Carl Menger

Carl Menger, doctor en derecho, padre de la economía neoclásica

Carl Menger, doctor en derecho, fue muy popular como analista de mercado concebido por Austria, y fue visto como el jefe de una insurgencia hipotética y autor de la Escuela Austriaca de Economía. Aquí conocerás todo sobre este destacado hombre y sus grandes aportes.

Carl Menger

¿Quién fue Carl Menger?

Carl Menger nace en la ciudad de Nowy Sącz el 23 de febrero de 1840 y muere en Viena, 26 de febrero de 1921, ciudades de Austria. Doctor en Derecho, fue el más popular como analista de mercado del punto de partida austriaco, y considerado como el jefe de un hipotético trastorno y creador de la Escuela de Economía.

Carl Menger añadió al avance de la Teoría Marginalista, donde desestimó las especulaciones de la creación del costo de estima, por ejemplo, las creadas por los expertos financieros tradicionales explícitamente Adam Smith (1723-1790) y David Ricardo (1772-1823). Entre los partidarios de Menger estaban Eugen von Böhm-Bawerk (1851-1914) y Friedrich von Wieser (1851-1926).

Estos hombres integraron la segunda era de la Escuela Austriaca de Economía, a pesar de que estos creadores no estaban de acuerdo con todas sus posiciones hipotéticas. Por otra parte, la hipótesis emocional de Menger sobre el valor significativo.

Además de su hipótesis de los costos en una circunstancia de sindicación dado por Carl Menger, lo han llevado a ser visto como uno de los tres padres de los aspectos financieros neoclásicos junto a William Stanley Jevons y Léon Walras.

Biografía

Carl Menger fue concebido en 1840 en Neu-Sandec, Galicia (actualmente Nowy Sacz situado en Polonia), una región que por entonces tenía un lugar con el gobierno de los Habsburgo del Imperio Austro-Húngaro, proveniente de un grupo de trabajadores del gobierno austríaco y fuerzas armadas.

Carl Menger contempló los aspectos legales y financieros en las universidades de Viena y Praga, al igual que obtener un doctorado en la Universidad de Cracovia. Tras un par de años como escritor en 1867, situó sus investigaciones hacia los aspectos económicos, fundamentalmente por una prima concreta que tenía disponibles costes.

Carl Menger

Surgió durante el tiempo que funcionó como socio del Vienna Zeitung. En 1871 distribuye una de sus obras más populares, los “Grundsätze der volkswirtschaftslehre” (Principios de economía) y potencialmente la más significativa de todas, ya que tiende a ser considerada como el establecimiento de la Escuela Austriaca de Economía.

A pesar de que se conocía como un “segmento inicial”, rara vez había un segundo; a pesar de eso, observe que su hijo Karl distribuyó después de la muerte una segunda versión del libro de 1871 con impresionantes ampliaciones. En 1872 ingresó en la escuela de posgrado de la Universidad de Viena, a pesar de que mostraba enfoque financiero y monetario.

En 1876, comenzó dos años como mentor del Archiduque Rodolfo de Habsburgo, beneficiario de la corona del Imperio Austro-Húngaro, y en consecuencia fue nombrado para la sede de enfoque monetario en la Universidad de Viena. Dejó su puesto de exhibición en 1903 para continuar con sus investigaciones. Carl Menger murió el 26 de febrero de 1921.

Una Designación

En 1876 Carl Menger fue designado guardián del hijo del soberano, el príncipe Rudolf, durante mucho tiempo Menger acompañó al gobernante en sus movimientos, primero a través de la Europa continental y luego a través de las Islas Británicas, debido a sus administraciones en este límite y al consejo dado a la legislatura del gobierno en cuestiones relacionadas con el dinero.

Se le presentó el título de “hofrat” y se convirtió en un individuo de la “Herrenhaus”, es decir, la Cámara Alta del Reichsrat, por fin consiguió un arreglo en la Universidad de Viena, donde permaneció hasta su jubilación en 1903. Entre los trabajos escolares de Menger, se encuentra su libro sobre el procedimiento de los aspectos financieros y el humanismo escrito en 1883.

Ya que en este trabajo se comprometió a refinar y blindar las posiciones que tomó y las técnicas que utilizó en “Estándares de Economía”, cuyo efecto secundario fue la distribución de la exploración sobre la estrategia para las sociologías con una referencia poco común a los aspectos financieros.

Lo que inició la supuesta “Methodenstreit” (Batalla de métodos) con la Escuela Histórica de Economía Alemana, y específicamente con Gustav Schmoller. El estudio de Carl Menger sobre Schmoller fue seguido por una respuesta brutal, de manera similar, eliminó las hipótesis de capital, efectivo y cambio relacionado con el dinero hasta su jubilación.

Carl Menger

Methodenstreit

La batalla de los métodos, fue una discusión entre Gustav Schmoller, uno de los principales ejemplos de la Escuela Histórica Alemana, y Carl Menger, creador de la Escuela Austriaca de Economía, durante la década de 1880 y que perseveró durante más de 10 años entre la Escuela Escuela histórica austriaca y alemana.

Comienza cuando Carl Menger atacó a Schmoller y a la escuela historicista alemana en su libro de 1883, “Examinations Concerning the Method of Social Sciences with Special Reference to Economic Sciences” (Untersuchungen über pass on Methode des Sozialwissenschaften), en donde Menger comunica su salvaguarda de la metodología austriaca.

De enfocarse en la naturaleza atomista y abstracta de los asuntos financieros, en absoluto como Schmoller que guardaba la técnica auténtica como la principal estrategia pertinente para investigar la forma de vida social. El nombre “escaramuza de estrategias” se debió predominantemente a la forma en que se trató de una discusión.

Entre dos partes

Entre los dos tipos a través de distribuciones y folletos donde aclaraban por qué sus técnicas eran las más adecuadas para la investigación monetaria, ya que este debate aludía a si alguna ciencia (en lugar de la historia no adulterada) tendría la opción de aclarar los elementos de la actividad humana que, además, tienden a cuestiones centradas en las políticas.

Incluidas las partes del individuo y el estado. No obstante, las preocupaciones metodológicas fueron las más importantes y una parte de las primeras personas de la escuela austriaca también defendió un tipo de estado de asistencia del gobierno, como lo impulsó la Escuela Histórica. Finalmente, esta discusión se transformó en una discusión individual y vana.

Ya que Schmoller y sus partidarios se dispusieron a boicotear a los educadores austríacos en las universidades alemanas y causaron una acumulación en el avance de los académicos de conducción en Alemania, no obstante, a la larga el proceso siguió con el impacto de Los Principios de Carl Menger y elaborados por sus seguidores llegaron a batir el análisis historicista.

Carl Menger

Principales aportes de Carl Menger

Observando, durante su tiempo como escritor, las distinciones en los métodos de fijación de costos entre lo que ganaba con los aspectos financieros tradicionales y lo que aceptaban las personas que se interesaban por la economía genuina, Carl Menger inició una investigación de estrategia monetaria que terminó en 1871.

Con la distribución del libro Principales of Economics, donde escudriñó las hipótesis de estilo antiguo de un valor significativo dependiente de los costos, la fuente fundamental de los pensamientos de Adam Smith y David Ricardo. Examinó una opción en contraste con la fijación de costos, con la paridad de intereses y de manera flexible.

Agregando al examen las cualidades abstractas de los compradores en sus elecciones financieras. Estas diferenciaciones de cualidades justifican el comercio y la idea principal de que los dos lados de un comercio financiero pueden beneficiarse del comercio. Este fin igualmente legítima la valoración de delegados que incentivan intercambios.

Entre elementos monetarios tratando de mejorar su situación. Ante este examen, se puede utilizar el caso del valor repartido en un balde de agua, donde el primero vale más y las cuencas progresivas de agua tienen diverso incentivo para diversos individuos, formuló su hipótesis de minimalismo y la pauta de utilidad.

Una Técnica

Desarrollada de forma independiente por Léon Walrus y William Stanley Jevons. A partir de ahora en la Universidad de Viena, refinó y amplió las especulaciones explicadas. Distribuyó las Investigaciones de la técnica para las sociologías con extraordinaria referencia a los aspectos financieros.

Con esta distribución Carl Menger estalló una lucha persuasiva con consideraciones de configuración y construyó las reflexiones de la escuela austriaca, además determinada por sus alumnos destacados, en particular Eugen von Böhm-Bawerk y Friedrich von Wieser, que en general fueron sorprendentes al recoger su globalización.

Durante los años siguientes, distribuyó algunos artículos como, en 1998, La teoría del capital y, en 1892, Sobre los orígenes del dinero, artículos que reformaron las hipótesis financieras. La construcción de la importancia del efectivo como método de comercio, permitiendo intercambios competentes en el trato de los artículos.

Carl Menger fundó la Escuela Austriaca y construyó la hipótesis de minimalismo, la idea de utilidad periférica y la idea de coste de oportunidad, con su contemporáneo británico Alfred Marshall, a pesar de sus efectos sobre la hipótesis financiera y la utilización del efectivo. Compromisos extraordinarios con idea financiera.

Teoría del valor subjetiva 

Probablemente el mejor compromiso con la hipótesis financiera a través de Carl Menger fue su hipótesis abstracta de valor significativo, una hipótesis que creó después de analizar fundamentalmente la aclaración de costos a través de los costos de creación propuestos por analistas de negocios a la antigua, principalmente Smith y Ricardo.

Ya que como lo indica Carl Menger todo comienza con los requerimientos del individuo y de la persona, que establecen el ímpetu principal esencial, junto con las restricciones que las apariencias individuales, de las elecciones financieras.

Dado que Carl Menger sostuvo que el valor o el costo de lo que él llama productos se resuelve legítimamente por las elecciones de las personas y particularmente por sus requerimientos, por lo tanto, para Menger la mercadería eran cosas cuidadosamente útiles, que deben satisfacer una necesidad humana.

Carl Menger además reconoce mercadería de primer pedido (mercancía de cliente) y mercadería de mayor pedido (productos con determinado interés, particularmente mercadería de capital), los anteriores solo satisfacen necesidades humanas.

Mientras que los últimos satisfacen las necesidades humanas por implicación a través de la creación de productos de primer nivel; que realiza una cadena de medidas de evaluación identificadas con las necesidades emocionales de las personas.

Teoría marginalista 

El compromiso más significativo de este creador se encuentra en su obra más pertinente, “Estándares de economía política” (1871), ya que, como lo expresa el propio Carl Menger en el preámbulo, es el lugar para aclarar maravillas monetarias, en concreto intrigas, salarios y salario, según una perspectiva legítima para todos los órdenes sociales.

En este libro, el escritor retrató cómo los individuos, en vista de una información sobre lo accesible con gracia, buscan obtener la utilidad concebible más elevada (caracterizada por él como la capacidad de una cosa para satisfacer las necesidades humanas). En consecuencia, un decente tiene estima si los individuos, actuando con normalidad.

Entienden que la satisfacción ante una urgencia o necesidad, depende del límite que necesitan para descartar ese grande. Además, Carl Menger r presenta el “Costo de puertas abiertas”, uno de sus compromisos más fascinantes. Llamó la atención sobre que la estimación de un determinado decente es comparable a “el cumplimiento de necesidades que tendría que entregar siempre que dichos grandes no fueran accesibles”.

Es decir: gasto casual. Asimismo, Carl Menger estableció la “pauta equimarginal”, indicando que el individuo que devorará para que los cumplimientos de todos los grandes sean equivalentes en el borde. Este es un juicio que comienza en cada individuo cuando comprende la idea financiera de un decente.

Una Investigación

La investigación marginalista de Carl Menger llegó a convertirse en un pilar de la idea financiera del siglo XX. En cuanto a la propiedad, Menger certifica que este es un resultado ineludible de la presencia de productos monetarios, y que solo podemos ponerle fin con un esfuerzo significativo. Asimismo, aclara que en cualquier momento en que se pueda acceder a un decente en menor cantidad de lo que se debería esperar.

La propiedad aparecerá, ya que solo una parte de la sociedad habrá dicho genial y la mejor manera de acabar con la propiedad es hacer la gran parada para ser económico, es decir, la suma accesible es más notable que la necesidad. Además, para Menger, con respecto a la mayoría de los marginalistas.

El Estado no debería intervenir en nada en la economía, ya que si ocurriera una torpeza, el propio mercado sería el responsable de explicarlo. Respecto a Carl Menger sostuvo, en su obra Los “Estándares de Economía Política”, que los productos adquirieron estima cuando su accesibilidad era deficiente para cubrir las necesidades que satisfacen.

Al disminuir la medida de la mercadería existente, a partir de ahora son insuficientes. En realidad, los productos que existen en tal cantidad que una parte de ellos no se usa no tendrán valor. Así, la estimación de productos tiene su punto de partida en la conexión entre la mercancía y los requerimientos de los sujetos financieros y no solo en las mercancías mismas.

En el cumplimiento de cada necesidad, las unidades progresivas de un decente producen cumplimientos reduciendo o mínima utilidad; siendo definitivo en consecuencia, a la medida del valor económico, el cumplimiento entregado por la última unidad de los grandes. Mientras que en los operadores monetarios.

Acciones comunes

Las personas que actúan con todo o que compran y venden reaccionan al ansia de realizar cierres predeterminados. Lo harán ya que para ellos es fundamental. Funcionan como lo indican las valoraciones que consideramos abstractas que el comprador comerciante proporciona para su fin. Siempre que lo considere un método satisfactorio para lograr su fin.

Por fin, Carl Menger sobre los elementos beneficiosos, imagina que habiendo eliminado la presencia de sustancias objetivo que tienen un incentivo en sí mismas o que piensan y eligen, por ejemplo, clases sociales, componentes materiales, medida de trabajo, entre otros, propuso otra visión para considerar perspectivas viables, por ejemplo, la creación y apropiación de lo que se entrega.

Carl Menger en el siglo XXI, no hay mucho que destacar en las ideas que abordó a nivel monetario. O tal vez, en lo que respecta al Marketing, es en lo que se puede desarrollar, ya que a partir de la necesidad se crea el valor que se le da al gran monetario y éste es valioso en tanto pueda satisfacer las necesidades del cliente.

De esta forma, cuando se da la necesidad a través de una publicidad, la sociedad en general, saldrá a buscarla para satisfacer sus necesidades. Mientras que en los aspectos financieros, podemos presentar a más devotos de Carl Menger de la “Escuela de Viena” que construyeron la hipótesis austriaca del ciclo económico.

El Crédito

Esto aclara la conexión entre el crédito bancario, el desarrollo financiero y los enormes errores de emprendimiento que se acumulan en el período ascendente del ciclo, detonando con la bolsa de aire y diezmando la estima. Sostiene que una extensión de crédito “falsa”, es decir, no patrocinada por fondos de reserva intencionales anteriores y controlando a la baja el costo de financiamiento.

En general expandir una especulación y llegar a producir una explosión monetaria errada, dado que los costos generales han sido deformados por las más masas notables de efectivo que fluye en la economía. Estas empresas, que no se habrían intentado si no hubiera sido por la flexión mencionada anteriormente, abusan de los recursos de capital acumulados.

Dirigiéndose a tareas sin recompensa, si la tarifa del préstamo del mercado hubiera ganado y en algún momento u otro creará sobrevaluaciones en unos pocos o algunos recursos. Tales bolsas de aire definitivamente terminan explotando. En el momento en que se detiene la emisión de nuevos medios de comunicación guardián.

Los costos de los préstamos engañosamente bajos se establecen en su nivel real de mercado, en general mucho más alto que el establecido por los bancos nacionales dada la escasez de productos de capital. Esto elimina repentinamente la progresión del crédito modesto, y las empresas que parecían ser beneficiosas con costos hinchados actualmente dejan de serlo.

Bienes económicos

Carl Menger llega a caracterizar los productos financieros como “aquellos para los que hay una necesidad más notable que la accesible graciosamente” y mercancías no monetarias “aquellas, por ejemplo, el aire o el agua, cuya flexibilidad supera las necesidades”. La personalidad de una persona decente, entre monetaria y no monetaria.

Puede cambiar con variaciones en flexibilidad o necesidades. Además, caracteriza la “premisa de la propiedad como la seguridad de la responsabilidad de la mercadería”. Para Carl Menger, la estimación de lo decente existe cuando un individuo comprende que la satisfacción de una necesidad depende de la capacidad de descartar lo grande.

Tanto los productos monetarios como los no financieros tienen utilidad, ya que la utilidad es la capacidad de algo para satisfacer las necesidades humanas, sin embargo, la estimación de utilización es simplemente restrictiva para la mercancía monetaria ya que supone escasez.

Imputación de valores

Otro de los compromisos importantes de Carl Menger fue su hipótesis para estimar las mercancías de mayor demanda (activos lucrativos). Ya que según este creador el costo de la puerta abierta se percibe claramente según la estimación de los últimos productos para la persona con conducta conservadora.

En esta línea, la estimación de un útil específico para un individuo es equivalente a la inclinación general de necesidades que tendría que entregar en caso de que no pudiera tener dicha cantidad de los grandes. En cualquier caso, Carl Menger también aplicó una idea de costo de puerta abierta a la valoración de productos de mayor demanda, aclarándola de la siguiente manera:

Aceptando para cada situación que todos los productos accesibles de una solicitud superior se utilizan de la manera más asequible, la estimación de una cantidad particular de una solicitud decente o superior equivale al contraste entre la importancia de esos cumplimientos que podríamos obtener a cuenta de eso teníamos el monto del pedido superior grande.

Teoría monetaria

Carl Menger propuso una hipótesis praxeológicamente evidente del inicio del efectivo, donde hizo referencia a que el efectivo no fue una innovación del Estado, ya que, según este creador, el efectivo surgió como una medida que pondría un incentivo matemático en nuestra creación individual para que pudiera ser intercambiado por la creación de otros.

Dado que según Carl Menger, cuando producimos, estamos solicitando efectivo, sin embargo, lo que realmente descubrimos cuando producimos es nuestro interés por lo que otros tienen. Fundamentalmente por el hecho de que para Carl Menger la importancia financiera de la moneda, consiste esencialmente en mantenerse alejado de la actividad mecánica.

Dividir el metal valioso en las cantidades necesarias, y sin perjuicio de que su reconocimiento nos ahorra la evaluación de su validez, finura y peso. Esto libera del reconocimiento de diversas medidas de legitimación que infieren penitencias monetarias, y como resultado de esto, la comercialización normalmente alta de metales valiosos se incrementa de manera impresionante.

Teoría de liquidez de las mercancías

Carl Menger pensó en que en los negocios ordinarios el hombre financiero tomaba en cuenta, aunque lentamente, los puntos de interés monetario que se adquirirían si se utilizaran incorrectamente las actuales puertas abiertas para el cambio, porque los objetivos de este hombre estaban coordinados, lo más importante.

Como por la sencillez de toda la cultura burda, y a lo que exactamente estaba lo suficientemente cerca. Para encarnar este pensamiento, Carl Menger plantea una circunstancia en la que una vajilla unificada debe intercambiarse por una variedad de artículos que son reclamados por varias personas.

Debido a esta circunstancia, la comercialización de los productos a los que se hace referencia, en caso de duda y necesidad, no se completaría debido a la falta de circulación de dicho grande entre las reuniones. Además, estos problemas llegaron a convertirse en impedimentos sorprendentes para el avance del intercambio y simultáneamente para la creación de mercancías.

Principales obras de Carl Menger

Entre las principales obras creadas por Carl Menger, tenemos las desarrolladas en el año 1871, un trabajo de investigación hecho por los principio de economía. Además de la investigación dada sobre el Método ejecutado en Economía Política y las Ciencias Sociales en 1883.

También podemos destacar el ensayo hecho sobre los errores del Historicismo en la Economía Alemana en el año 1884 y la Teoría del Capital. Sin duda estas obras dejaron un fuerte aporte en la economía por parte de Carl Menger. Por ello de dejamos un interesante vídeo y a su vez te sugerimos leer sobre El Templo de Zeus en Olimpia, un templo clásico de orden dórico.

(Visited 5 times, 1 visits today)