Arquitectura deconstructivista, movimiento nacido en la década del 80

Hoy comentaremos sobre la arquitectura deconstructivista, acompáñenos a conocer de que se trata esta tendencia, su historia, desarrollo, sus características y quienes han sido sus principales exponentes. Lo invitamos a conocer todo sobre la Arquitectura deconstructivista, aquí.

ARQUITECTURA DESCONSTRUCTIVISTA

Qué es la Arquitectura Deconstructivista?

La palabra que identifica a este estilo de arquitectura no se encuentra en el diccionario, así de innovadora es la propuesta, así que necesariamente el “deconstructivismo” es un movimiento que se traduce textualmente como la destrucción o demolición de una estructura construida.

La arquitectura deconstructivista es por esta razón malinterpretada por muchos, por lo que tiene sus detractores, no obstante, no podemos olvidar el hecho que la arquitectura es definitivamente un ente vivo, dinámico, de cambios y así como surgió el posmodernismo, como una tendencia que rechazaba a la arquitectura moderna, la arquitectura deconstructivista surge como una visión innovadora y se convierte en un nuevo movimiento, que quiere hacerse presente en las ciudades del mundo.

Los que apoyan esta tendencia arquitectónica, no lo ven como un movimiento vanguardista, ni como una rebelión como en su momento fue vista la arquitectura posmoderna, definen la arquitectura deconstructivista  como la expresión libre de utilizar las formas y volúmenes.

En los años de la Primera Guerra Mundial, se produjo una innovación que surgía de los vanguardistas rusos, los cuales fueron denominados constructivistas, su propuesta arquitectónica quebrantaba todas las reglas impuestas de la arquitectura clásica. La composición de los diseños definitivamente eran un desafío para la época, porque rompía con las normas geométricas e imponían un punto de vista estético diferente.

ARQUITECTURA DESCONSTRUCTIVISTA

Esta propuesta innovadora para la época, por supuesto que movió los cimientos en los que se encontraba posada la arquitectura clásica, pero aperturaron  infinitas posibilidades de romper las reglas de la arquitectura. Eran tiempos de cambios importantes en el mundo, se hacían presentes revoluciones, gestas independentistas por lo que la arquitectura no estaba exenta de este tipo de manifestaciones. Una demostración palpable de que la arquitectura es  una forma de arte y el arte influye en la sociedad.

Comienzan a surgir bocetos de diseños que definitivamente eran un reto, en los que se identifican figuras geométricas que surgen de estructuras radicales irregulares, pero que no salieron en ese momento de los bocetos creados por los arquitectos, que se aventuraban a una nueva manera de concebir la arquitectura. Entre ellos podemos destacar los diseños de Vladimir Tatlin,  Aleksandr Rodchenko, entre otros.

La arquitectura deconstructivista no ha sido  impactante o un estilo artístico determinante que transformó al mundo, pero existe y es aceptado y promovido. Los diseños de la arquitectura deconstructivista es definitivamente un resumen de un todo, porque en ellos podemos encontrar el constructivismo, el modernismo ruso, la influencia del posmodernismo, el expresionismo y el cubismo, dando como resultado una maravilla arquitectónica que rompe con lo acostumbrado y no puede pasar desapercibido.

La mayoría de los arquitectos no aceptan ser etiquetados como deconstructivistas, sin embargo, el termino y la propuesta caló en la sociedad y aunque no lo acepten la arquitectura deconstructivista es un movimiento arquitectónico que nació a finales de los 80, en la que la apariencia de los diseños son definitivamente impredecibles, impresionantes y la demostración tangible del control del caos.

ARQUITECTURA DESCONSTRUCTIVISTA

La arquitectura deconstructivista incluye ideas de fragmentación, en la que un edificio esta compartido en varios e incluso un mismo bloque es fragmentado, procesos no lineales, geometría no euclidiana, entre otras características que comentaremos más adelante. El desconstructivismo es definitivamente un estilo de arquitectura que permite la liberación del control estético, es un reto a la gravedad, a los fundamentos del equilibrio, a lo vertical, a lo horizontal, lo que da como resultado una reorganización de los elementos arquitectónicos con una apariencia de colapso.

También la arquitectura deconstructivista es considerada un movimiento filosófico, aseveración fundamentada en los principios esgrimidos por el filósofo francés Jacques Derrida, ya que el término “desconstructivismo” fue introducido en la crítica literaria generando el necesario conflicto entre el significado del texto y su interpretación.

Fue una manera de debilitar las creencias preestablecidas sobre la razón y la lógica. La arquitectura deconstructivista es un estilo de arquitectura muy complejo que no reconoce lo típico, requiere un estudio cuidadoso, porque es un conjunto de individualidad y descuido simétrico que combina lo imposible.

Historia de la arquitectura deconstructivista

El término deconstructivismo  apareció por primera vez en la década de los años 80, como una idea desarrollada como comentamos anteriormente por el filósofo francés Jacques Derrida. La propuesta innovadora inicia con Peter Eisenman, quien a partir del constructivismo ruso, propone  la idea de fragmentar un edificio y explorar la asimetría de la geometría, sin comprometer  la funcionalidad del espacio, lo cual era una norma del modernismo.

El estilo innovador de la arquitectura deconstructivista, fue tomada con mayor atención en la exposición de arquitectura deconstructivista de MOMA en 1988, la cual fue una iniciativa creada por Philip Johnson uno de los pioneros de la arquitectura posmoderna y Mark Wigley. En esta exposición se mostraron trabajos de Peter Eisenman, Zaha Hadid,  Daniel Libeskind, entre muchos otros, para ese entonces la arquitectura deconstructivista no se consideraba un movimiento como por ejemplo lo fue el modernismo.

Este solo fue el principio, los arquitectos comenzaron a explorar espacios y volúmenes, caracterizándose los diseños por la ausencia de simetría o continuidad. Las reglas de diseño se quebrantaban una a una, no existía lo rígido y la forma iba detrás de la funcionalidad, a pesar de romper con patrones mantenía refinamiento y elegancia.

Se comenzaron formas geométricas impredecibles, pero lo increíble es que seguían siendo funcionales, por lo que se convirtió en una tendencia lúdica en donde los protagonistas realmente se divertían y cada vez que tenían una idea que podría parecer una locura imposible, se manifestaba la determinación del ¿por qué no? .

Es importante reconocer que muchos de los seguidores de la arquitectura deconstructivista fueron influenciados por los diseños formales y geométricos de los constructivistas rusos. Existen muchas referencias de los antes dicho, pero la nueva interpretación de la arquitectura la forma sigue a la función, rompía con el modernismo.

Cuando surgió la propuesta del constructivismo ruso, al mismo tiempo se presentaba el modernismo, eran tiempos en los que la guerra había acabado con mucho de aquello con lo que la sociedad se identificaba, por lo que la gente decanta y acepta el modernismo en la necesidad de encontrar estabilidad y refinamiento, es por ello que el constructivismo ruso no tenía ninguna posibilidad.

El posmodernismo se consolida como movimiento en los años 70 y en los años 80 se origina en los Estados Unidos el deconstructivismo particularmente en Los Ángeles, California y también en algunos países europeos.

El deconstructivismo podemos decir que se enfrentó con la historia y mientras el posmodernismo retomaba las referencias históricas para enfrentar a la arquitectura moderna, la arquitectura deconstructivista por su parte rechaza la aceptación posmoderna de tales referencias y desecha el ornamento como reflejo o decoración.

Definitivamente el punto fuerte en la historia de la arquitectura deconstructivista son los concurso de arquitectura Parc de la Villette, realizado en París en el año 1982, en donde resaltan las obras de Jacques Derrida y Peter Eisenman, por supuesto que la obra premiada de Bernard Tschumi, y la del año 1988 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Un año después, Peter Eisenman inauguró el primer edificio de estilo deconstructivista en el Wexner Center for the Arts de Ohio, EE.UU. Es de resaltar que la arquitectura desconstructivista permitió que los arquitectos que siguen la tendencia transmitan su idea a través de las formas y de los materiales, dándole dinamismo a los diseños.

No podemos despedir la historia de la arquitectura deconstructivista sin reconocer a varios de los autores que desde el constructivismo motivaron la creatividad de los autores de la arquitectura deconstructivista como por Rem Koolhas y el trabajo del teatro de danza en La Haya y el trabajo de Hadid en el proyecto “Peak-club” del año 1.983.

Características principales

Para comentar sobre las características de la arquitectura deconstructivista, necesariamente debemos comenzar por la libertad comunicacional que tienen los arquitectos de trasmitir su idea a través de la forma y el material utilizado para trasmitir su idea. Una ausencia de normas estrictas y el uso de todo lo que necesita de otras propuestas de estilos arquitectónicas. También es importante señalar que el estilo se fundamenta en el constructivismo pero utilizan la deformación, para imprimir dinamismo.

La arquitectura deconstructivista se caracteriza por la presencia de elementos caóticos y fragmentados, que muestran líneas inclinadas, rotas, curvas, haciendo de los diseños un complejo de formas espaciales que rompen la continuidad. Otra de las características es el revestimiento de la estructura, la búsqueda de formas que modifiquen el espacio y sea imposible no voltear la mirada y preguntarse cómo es posible que se mantengan en pie.

ARQUITECTURA DESCONSTRUCTIVISTA

Se habla de un caos controlado, porque la fragmentación espacial que divide la estructura en uno de los primeros elementos individuales que se muestra en la estructura, que son un arte en sí mismo. Las líneas curvas retorcidas, son elementos presentes en los díselos de la arquitectura deconstructivista un desorden artístico, que deja de lado lo minimalista.

La utilización de muros curvos hace que la simplicidad este ausente en los edificios deconstructivistas. Otra de las características que cobra fuerza en la arquitectura deconstructivista es la funcionalidad, muchos críticos insinúan que este estilo de arquitectura es simplemente arte y que la arquitectura debe ser funcional y se debe poder utilizar, lo que sí es innegable, es que los diseños son una estimulación a la imaginación.

En cuanto a la decoración de interiores de los diseños deconstructivistas, estos deben ser llamativos, de colores imponentes, con formas que puedan romper con las paredes y los techos. Otra de las características de la arquitectura deconstructivista es el efecto de desnivel para lo que se utilizan paneles, piedra artificial, pintura texturizada, espejos, formas geométricas, entre otras, herramientas arquitectónicas inusuales.

Se caracteriza por el manejo libre de los elementos y estructuras arquitectónicas. Una de las diferencias más acentuadas con la arquitectura tradicional, es que la arquitectura deconstructivista no tiene un orden, transforma los elementos arquitectónicos y los eleva a una escultura con peso y valor individual. También se debe destacar el pronunciado y delicado juego de luces y sombras que se producen por los componentes arquitectónicos.

Principales arquitectos de la Arquitectura Deconstructivista

Aunque muchos de sus creadores señalaban que la arquitectura deconstructivista no era un movimiento y no deseaban ser etiquetados bajo un estilo, el éxito, la aceptación y la propuesta innovadora tuvo acogida y se convirtió definitivamente en un movimiento arquitectónico.

Fundamentado en distintas influencias, como la del filósofo Jaques Derrida y el constructivismo ruso. De esta manera los arquitectos fueron abordando el diseño deconstructivista de diferentes maneras, por lo que se pueden diferenciar sus diseños, sin embargo, siempre se encuentran los pioneros y los que destacan en sus propuestas.

Podemos entonces resaltar los nombres de Jaques Derrida como el que introdujo el término de desconstructivismo, el de su gran amigo con el que realizaron los primeros trabajos Peter Eisenman, la arquitecto Zaha Hadid, Daniel Libeskind, Frank Gehry, Bernard Tschumi y Rem Koolhaas. De quienes comentaremos a continuación, sobre sus trabajos.

Peter Eisenman

Peter Eisenman nace en Newark, Nueva Jersey, el 11 de agosto de 1932, desde muy corta edad, supo que lo suyo era la arquitectura, por lo que inicio sus estudios haciéndose arquitecto en la Universidad de Cornell, continuó realizando un Master de Arquitectura en la Universidad de Columbia, y otro en la Universidad de Cambridge, en donde también realizó un Doctorado.

Su trayectoria profesional le ha brindado el reconocimiento de Doctor Honoris Causa en Bellas Artes por la Universidad de Illinois, Chicago; por el Pratt Institute de Nueva York, por la Universidad de Syracuse y Doctor Honoris Causa en Arquitectura por la Universidad La Sapienza de Roma.

Con esta presentación es poco lo que podemos decir, que ya de alguna manera no sea conocido de Peter Eisenman, sus comienzos a finales de los años cincuenta con Walter Gropius, en el año 1967 fundó el Institute for Architecture and Urban Studies, de Nueva York, esta experiencia, allanó el camino para que en el año 1975 con 43 años de edad fuera uno de los integrantes de los Five Architects.

Es internacionalmente reconocido por sus proyectos a gran escala, en los que destacan el Wexner Center para las Artes en la Ohio State University, el Greater Columbus Convention Center en Columbus, Ohio, y el Aronoff Center for Design and Art en la Universidad de Cincinnati. Hay un libro que reúne su obra y aporte a la arquitectura.

Bernard Tschumi

Bernard Tschumi nació en Lausana, Suiza en el año 1.944, inicia sus estudios en París en el Instituto Federal de Tecnología de Zúrich y en el año 1981, comienza su desarrollo profesional de manera independiente. Es ampliamente reconocido por sus obras desarrolladas en la arquitectura deconstructivista, aunque las bases teóricas que fueron promovidas por el artista, se fundamentan en la libertad del diseñador.

Ganó el concurso para diseñar el Parc de La Villette en París, el cual se terminó en 1998, recordado como uno de sus proyectos más célebre y como uno de los más conocidos complejos arquitectónicos de carácter deconstructivista. Mientras construían la obra abre su estudio en París en el año 1.983. Dentro de sus trabajos más reconocidos se encuentra también el Museo de la Acrópolis de Atenas.

Con una carrera llena de éxitos, en el año 2018 su estudio ganó el concurso para construir un importante proyecto de un centro de investigación en la Université Paris-Sud. Una vez terminado, el centro de educación e investigación de ciencias de la vida, biología, farmacia y química será uno de los mayores institutos de investigación de Francia. Continúan los éxitos en la carrera de este increíble arquitecto maestro del deconstructivismo.

Zaha Hadid

Zaha Hadid nació en Bagdad en el año 1.950 y falleció a los 66 años de edad, siendo una de las arquitectos más influyentes de la corriente de la arquitectura deconstructivista. La mayor parte de su vida la pasó en Londres en donde estudió arquitectura, pero ya tenía un titulo en matemáticas obtenido en la Universidad Americana de Beirut.

Su trabajo fue galardonado en varias oportunidades, pero fueron tantos y tan importantes que no podemos dejar de nombrarlos, fue la primera mujer en recibir el premio Pritzker de arquitectura en el año 2004. También le entregaron el premio Mies van der Rohe y el Stirling. Fue nombrada por la reina de Inglaterra como Comendadora de la Orden del Imperio Británico y fue la primera mujer en recibir la Medalla de Oro del RIBA, del colegio de arquitectos británico.

Sus obras se caracterizan por un diseño dominado por las curvas, realizó una gran cantidad de obras en un corto plazo, en el que debemos destacar el hermoso Centro Cultural Heydar Aliyev, ubicado  en la capital de Azerbaiyan, Baku.

Rem Koolhaas

Remment Lucas Koolhaas, nació en Róterdam, Países Bajos en el año 1.944, mejor conocido como Rem, forma parte del movimiento de arquitectura deconstructivista, estudió arquitectura en la Architectural Association de Londres.

En el año 1.975 se asocia con Madelon Vriesendorp y su esposa, creando la OMA, Office for Metropolitan Architecture , la cual se segregó en una segunda oficina AMO. Actualmente contratan más de 100 arquitectos y diseñadores.

Por sus obras recibió el premio Pritzker en el 2000. Es un apasionado  urbanista y tienen especial predilección por el uso de la congestión en sus obras, como en los proyectos para Lille o para Melun Senart. Dentro de las obras que debemos resaltar se encuentran la Casa da Música en Oporto, Portugal, el McCormick Tribune en Chicago, Estados Unidos y la Biblioteca Central de Seattle en Estados Unidos.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

(Visited 19 times, 1 visits today)