Friedrich Engels, sus Aportes al Marxismo y Mucho más Sobre este Filósofo

Friedrich Engels fue uno de los más reconocidos filósofos del siglo XIX, cuyos aportes ideológicos y proyección histórica siempre se encuentran muy vinculados a la figura de Karl Marx. Ambos pensadores escribieron conjuntamente algunos de los libros más significativos sobre los movimientos socialista, comunista y sindical. Te invitamos a conocer en este artículo su obra y pensamiento.

Friedrich Engels

¿Quién fue Friedrich Engels?

Engels fue un pensador y economista de origen alemán, y uno los fundadores del movimiento conocido como socialismo científico o marxismo. Pese a provenir de una familia perteneciente a la burguesía industrial y tener una posición acomodada, fue un empedernido luchador por los derechos de los obreros y trabajadores.

Junto a Karl Marx escribió el Manifiesto Comunista, uno de los documentos políticos de mayor influencia a nivel mundial, y a partir del cual se originó la correspondiente corriente ideológica. En la redacción de sus teorías tomó como referencia lo que había experimentado a su alrededor, lo cual sentó las bases de sus siguientes trabajos.

Pese a que Engels suele ser recordado como el coautor de los trabajos de Marx, debe reconocérsele haber sido el responsable de instaurar la socialdemocracia en Alemania de forma definitiva.

Biografía

Friedrich Engels nace un 28 de noviembre de 1820 en la localidad de Barmen, (antigua Prusia), en el seno de una familia conservadora con influencias religiosas calvinistas. Al ser su familia adinerada, se pensaba que al crecer se encargaría del negocio textil de su padre, pero todo cambió luego de comenzar a estudiar en la Universidad de Berlín.

Allí fue parte de los encuentros que realizaban los hegelianos de izquierdas, quienes apoyaban la idea de destruir los poderes predominantes en Prusia, la religión tradicional y el estado feudal.

En 1842, mientras trabajaba de forma temporal en una de las empresas de su padre en Manchester, realizó un sondeo acerca de cómo el capitalismo afectaba al proletariado inglés. Un par de años después, conoció en París a la persona que mayor influencia tendría en su vida: Karl Marx.

Friedrich Engels

Su amistad se hizo cada vez más estrecha, al punto que su trabajo en conjunto fue muy valorado por las organizaciones de trabajadores tanto de París como de Bruselas. “La Sagrada Familia”, “La Ideología Alemana” y “El Manifiesto del Partido Comunista” son algunas destacadas obras de ambos autores.

En junio de 1847, Engels participó en el congreso de la denominada “Liga de los Justos” efectuado en Londres, nombre que él cambió a “Liga de los Comunistas”. En su obra de 1852, “Revolución y Contrarrevolución en Alemania”, el autor describe la gran decepción que sufrió al fracasar el movimiento insurreccional alemán de 1848, del cual fue parte.

Se vio obligado a retornar a Manchester, al evidenciar lo adverso de la situación en el continente europeo. Allí se encargó de la fábrica textil de su padre, y con el dinero que obtuvo ayudó a Marx y a su familia a emigrar a Londres, quienes eran solicitados por la policía continental.

Engels pudo analizar en profundidad cómo operaba el mundo productor capitalista al estar a diario en contacto con el mundo trabajador, lo cual compartió con Marx, a quien le sirvió de base para su libro “El Capital”. Engels completaría posteriormente esta pieza maestra al publicar los volúmenes dos y tres, en cuyos prefacios expuso tanto histórica como científicamente la trascendental revolución teórica de Marx.

Artículos donde explicaba la situación de los partidos obreros, la situación agrícola y las pugnas coloniales, ya habían sido publicados previamente por Engels. Las mismas temáticas las abordó en su colaboración con la publicación “New American Cyclopaedia”, lo que lo hizo de él un continuador de lo empezado por Clausewitz y en un adelantado a las ideas de Lenin y Mao Tse-Tung.

“Anti-Dühring” y “Dialéctica de la Naturaleza” fueron algunas de las obras que redactó en ese tiempo, habiendo publicado la segunda en 1883 ya que le tomó cerca de diez años escribirla. Al año siguiente publicó “El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado”, donde analizó los cambios que las relaciones de producción ejercían en las formas de parentesco entre humanos.

Friedrich Engels

Al fallecer Marx, Engels quedó como el único responsable de que no se perdiera la socialdemocracia que en Alemania y Francia aún no terminaba de florecer. De ello se ocupó hasta que la muerte le alcanzó en Londres el 5 de agosto de 1895.

Obras

Algunas de sus obras más importantes son:

  • La Sagrada Familia (1844).
  • La Condición de la Clase Obrera en Inglaterra (1845).
  • La Ideología Alemana (1846).
  • Manifiesto del Partido Comunista (1848).
  • Las Guerras Campesinas en Alemania (1850).
  • Contribución al Problema de la Vivienda (1872-73).
  • Dialéctica de la Naturaleza (1873-83​).
  • La Revolución de la Ciencia del Sr. Eugen Dühring, mejor conocido como Anti-Dühring (1878).
  • Del Socialismo Utópico al Socialismo Científico (1880).
  • El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado (1884).
  • Ludwig Feuerbach y el Fin de la Filosofía Clásica Alemana (1888).

Aportes a las Teorías de Karl Marx

Entre los principales aportes de Friedrich Engels a las Teorías de Karl Marx sobresalen:

  • El Manifiesto Comunista.
  • El Capital.
  • El Periódico Neue Rheinische Zeitung.
  • La Primera Internacional (AIT).
  • El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado.
  • Crítica al Programa de Gotha: la crítica al programa socialdemócrata.

El Manifiesto Comunista

El Manifiesto del Partido Comunista fue una obra redactada por Friedrich Engels y Karl Marx para el segundo Congreso de la “Liga de los Comunistas”, organización que respaldaba las teorías de Marx. La publicación del libro se efectuó en 1848, justo antes de que comenzarán a surgir en Europa los movimientos revolucionarios. No obstante, su rápida difusión, no tuvo mayor resonancia.

Su tesis central la resumió Engels con estas palabras:

“(…) la historia del hombre es la historia de la lucha de clases, entre explotadores y explotados, entre clases dominantes y oprimidas; dicha historia ha experimentado una serie de evoluciones, que la han llevado a alcanzar hoy día tal nivel que a los explotados y oprimidos, el proletariado, les resulta imposible liberarse del yugo de los explotadores y dominantes, la burguesía, sin liberar de una vez y para siempre a toda la sociedad de ser explotada, oprimida y dividida en clases”.

El Capital

En coautoría igualmente con Marx, este texto se erige como otra de sus obras fundamentales. En ella Engels no sólo proporciona datos prácticos, estadísticas y apreciaciones propias, sino que además analiza de forma exhaustiva al sistema de producción capitalista, al igual que las relaciones de poder imperantes.

De un lado el capitalista burgués, dueño de los medios de producción, del otro el obrero, que aporta la fuerza de trabajo. Por su labor, el segundo recibe una ínfima parte, al menos para subsistir, mientras que el primero se queda con el resto. Esto último es lo que se suele llamar plusvalía.

De acuerdo a Engels lo que motoriza a la sociedad es la lucha de clases y el capitalismo terminará por sucumbir a causa de sus propias contradicciones, sobreviniendo a continuación la dictadura del proletariado y por último el comunismo.

El Periódico Neue Rheinische Zeitung

El periódico Neue Rheinische Zeitung cuya primera edición vio la luz en 1842, fue creado por Engels y Marx, durando apenas algo más de un año. Fue justamente en las oficinas del antiguo periódico Rheinische Zeitung que ambos se conocieron, no considerándose entonces como amigos.

Para Marx las ideas de Engels eran sumamente radicales y podían no ser bienvenidas por los lectores del periódico. No fue sino hasta 1844 que Engels comenzó a colaborar con Marx, labor que se extendió por más de cuatro décadas.

Mientras se encontraba refugiado en Bruselas, Engels aportó su ayuda al movimiento político y sindical, y en conjunto con Marx contribuyó con la “Liga de los Justos”, que luego se llamaría, “Liga de los Comunistas”. El propósito último de ese movimiento era instaurar “sistemas de gobierno burgueses” con los que se pudiese defenestrar a la nobleza.

La Primera Internacional (AIT)

Una de las figuras cimeras de la Primera Internacional o Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) fue Friedrich Engels, quien fue su secretario en diferentes naciones europeas. En todo ese tiempo se enfrentó con todo aquel que se manifestó contrario a las propuestas marxistas.

Su crítica fue especialmente dirigida al anarquista Mijail Bakunin y a sus ideas libertarias, y al hecho de que reducía el papel de la AIT al de una simple organización cuya única función era la de regular al resto de organizaciones nacionales. La AIT consideró como un triunfo la creación por parte de August Bebel y Wilhelm Liebknecht del Partido Obrero Socialdemócrata Alemán en 1869.

En ese entonces fue publicada su obra “El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado”. Tras el fallecimiento de Marx, el proyecto de ambos fue continuado por Friedrich Engels, quien rechazaba cualquier idea de izquierda que se restringiese a una simple reforma. Evidencia de ello es su obra “Crítica al Programa de Gotha: crítica al programa socialdemócrata”.

Leyes de la Dialéctica

Para Friedrich Engels la dialéctica es más que un principio histórico, ya que la entiende asimismo como un principio ontológico y epistemológico. No solo es la forma en que se mueven y desarrollan todos los seres, sino que también es el sistema de pensar.

En comparación con el “sistema metafísico de pensar”, en el cual todo se hace mecánicamente, donde cualquier cosa, como su imagen en el pensamiento, su representación, es un objeto fijo e inmutable y es investigado de forma aislada, en el sistema de pensar propuesto por Engels, el movimiento es el modo de existencia de la materia.

Dado que un cuerpo al moverse “en un mismo momento puede encontrarse en dos lugares distintos (se encuentra o no en un mismo lugar)”, se suele decir que el movimiento es contradictorio.

De acuerdo al supuesto de Engels de que lo que es real debe ser material y que lo que es material se encuentra en movimiento, se puede concluir que lo real es contradictorio, que verdaderamente los opuestos ineludiblemente se penetran mutuamente.

Son tres las leyes dialécticas de la historia de la naturaleza y de la historia de la sociedad humana que “por abstracción”​ crea Engels:

Ley de la Transformación de la Cantidad a la Calidad

Esta ley plantea que en la naturaleza “los cambios en calidad únicamente pueden ocurrir por medio de la adición en cantidad o la eliminación en cantidad de materia o movimiento”.​ A saber, al evaporarse el agua ocurre un cambio en calidad ya que la temperatura es aumentada en cantidad.

El mismo principio es aplicable a la historia y a la política, ámbitos en los que a partir de pequeños cambios sociales afloran movimientos revolucionarios que buscan modificar el sistema económico. ​

Ley de la Negación de la Negación

Este estatuto gobierna “el desarrollo tanto de la naturaleza, como de la historia y el pensamiento” donde cada manifestación excepcional supone su negación. ​​El siguiente ejemplo de Hegel es ilustrativo de ello:

“Al abrirse la flor su capullo se desvanece, pudiéndose decir que éste es refutado por aquella; así como el fruto hace que la flor aparezca como un algo irreal de la planta, exhibiéndose como el sentido de ésta en vez de aquella. Estas formas no únicamente se diferencian unas de otras, sino que se eliminan entre sí como incompatibles”.​

Ley de la Unidad y Lucha de los Contrarios

Engels estima que la realidad es básicamente contradictoria. Todos los eventos naturales son el resultado del enfrentamiento de elementos opuestos, que se encuentran unidos en el mismo ser o evento, siendo los que generan los movimientos y cambios naturales, sociales e intelectuales. Retomemos la referencia a la flor de Hegel:

“en su discurrir, conforman a la misma vez otros tantos instantes de una unidad orgánica, en lo que, lejos de oponerse, son todos también necesarios, y esta semejante necesidad es perfectamente la que compone la vida del todo”.​

Algo que Lenin indicó al respecto es que la unidad de los opuestos es condicional, transitoria, relativa, y la confrontación entre ellos es absoluta, tan absoluto como el mismo desarrollo, el mismo movimiento.

Igualmente te recomendamos este otro interesante artículo: Carl Menger, doctor en derecho, padre de la economía neoclásica

 

(Visited 25 times, 1 visits today)