Freud.

Este pequeño cuadro desapareció en 1988 de una galería de Berlín que estaba llena de gente.

Al no descubrirse notas de rescate ni pistas, el artista llegó a la conclusión de que la obra podría haber sido robada por un admirador de Francis Bacon.

El artista hizo un llamamiento para que le devolvieran su obra colocando carteles de “se busca” junto con una recompensa por todo Berlín, con la esperanza de que reapareciera antes de una exposición de sus obras en la galería Tate Britain en 2001, pero el cuadro sigue desaparecido hasta la fecha.

Retrato de un joven

Este cuadro del siglo XVI del maestro italiano del Alto Renacimiento, Rafael, fue robado durante la Segunda Guerra Mundial.

Inicialmente propiedad de la familia noble polaca Czartoryski, el cuadro fue uno de los muchos que se llevaron los nazis durante el gobierno de Hitler.

Este cuadro en concreto fue confiscado por uno de los altos cargos de Hitler, Hans Frank, que se lo llevó para el Führermuseum de Hitler.

El cuadro fue visto por última vez en la residencia de Frank en 1945 y desde entonces ha desaparecido.

En 2012 aparecieron en Internet afirmaciones de que se había localizado el paradero del cuadro, pero se confirmó que eran falsas.

Los Jueces Justos

Una de las obras de arte más valiosas del mundo, el Retablo de Gante del artista Jan Van Eyck, conformado por 12 paneles de la Catedral de San Bavón de Bélgica, que data de 1432, ha sido víctima de muchos delitos.

El más misterioso se refiere al panel inferior izquierdo de la obra, llamado Los jueces justos, que fue robado en 1934 y sustituido por una nota escrita en francés que decía “Tomado de Alemania por el Tratado de Versalles”.

Seguidamente, el ladrón y el gobierno belga intercambiaron una serie de notas en las que se pedía un rescate.

En noviembre de 1934, cuando el político belga Arsène Goedertier se encontraba en su lecho de muerte, confesó a su abogado que conocía la ubicación del panel desaparecido, pero que se llevaría el secreto a la tumba.

Esto le llevó a convertirse en el principal sospechoso del crimen, ya que el desconcertante misterio del panel desaparecido sigue sin resolverse hasta la fecha.

El panel desaparecido fue sustituido en 1945 por una copia realizada por Jef Van der Veken, un restaurador de arte belga.

Le Pigeon Aux Petits Pois

Pablo Picasso ostenta el récord de artista con más obras de arte robadas en el mundo, con más de 1.000 obras suyas denunciadas como desaparecidas.

Este cuadro, que traducido significa “La paloma con guisantes”, fue robado en mayo de 2010 junto con otras 4 obras de arte, entre ellas piezas de Matisse y Braque, del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de París, en Francia.

Este robo fue ejecutado por un solo hombre y la única prueba que la policía encontró en la escena del crimen fue una ventana rota, un candado roto y los marcos vacíos, de los que se extrajeron cuidadosamente los cuadros.

El responsable del crimen fue detenido más tarde y declaró que había tirado los Picasso a un cubo de basura, pero esta afirmación no ha sido verificada.

(Visited 24 times, 1 visits today)