David Hume Filósofo y economista, influyente del Empirismo

David Hume fue uno de los filósofos y escritores más prestigiosos del movimiento empirista y del liberalismo, está considerado como uno de los representantes más radicales en relación a la forma de proponer sus ideas, los límites y las consecuencias de su pensamiento, sus obras están consideradas como de primer orden. Por esta razón te invitamos a descubrir un poco más de este extraordinario personaje que contribuyó con sus ideas a la renovar el papel de la sociedad.

DAVID HUME

¿Quién fue David Hume?

David Hume fue un filósofo, economista, diplomático e historiador de origen escocés, las investigaciones de Hume están basadas en el conocimiento que se deriva de la experiencia, por lo que es uno de los representantes más relevantes del movimiento del empirismo el cual afirma que el conocimiento procede de la experiencia y del movimiento de liberalismo que la filosofía moral y política se basa en la libertad individual, la igualdad ante la ley y la reducción del poder del Estado.

El pensamiento de David Hume contribuyó con el utilitarismo,  el cual establece que las mejores actividades son las que generan mayor felicidad y bienestar a la mayor cantidad de individuos; el positivismo que se basa en que el único conocimiento auténtico es el conocimiento científico; igualmente contribuyó con la filosofía analítica, la cognitiva.

Sus investigaciones se basan en la radicalidad, la cual es establecida por la manera en que propone los límites y las consecuencias del pensamiento, las cuales están consideradas como elementales e intencionadamente reductivas, tal como lo establecen los diferentes filósofos empiristas.

David Hume estableció la importancia de la investigación sobre el origen de las ideas, las cuales él las  apreciaba como duplicados, copias de imágenes de las impresiones generadas de las sensaciones, de las pasiones y de las emociones, por lo que para Hume,  el razonamiento era la base del descubrimiento de las relaciones entre las ideas, las cuales podían generarse de dos formas: las existentes entre los hechos las cuales se generan del razonamiento probable establecido por medio de la experiencia y las relaciones entre las ideas que se generan en el objeto del razonamiento demostrativo,  las cuales están sustentadas en el principio de no contradicción, establecida por Aristóteles en el cual es imposible que dos situaciones positivas o negativas, en las que haya un atributo en común, sean simultáneamente  ambas  verdaderas o falsas.

DAVID HUME

Biografía

David Hume nació el 26 de abril de 1711 en Edimburgo – Escocia, en el seno de una familia aristocrática en los límites fronterizos con Inglaterra, fue el menor de tres hermanos, su padre ejercía como abogado y falleció cuando David tenía tres años de edad, por lo que la madre decidió mudarse a la localidad de Ninewells. En el año de 1772 ingreso al Colegio de Edimburgo, donde recibió clases de los  seguidores del físico, matemático y teólogo Isaac Newton, también leyó poemas latinos y de renombrados ingleses.

Por tradición familiar tenía que realizar la carrera de Derecho, aunque desde la adolescencia ya se veía identificado con la filosofía, tal como lo relató es un escrito meses antes de su fallecimiento,  en donde indica que había seguido la tradición familiar y que había sido exitoso en sus estudios, sin embargo siendo muy joven ya sentía pasión por las letras y que para aquel momento ya era un instinto dominante en su vida y un comienzo trascendental de muchas satisfacciones en su vida.

A la edad de 16 años ya estaba interesado en estudiar e investigar la esencia del ser  humano, para el año de 1734, cansado de los estudios de leyes,  le escribe una carta al médico y escritor escocés John Arbuthnot, en el cual le narra la aversión hacia todas las cosas que lo rodean, menos a los estudios de filosofía y a lo relacionado con el  saber de forma general. De esta manera se rehusó a continuar con sus estudios de leyes, y se dirigió a la ciudad de Bristol en Inglaterra, para ejercer como comerciantes, para posteriormente viajar a Francia y reside allí por espacio de tres años.

Para el año de 1737 con 26 años edad, como filósofo redactó el Tratado de la naturaleza humana, se había despertado en él la investigación del concepto de la causalidad, por lo cual demostró los principios de la razón y del juicio son asociaciones habituales que se generan de diferentes sensaciones o experiencias.

Para  el año 1737 en la ciudad de Londres,  publica de manera anónima dos libros,  los mismos no tuvieron la reacción que él esperaba, sufrió una gran decepción sin embargo  ese desencanto fue la causa que lo motivó a escribir de tal forma que fuera bien comprendido por su público, por lo cual comenzó a redactar sus ideas  de una manera menos abstracta,  tratando de explicarse de una manera simple y clara.

DAVID HUME

Producto de la frustración que le provocó su primera publicación David Hume retorna con su familia a Escocia en el año de 1739, su vida es sobria y reservada, tuvo relaciones familiares con el juez del Tribunal Supremo de Escocia Henry Home, volvió a escribir en 1740 publicando su obra el Resumen del Tratado de la naturaleza humana, igualmente el libro II del Tratado de la naturaleza humana.

En el año de 1740 conoció filósofo y economista escocés Adam Smith, el cual es considerado uno de los mayores representantes de la economía clásica y de la filosofía de la economía, ly se convirtieron en grandes amigos.

En el año de 1742 era el secretario del general y político escocés James Saint Clair, ambos  viajaron a la ciudad de Viena y Turín como representantes diplomáticos de Escocia, a partir de esta misión de trabajo, se le despertó a David Hume un interés por la historia. En  un nuevo trabajo como bibliotecario en el Colegio de en Abogados de Edimburgo escribió sobre la Historia de Inglaterra en seis volúmenes, fue un trabajo colosal que le aportó una gran fama y comenzó a ser reconocido.

Para el año de 1763 fue secretario en la Embajada de Francia, para el año de 1767 se mudó a París como encargado de negocios en la Embajada, en ese periodo comenzó a frecuentar el Partido Filosófico, donde se reunían los intelectuales franceses, para el año de 1768 es nombrado subsecretario de Estado en Londres por lo que regresa a Inglaterra en compañía del filósofo, escritor y pedagogo Jean-Jacques Rousseau.

David Hume mientras estaba a cargo de sus comisiones diplomáticas,  nunca dejó de investigar y escribir, en el año de 1775 fue diagnosticado con un tumor intestinal y falleció el 25 de agosto de 1776, contaba con sesenta y cinco años de edad, junto a él se encontraba su gran amigo Adam Smith.

Obras de David Hume

David Hume tuvo una gran producción literaria,  entre las que se encuentran las siguientes obras, ensayos, cartas, investigaciones, discursos entre otros, a continuación una muestra de sus obras:

  • Carta dirigida a un médico: Historia amable de mi vida – 1734
  • Tratado sobre la naturaleza humana – 1739 a 1740 el cual contiene los siguientes libros:
    Libro 1 Del Entendimiento
    Libro 2 De las Pasiones
    Libro 3 De la Moral
  • Resumen: Tratado sobre la naturaleza humana -1750
  • Ensayos sobre moral y política – 1741 a 1742
  • Investigación sobre el entendimiento humano – 1748
  • Cartas de un caballero a su amigo de Edimburgo – 1745
  • Investigación sobre el entendimiento humano – 1748
  • Historia de Inglaterra –  1754 a 1762
  • Cuatro disertaciones 1757: Historia natural de la religión – De las pasiones –  De la tragedia – Del criterio del gusto
  • Historia natural de la religión -1757
  • Mi vida -1776
  • Diálogos sobre la religión natural – 1779

DAVID HUME

El empirismo según David Hume

David Hume establece que todo el conocimiento humano se genera de los sentidos, indica que hay una diferencia entre las percepciones emanadas por la mente cuando hay un sensación y esta se transforma cuando la mente se anticipa a la imaginación, a continuación se desglosa las teorías del empirismo según Hume:

Las ideas

David Hume establece que los contenidos de la conciencia se generan de la percepción y las divide en dos clases: las impresiones y las ideas.

Las impresiones vienen dadas por la información inmediata de la experiencia pudiendo ser de manera interna o externa y se dan a través de las sensaciones y de los sentimientos,

Las ideas están relacionados con la información inmediata, reproducida o derivada de las impresiones relacionadas con los sentidos o con las emociones como el amor o el odio.

Hume cataloga a las ideas como débiles ya que la misma es la expresión ya relacionada por lo que se produce una acción de difuminación de las emociones o impresiones del pensamiento y del raciocinio, la misma está determinada por el pensamiento y el razonamiento emergen de la habilidad de crear imágenes, indica que existe un principio de conexión lógica entre el pensamiento y las ideas, ya  ésta se desarrolla en la memoria o en la imaginación siguiendo un orden de impulso, el cual sigue los conectores de semejanza y proximidad en el espacio y en tiempo y a su vez genera la causa y el efecto.

Aunque las ideas del pensamiento se presentan con una libertad infinita, la capacidad para crear ideas se limita a la capacidad de combinar, acrecentar, reducir o fusionar los elementos que se obtienen por la percepción y de la experiencia, por lo que todo lo que se imagina tiene por qué sí,  derivarse de una experiencia previa.

Causalidad

El principio de la causalidad está relacionado con el enlace requerido entre la causa y el efecto, de esta manera si se conoce la causa, el entendimiento puede deducir cual será el efecto que se producirá.

No se puede predecir que un acontecimiento específico causa otro acontecimiento, lo que se reconoce es que ese acontecimiento en específico siempre está relacionado con el otro, a esta situación se le denomina término conjunción constante o costumbre, por lo que no hay razón para establecer que la primera situación causó la segunda o si continuará apareciendo las mismas situaciones que producen la causa con el efecto, los motivos de este comportamiento se presentan no por la causa o por el efecto del comportamiento natural de la situación, esta situación se genera por los hábitos de la psicología humana establecidos y esperados por la experiencia.

Un ejemplo de la situación de la causalidad se da cuando por ejemplo la pelota A golpea constantemente a la pelota B y siempre tienen el mismo movimiento por lo cual se produce en nuestra mente una conjunción constante, ya que nuestra mente está segura que la pelota B seguirá a la pelota A, esta situación produce una necesidad de entendimiento débil, porque ya se sabe de antemano por costumbre que va a suceder.

David Hume indica, que cuando se realiza la acción de observar, se tiene la capacidad de tener las pruebas de las características de lo que hay en nuestro aprendizaje y en nuestro alrededor en un momento específico, por lo que no existe una  sustancia o la esencia de lo material, sino propiedades que posteriormente le atribuimos a posibles fundamentos que poseen esas mismas cualidades. Hume sostiene que el ser humano como los animales, por naturaleza poseen la predisposición instintiva a creer en la causación debido a los hábitos del sistema nervioso, esta situación no se puede eliminar, pero tampoco se puede probar mediante ningún explicación razonada o proveniente de la observación.

El problema de inducción

David Hume estableció en sus investigaciones que el razonamiento humano tiene dos características:

Las Relaciones de ideas, la cual involucra percepciones neutras como por ejemplo las matemáticas ya que las mismas están regidas por las evidencias razonadas.

Los Hechos, que  se comportan de acuerdo a la experiencia  producto de la práctica donde los razonamientos son inductivos ya que provienen de la observación y de la experiencia.

Esta situación no permite conocer nada de la naturaleza previo a la experimentación, inclusive  Hume indica que “un hombre sin experiencia no puede haber deducido que la transparencia y fluidez del agua quita la sed”, por lo que todo lo que se dice, se piensa o predice en relación con la naturaleza, viene de una experiencia previa, que lleva a la necesidad de la inducción,  que es la manera que el razonamiento de la verdad se apoya en los antecedentes, que indican que las situaciones se van a repetir; sin embargo esto no garantiza que siempre sea así.

El principio inductivo, presupone que se puede confiar en los hechos del pasado para poder predecir el futuro, esta situación se evidencia en el caso de la lluvia en el que en determinado mes comienza el periodo de lluvia, por lo que  en el futuro se espera que en ese mes en específico se inicie el periodo de lluvia, en este sentido concluye que el proceso inductivo se basan en el instinto y en la costumbre, no en el razonamiento.

Dame Hume declaraba que la investigación y el análisis que realizaba en la mente para poder establecer el principio inductivo, trajo como resultado,  que tanto los efectos como las causas y viceversa, son  fundamentales para el sostenimiento y la subsistencia de los seres humanos, considerando  que se puede tener mayor confianza en el proceso inductivo que en las mentiras de las deducciones del razonamiento humano, ya que ésta es lenta en su análisis, la misma no se presenta en los primeros años de la niñez y adicionalmente como en todo el proceso del ser humano éste es proclive a cometer errores.

La identidad personal

David Hume establece que cuando se observa la mente, no se encuentra en ella ninguna simpleza o acciones permanentes, todo lo contrario, se ubican una acumulación de percepciones, que suceden constantemente, por lo cual indica: “cuando busco en la mente del yo mismo, siempre me encuentro con una percepción particular la cual puede ser frío o calor, luz o sombra, dolor o alegría. Es imposible captar un “yo mismo”, sin tropezarme con una percepción o sentimientos”. Esta situación hace que niegue la tesis de René Descartes son el YO como una substancia pensante del “Pienso luego existo”.

El principio de la identidad personal o el YO es la concepción y la expresión que tiene cada persona en relación a su individualidad y a cerca de su pertinencia en el mundo, por lo que esta teoría establece que la mente posee un compuesto de percepciones las cuales no tienen un mecanismo o condición cohesiva.

La identidad personal por lo tanto es una mezcla de experiencias que están relacionadas con la causalidad y la semejanza; el YO es la consecuencia de nuestras costumbres naturales de aplicar y adjudicar la existencia de manera unificada a cualquier recopilación de hechos asociados, ya que se convierte en una creencia natural en el cual no se produce un basamento lógico para su aplicación.

David Hume establece que la identidad personal inclusive va más allá de lo que se puede establecer como suyo, ya que no es sólo su cuerpo y sus habilidades psíquicas, este principio también incluye sus posesiones como su vestimenta, su hogar establecido por su compañera e hijos, sus familiares y amistades, también está incluido su renombre o prestigio, sus propiedades, sus intereses financieros, entre otros elementos.

Como filósofo Hume establece que la particularidad de la mente es desconocida y no hay razonamientos prácticos justificados para entender que la existencia de una persona es constante o que una mente ontológica se encuentre en la que busca la existencia de sus realidades y como estas se relacionan entre sí para tener sus propias experiencias.

Aportes a otras áreas

Las investigaciones filosóficas llevadas a cabo por David Hume, relacionadas con el conocimiento de la conducta humana, también incluye los principios que a continuación se mencionan:

Ética

David Hume establece que los problemas morales son fundamentalmente empíricos ya que se basan en la experiencia y en la observación de los hechos, Hume en este sentido no explica su punto de vista de cómo debería ser la moral, él indica como el hombre realiza juicios morales y pone el ejemplo de una persona comiendo papel,  por el cual expuso que esa situación no tenía un rol relevante y que lo importante es establecer cuál es el sentimiento de esa conducta y si con eso alcanza sus deseos y sus metas, más allá de ser una acción razonable o no, por lo que si la persona desea ingerir papel sabrá dónde ubicarlo.

La moral estimula las pasiones y esta situación produce o restringe las acciones, por lo que indica que ante esta situación las acciones que pueda  generar en la razón,  son inútiles e ineficaces,  ya que los parámetros de la moralidad no vienen dados por la razón.

David Hume indica que los seres humanos realizamos juicios morales, basados en nuestros intereses y en el de los conciudadanos, por lo que asegura que en los principios morales nunca se debe realizar juicios morales fundamentándose sólo en la razón, ya que la razón se desarrolla con los hechos, la experiencia y de esta manera extrae las impresiones, resoluciones o conclusiones.

Religión

Los aportes de David Hume con la religión la establecen en base a dos cuestionamientos establecidos en:

El Fundamento racional de la religión

El fundamento racional de la religión, se basa en la necesidad que tiene el ser humano de explicar y entender el precepto del mundo, por lo que las personas con mayor sensibilidad a la religión, aceptan que el precepto del mundo proviene de una autoridad suprema, basado en las señales donde el mundo se sitúa en un perfecto orden, establecido por  la disposición de cada cosa terrenal las cuales poseen una dirección a un fin y el cual se define como una precisa adaptación de los medios respecto a los fines.

Hume establece una causa en la conexión requerida a la cual la identifica como el efecto, por esa razón indica que los aspectos externos no hay que buscarlo en Dios, por lo que el orden o precepto del mundo es el efecto y la inteligencia que lo ordena que es Dios es la causa; éste caso se considera como único ya que no se requiere de la experiencia o de la costumbre para establecer la asociación por mandato divino.

El origen de la naturaleza humana

El principio de la religión en el origen de la naturaleza humana, está fundamentado en la doctrina religiosa y se basa en la inquietud del hombre por entender los hechos de la vida relacionados con las lluvias, las sequías, las enfermedades, las guerras, entre otros;  las cuales llenan al ser humano de esperanza, de pasiones y miedos; por lo que usa la esperanza para que los aspectos negativos no se repitan o utiliza el miedo para que los hechos no vuelvan a producirse.

Estos sentimientos y sensaciones provocaron en la historia de la humanidad que se intentaran establecer o identificar las causas de esos acontecimientos para poder controlarlos, estos individuos no eran capaces controlar esas situaciones naturales, por ese motivo establecen que sus causas sean reflejadas en sus esperanzas y miedos.

En esta situación los seres humanos se dejaron llevar por el instinto natural de que  los seres humanos que somos semejantes, lo que trajo como consecuencia la dependencia con seres invisibles que “poseían mayor inteligencia y poder”, obviamente estos seres invisibles eran exageradamente refinados para mezclarse con el pueblo por lo que terminaron creando dioses, figuras, imágenes, estatuas y es así como emerge el politeísmo que es la creencia en varios seres divinos, el cual desencadenó la idolatría.

Política

David Hume se aleja de los establecimientos filosóficos de la política que están relacionados con la conformación de una sociedad futura o la sociedad ideal fundamentadas por Platón o Tomás Moros entre otros, Hume reconsidera sobre lo que se podría corregir en las formas de ordenamiento social y realiza estudios exclusivos sobre los beneficios y utilidades de las medidas establecidas como por ejemplo la reforma de la constitución.

David Hume está en desacuerdo con las teorías filosóficas de políticas tradicionales del contrato social establecido en los tratados denominados “ Estado Natural o de la Naturaleza”, en donde los seres humanos sobrevivían haciendo uso de sus propios recursos de manera particular y que para la subsistencia del grupo se establecieron una serie de pactos sociales que propiciaron la comunidad, abandonando su estado natural y comprometiéndose a renunciar a sus propios poderes para  acatar las normas sociales.

Hume considera que el Estado Natural es una ficción filosófica el cual nunca existió, él establece que siempre hubo una relación entre los seres humanos de ambos sexos, a mantenerse unidos, procrear y cuidar a sus descendientes, para él la familia siempre fue la médula primordial de la sociedad, que se fue ampliando al comprobar las bondades que se generan de la asociación natural.

David Hume aclara que las instituciones sociales y el Estado se generan de la legitimidad de la naturaleza social y de la legitimidad producida por una convención, la cual radica en el uso y en la utilidad que los organismos e instituciones que reportan a la sociedad algún beneficio, caso contrario no tendrían sentido, igualmente establece que una sociedad puede estar sin gobierno que eso es un estado natural de los seres humanos y esta situación se comprobó empíricamente en las tribus de América.

Hume indica que con el aumento de las riquezas y las posesiones individuales a las cuales se le denomina propiedad, es que se instituyeron los gobiernos y para su sustentabilidad se requería el reparto de la utilidad, la protección de la propiedad privada, la administración de la justicia y de la equidad; por esta razón  no hay contrato social que pueda fundamentar la legitimidad de un gobierno, sólo la percepción de que se está protegido dentro de un sistema de gobierno;  por lo tanto la subordinación y la sumisión a un gobierno cesará cuando los beneficios o intereses de la misma no sean del bienestar de todos los ciudadanos.

Si fue de su agrado este artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 232 times, 1 visits today)