ULTRASONIDO TERAPÉUTICO

Ultrasonido terapéutico, sus beneficios y tratamiento

El Ultrasonido terapéutico es un tratamiento no invasivo que se utiliza para el tratamiento de diversas afecciones de la salud, le invitamos a descubrir toda la información acerca del ultrasonido terapéutico, ¿Qué es?, ¿para qué sirve?, ¿Cuáles son sus beneficios?, características, contraindicaciones y más!

ULTRASONIDO TERAPÉUTICO

Qué es el ultrasonido terapéutico?

El ultrasonido es en realidad una forma de energía mecánica, aunque suele ser incluido dentro de los grupos clasificados como agentes electrofísicos. El sonido son ondas que presenta diferentes frecuencias, las cuales son medidas en Hertz (Hz).

Estas ondas en los seres vivos son percibidas por órganos especializados, en los que se produce una vibración, por lo que se trasmite una energía en forma de vibraciones mecánicas, las cuales son reconocidas  como energía sonora. Los seres humanos percibimos el sonido a partir de los 15 Hz hasta aproximadamente  los 20.000 Hz.

El ultrasonido se define como una serie de ondas mecánicas, originadas por la vibración de un cuerpo flexible, en el caso de la medicina este cuerpo es construido con un material que permite obtener el mismo efecto, del material natural, estas ondas son propagadas por este medio, que en este caso vienen siendo los tejidos corporales que van hacer estudiados o tratados. Cuando la energía electromecánica, se encuentra e interactúa con los tejidos, las moléculas que lo conforman se van a alterar levemente, trasmitiendo esta energía al tejido adyacente.

Ahora debemos entender que estas ondas tendrán un comportamiento y características específicas, en donde se identifican la frecuencia, la longitud de onda desplazándose de manera longitudinal. El ultrasonido interactúan con las moléculas del tejido, estas oscilaran y generarán calor, este es el principio básico del ultrasonido terapéutico, en la medida que la onda del ultrasonido pasa a través de los tejidos, el nivel de energía de la onda disminuye, porque está siendo trasferida al tejido.

ULTRASONIDO TERAPÉUTICO

Con base en lo anteriormente dicho podemos definir el ultrasonido terapéutico como un procedimiento médico que  utiliza las ondas sonoras, con la finalidad de promover cambios en los tejidos del cuerpo, la energía mecánica en forma de ondas, provoca la estimulación de las moléculas por lo que pueden ser  cambiados en su estructura o simplemente desintegrado.

Dentro de las modificaciones que pueden realizarse con el ultrasonido terapéutico se encuentra una serie de acciones que incluyen la reorganización del tejido, ya que con el ultrasonido podemos gestionar el cambio de forma o de posición del tejido, como se promueve un intercambio de energía se producen cambios de temperaturas en el tejido, la disolución de los coágulos y la administración de fármacos a sitios específicos en el cuerpo, son también posibles con el ultrasonido terapéutico.

El ultrasonido terapéutico cuando es utilizado en procesos de desintegración o ablación, se realizan utilizando rayos de muy alta intensidad, este método puede ser dirigido de manera especifica hacia tejidos con crecimiento descontrolado que puedan estar formando tumores, los cuales no necesariamente pueden ser malignos, pero crecimiento tumoral al fin, el cual en la mayoría de los casos es recomendable que sea removido, siendo el ultrasonido terapéutico una de las mejores opciones. La ventaja de utilizar el ultrasonido terapéutico es que se trata de un tratamiento no invasivo.

Para qué sirve?

El ultrasonido terapéutico como ya hemos comentado produce altos niveles de respuesta a la energía mecánica que reconocemos como acústica, los cuales son utilizados con diversos objetivos, entre los que podemos resaltar, los efectos de aumento de temperatura localizada, la desintegración que permite la eliminación, extirpación o la ruptura del tejido.

TRASONIDO TERAPÉUTICO

Existen diversas maneras de utilizar el ultrasonido terapéutico, lo cual va a depender de la intensidad que sea utilizada, algunas de ellas de alta frecuencia se encuentran muy bien orientados y es conocido como Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad. Este tipo de ultrasonido de alta frecuencia está siendo investigado como un posible método que permita el tratamiento, para la destrucción de los tejidos enfermos o anormales dentro del cuerpo.

También se utiliza el ultrasonido terapéutico como método para determinar el área de afección, permite la identificación y elección del  tejido que necesita tratamiento, es utilizado en muchas oportunidades como una herramienta que permite guiar y controlar la colocación de un tratamiento y también para confirmar la eficacia del tratamiento.

El ultrasonido terapéutico está siendo utilizado con bastante éxito en el tratamiento de los fibromas uterinos y en los hombres está siendo utilizado para realizar la ablación del tejido de la próstata, en el caso de afecciones de cáncer, se ha utilizado con buenos resultados para ayudar a los pacientes con los dolores de las metástasis óseas.

Otro de los usos que se le da al ultrasonido terapéutico, aunque se encuentra en investigación es en los procesos de cicatrización, para detener el sangrado, disolver coágulos en los vasos sanguíneos. En la colocación de tratamientos, especialmente probados en la apertura temporal de la barrera hematoencefálica, para que pueda entrar los medicamentos.

TRASONIDO TERAPÉUTICO

Normalmente utilizado el ultrasonido terapéutico para incrementar el flujo sanguíneo local mejorando los procesos de inflamación, disminución de edemas y para mejorar los espasmos musculares. Dentro de las afecciones de salud que esta comprobadamente utilizado el ultrasonido terapéutico podemos resaltar la Bursitis, inflamación a nivel de la articulaciones, Artrosis, entre otras.

Beneficios del ultrasonido terapéutico

Asociando el uso del ultrasonido terapéutico en las diferentes afecciones de salud, podemos resaltar que este tipo de tratamiento médico es beneficioso para ayudar a los procesos de cicatrización, esto se logra por el aumento en la tasa de metabolismo, el cual se logra a través de la estimulación de las funciones celulares y promoción de la capacidad de regeneración tisular.

Es beneficiosa para mejorar los procesos de vasodilatación generada por el incremento del flujo sanguíneo. Otro de los beneficios que se pueden obtener del uso de ultrasonido terapéutico es aumentar la flexibilidad de los tejidos que son ricos en colágeno, lo que mejora los procesos de rigidez articular y de contractura. El ultrasonido terapéutico neutraliza a los mediadores de la sensación dolorosa, por lo que tiene un efecto antiálgico y modula la respuesta inflamatoria, siendo especialmente eficaz en el tratamiento del dolor.

Es importante dar a conocer que como la transmisión del ultrasonido terapéutico  no es igual en cada tejido, sino que es diferencial, el comportamiento  y la absorción de la onda mecánica, también será diferencial, por lo tanto, abran  tejidos que serán capaces de absorber la energía en mayor cantidad que otros.

Las terapias y tiempos de tratamiento dependerán entonces del tipo de tejido, en el argot médico o práctica terapéutica se reconocen a los tejidos que absorben más energía, como aquellos que tienen un mayor contenido de colágeno, como por ejemplo los ligamentos, tendones, tejido cicatrizar, entre otros, por lo tanto, la respuesta del tratamiento en este tipo de tejidos será más eficiente y rápida.

Por su parte los tejidos que tienen una baja capacidad de absorción de las ondas emitidas durante el tratamiento con ultrasonido terapéutico es menos eficaz. Los tratamientos realizados utilizando el ultrasonido terapéutico son siempre beneficiosos, sobre todo por tratarse de un tratamiento no invasivo.

Características del ultrasonido terapéutico

Ya hemos venido señalando el origen del ultrasonido y como es utilizado el mismo, por lo que hemos dado algunas de las características. Como ya sabemos el ultrasonido son ondas electromecánicas, las cuales en la mayoría de los casos se desplazan de forma longitudinal. Las ondas electromecánicas son generadas por la vibración que se producen en un cuerpo flexible, cuando interactúa con ellas.

Ya indicamos que en la medicina este cuerpo flexible es asumido por un cristal que tiene la propiedad de expandirse o comprimirse como respuesta a los cambios de polaridad, este tipo de cristal es definido como un cristal piezoeléctrico.

ULTRASONIDO TERAPÉUTICO

Como debemos saber estas ondas deben propagarse a través de un material, y como debemos suponer la velocidad de trasmisión es más rápida en el agua que en el aire, es por ello que otra de las características del ultrasonido terapéutico es el uso de un gel acuoso, para mejorar la trasmisión de las ondas desde el cabezal de donde son emitidas, hacia la piel, optimizando la aplicación de las ondas electromecánicas.

A pesar de la utilización del gel acuoso, otra de las características del ultrasonido terapéutico es que las ondas no se trasmiten de manera uniforme. Los estudios incluso identifican dos zonas o campo de trasmisión de las ondas, una cercana conocida como campo de Fresnel y una distante conocida como campo Fraunhofer.

También debemos resaltar dentro de las características del ultrasonido terapéutico que el mismo es utilizado a frecuencias que se encuentran muy por encima de la frecuencia auditiva de las personas, la cual se encuentra entre los 15 Hz y 20.000 Hz.

La frecuencia del ultrasonido terapéutico va a depender de la fuente que emite la onda y del medio que debe atravesar, como ya hemos indicado la velocidad de propagación de la onda, va a variar dependiendo de la densidad y la compresibilidad de la materia, mientras más separadas se encuentren la moléculas, la trasmisión ser más lenta, debido a que es la interacción entre las moléculas lo que permite trasmitir la energía.

Ondas

Como hemos venido indicando el ultrasonido son ondas electromecánicas, por lo tanto tendrá un comportamiento y las características de las ondas entre las que debemos destacar su desplazamiento, el cual si podemos describir a través de una grafica podremos reconocer una curva sinusoidal, es decir una curva que sube y baja, la cual tiene una serie de características y magnitudes.

 

Como señalamos la onda dependiendo del medio se desplazará a mayor o menor velocidad, por lo que las ondas se desplazaran más lentamente en el aire que en el agua en donde pueden quintuplicar su velocidad. Se estima que en una solución salina, la velocidad del ultrasonido terapéutico es de 1500 metros por segundo aproximadamente, mientras que en el aire es de 350 metros por segundo.

Este dato es de suma importancia en el ultrasonido terapéutico, porque permite conocer el tiempo necesario de exposición y la cantidad de radiación necesaria para obtener resultados favorables, dependiendo del tejido a tratar.

La longitud de ondas se refiere a la distancia que se produce entre cada una de las cresta de las olas de la onda que describe la curva sinusoidal, para efectos de la aplicación del ultrasonido terapéutico, es un dato muy importante, porque nos permite conocer el efecto y alcance que tendrá la onda emitida.

En un tejido promedio, a una frecuencia de 1 MHz alcanzará 1,5 mm de profundidad y a una frecuencia de 3 MHz alcanzará 0,5 mm de profundidad. El periodo es el tiempo que transcurre entre dos picos o senos sucesivos. La Frecuencia es el número de veces que una partícula experimenta un ciclo completo de compresión/refracción durante 1 segundo.

Haz del ultrasonido

Este es una de las características importantes del ultrasonido terapéutico, ya que dependiendo de la ubicación, frecuencia, tipo de tejido, distancia a la que se ubique el cabezal, por nombrar los factores más importantes, la terapia será más o menos efectiva.

Como indicamos con anterioridad los haces del ultrasonido no son uniformes y para evitar la pérdida del haz del ultrasonido es que se pone el cabezal cerca de la piel y se utiliza el gel para mejorar la velocidad de trasmisión. Cuando comienza a trasmitirse el haz del ultrasonido se forma una zona de convergencia, que se ubica muy cercana al sitio de emisión es decir del cabezal, el cual es llamado campo de interferencia o zona de Fresnel.

Debido a que el comportamiento de las ondas del ultrasonido en este campo, presenta interferencias importantes, se debe estar atento debido a que la energía del ultrasonido puede ser mucho mayor que la que colocamos en el equipo, es por ello, que debe ser movido el cabezal y no dejarlo en un solo lugar, para evitar daños a los tejidos que reciben la radiación.

Es recomendable conocer el campo de no uniformidad del equipo conocido con la siglas BNR, no es recomendable si este valor es superior a 8. Más allá de este campo, se forma una zona de divergencia, es un campo lejano llamado campo de Fraunhofer, en esta zona el haz del ultrasonido es más uniforme.

Cómo es el tratamiento con ultrasonido?

El tratamiento de ultrasonido terapéutico consiste en la aplicación de ondas electromecánicas que producen vibraciones, que provocan la estimulación de las moléculas que conforman a los tejidos y se transforma en calor.

Este es el principio básico del ultrasonido terapéutico, la utilización del calor como mecanismo terapéutico, no obstante, hoy en día se está avanzando hacia el uso no térmico del tratamiento. Antes de iniciar cualquier tratamiento se debe primero definir sobre que tejido que se va trabajar y cuál es el efecto que se busca térmico o no térmico.

Al tener definido si trata de un tejido superficial o de un tejido profundo, se debe entonces seleccionar la frecuencia con la que se va a trabajar. En la mayoría de los equipos de ultrasonido vienen calibrados para seleccionar entre 1 MHz a 3 MHz. Es importante señalar que mientras mayor es la frecuencia mayor es la absorción por parte de los tejidos y menos penetra el haz del ultrasonido, la temperatura también responderá a la frecuencia, siendo proporcional a este, es decir, a mayor frecuencia, mayor temperatura.

Luego se debe seleccionar el tipo de pulso o irradiación, si es continua o por pulsos, si se busca un tratamiento con efecto térmico, se utilizara el ciclo continuo, por el contrario si buscamos el efecto no térmico entonces es recomendable utilizar el ciclo de pulso. Para finalizar debemos determinar la intensidad con la que las ondas llegaran al tejido, lo cual también va a depender de si vamos a trabajar con un efecto térmico o no térmico.

Forma de uso

Luego de determinar el tipo de tejido, la frecuencia, la intensidad y el tipo de tratamiento que se va a aplicar al paciente si es térmico o no térmico, se procede entonces a iniciar la sesión de terapia de ultrasonido.

Para ello se coloca en la zona donde se aplicaran las ondas el gel, que permitirá aumentar la velocidad de las ondas que serán dirigidas a la zona a tratar. Para evitar dañar el tejido se deben realizar movimientos que permitan abarcar la zona a ser tratada, estos movimientos deben ser circulares o lineales, lo que el terapeuta decida. Después de aplicar el tratamiento, se limpia la zona tratada para retirar el gel.

Contraindicaciones del ultrasonido

No podemos olvidar que se trata de un tratamiento, en el que se utilizan ondas electromecánicas, las cuales van dirigidas como un agente físico hacia un tejido en particular, por lo que como toda técnica debe tener precauciones y posibles contraindicaciones. Una de las primeras contraindicaciones es su aplicación, por personas inexpertas y con base en el desconocimiento del tratamiento que debe ser aplicado.

No se recomienda la aplicación de terapias de ultrasonido durante el embarazo, de ser extremadamente necesario, no se debe aplicar el ultrasonido cerca del útero, tampoco se debe colocar ultrasonido sobre tejido canceroso, ni anomalías vasculares como trombosis, embolias. También está contraindicado en pacientes hemofílicos, tampoco en las zonas cercanas al corazón en pacientes con cardiopatías. No se de aplicar en la zona de los ojos y se debe prestar especial atención, cuando los tratamientos estén dirigidos a niños.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

(Visited 47 times, 1 visits today)