Arquitectura románica y sus construcciones religiosas en la Edad Media

La arquitectura románica fue el estilo arquitectónico establecido en la Edad Media en toda la Europa en el periodo comprendido entre el  siglo XI y el siglo  XII, sus edificaciones tenían las características de ser unas fortalezas ya que para la época había muchas batallas bélicas producto del ocaso del Imperio Romano. Para la época se desarrolló las primeras construcción de  las iglesias cristianas. A continuación, te invitamos a conocer un poco más sobre este estilo de arquitectura.

ARQUITECTURA ROMÁNICA

Características de la arquitectura románica

La arquitectura románica se desarrolló en la Edad Media, en la Europa cristiana durante los siglos XI y XII, en este estilo se combinan los elementos de la arquitectura oriental, la bizantina, la árabe y la normanda; los diseños estaban orientadas a la construcción de la iglesia católica cristiana, catedrales, templos, monasterios y castillos.

El mismo tuvo su origen en las profundas aspiraciones religiosas y morales de la espiritualidad de la época, donde prevalecía las rutas de peregrinación por toda Europa. Por este sentido la arquitectura románica se asentó en una vasta región que va desde el norte de España, Italia y sus islas, Irlanda, Escocia y buena parte de Escandinavia. En la Europa del Este también adoptaron este tipo de arquitectura, llegando a Polonia, Eslovaquia, Bohemia y Moravia, Hungría y Eslovenia.

Entre sus principales características se encuentran:

  • Edificios austeros, sencillos ya que no poseían esculturas, sus muros son gruesos, pilares robustos, grandes torres, haciendo parecer a estas edificaciones muy sólidas y compactas.
  • Los techos en la primera etapa de la arquitectura románica fueron construidos de madera y más tarde fueron sustituidos con piedra, estos eran abovedados en forma de arco, evolucionado hacia el arco acanalado puntiagudo, predecesor de los arcos de la arquitectura gótica.
  • La planta principal estaban diseñadas con la representación de la cruz latina, con un número impar de naves el cual es el espacio comprendido entre dos muros o filas de columnas, siendo la nave principal más ancha que las naves laterales.
  • El arco de medio punto llamado así por que tiene forma de circunferencia, está situado entre dos columnas o pilares, es el parte principal que sustenta la nave, los arcos están decorado con pasajes, figuras de animales y personajes bíblicos.
  • La construcción de bóvedas de cañón que son  la continuidad de varias piezas de arco de medio punto juntas a lo largo de un espacio.
  • Las decoraciones son direccionadas a los pilares, las puertas principales y las cornisas que es el saliente que remata el borde superior de la pared del edificio.

ARQUITECTURA ROMÁNICA

Historia de la arquitectura románica

Durante el declive del Imperio Romano, los métodos de construcción clásicos sobrevivieron, sin embargo no se contaba con los recursos para continuar con la pomposidad y majestad de estas primeras construcciones, en  el cual prevalecía el mármol y sus grandes cúpulas. Adicionalmente en ésta época de la decadencia se perdieron las habilidades para salvar muchas de éstas construcciones, por lo cual se impuso una nueva forma de construcción, en los cuales prevalecía el uso de la piedra y preservando el uso de los semiarcos, así se desarrolló un nuevo estilo de construcción el cual fue llamado Arquitectura Románica.

La arquitectura románica se desarrolló en la Edad Media, en la Europa Cristiana durante los siglos XI y XII, fue el primer estilo que se extendió por toda Europa después del ocaso imperio Romano.

El nombre de arquitectura románica, ya indica que tiene sus bases en la arquitectura romana con sus majestuosas construcciones, sin embargo estuvo influenciado por otros elementos como la arquitectura Bizantina, islámica y por los aportes de los bárbaros o germánicos éstos eran tribus nómadas que estaban ubicados en la parte norte de Europa.

Este tipo de arquitectura también se relacionó con los Papas y el cristianismo y es por esa razón que éste tipo de arquitectura románica está ligada con el catolicismo, de hecho a raíz del cristianismo se fragmentaron los reinos de Europa y muchos de ellos se convirtieron en Señores feudales,   ante la incertidumbre e inestabilidad  jurídica provocadas por las guerras y las invasiones, los monarcas cedían sus tierras en concesión por medio de un contrato socioeconómico y de producción creando una nueva clases social establecida por  los aristócratas éstos eran duques, marqueses y condes,  donde éstos últimos donaban parte de estas tierras a las iglesias cristianas y es allí donde se expande la arquitectura románica por toda Europa.

Para esta época no  había suficientes  recurso materiales y técnicos producto de las guerras, sin embargo se edificaron numerosos castillos y fortalezas, pero la cantidad de iglesias construidas fue en mayor proporción, no había una ciudad o aldea en que no se construyera una iglesia, un monasterio o abadías éstos  contribuyeron al fortalecimiento de la economía garantizando el desarrollo de la localidad, porque además de ser un sitio del desarrollo de la espiritualidad, los monjes realizaban oficios de artesanía, trabajos de campos, pastoreo, entre otros.

La arquitectura románica introdujo a las edificaciones una fachada armónica, estableció las cabeceras de las naves que es donde se ubica el altar principal, otorgándoles importancia al rito religioso, éste diseño arquitectónico combinó varias particularidades de la arquitectura  romana clásica y bizantinos y  se aperturó a la inclusión de otras tradiciones culturales  locales, estas construcciones eran fácilmente identificables por sus muros y pilares gruesos, sus grandes torres y sus arcadas decorativas, con sus planta muy regular y simétrica.

ARQUITECTURA ROMÁNICAComponentes de las construcciones arquitectura románica

La arquitectura románica tiene muchas componentes en sus construcciones,  entre los que destacan los que a continuación se indican:

Pilar compuesto

El pilar compuesto también llamado pilares de tambor o pilares cruciformes, en la acción de ubicar varios pilares a una columna o fuste  y los mismos se establecen de acuerdo a la cantidad de arcos y bóvedas que  tenga la construcción.

El pilar compuesto tiene por objetivo recibir el peso de la carga vertical de la construcción para direccionarlas a la cimentación de la edificación, a diferencia de la columna, el pilar compuesto tiene una sección poligonal de 5 ángulos, regularmente el diseño es en forma cuadrada, rectangular u octogonal

Pilares y arcos

El pilar va situado sobre el zócalo o pedestal cilíndrico que no tiene mucha altura que lleva adosada en cada lado o en uno de una o dos columnas semi cilíndricas con el objeto de sostener a los arcos formeros que son los arcos curvos que se ubican en los ejes longitudinales de la nave, con el objetivo de sostener los muros superiores.

Las columnas están compuestas de una basa que es la parte inferior de la columna y un capitel que es el componente arquitectónico ubicado en la parte superior de la pila o columna y el mismo va adosado al núcleo central prismático cuya función  es  flexión mecánica y compresión a causa de los cambios de temperatura, por lo que su rigidez tiene características de flexibilidad.

Los capiteles que es la pieza decorada en el extremo superior de la columna o de pilar y tiene por objetivo transmitir el peso de la carga del entablamento horizontal o del arco que se está apoyando en él, las mismas están ornamentadas con y otros elementos históricos.

El arco de construcción se apoya sobre el ábaco ésta es una pieza cuadrada que va sobre el capitel,  de medio punto o peraltados, regularmente son dobles o triples por lo que cada uno de ellos presentan dos o tres semianillos el más grueso va por encima de los otros dos. Cuando estos arcos están decorados es porque corresponde al segundo periodo de la arquitectura románica.

Principales construcciones de la  arquitectura románica

La arquitectura románica se puede apreciar en las construcciones que a continuación se señalan:

Iglesias

Entre las iglesias construidas bajo los parámetros de la arquitectura románica, se encuentra:

San Martín de Frómista, esta obra de la arquitectura románica, se encuentra en la provincia de Palencia en España en el Camino de Santiago, la construcción se inició en la segunda mitad del siglo XI y era parte de un monasterio el cual no existe hoy en día.

Las características de esta iglesia es las escasa altura de sus naves, destacan el cimborrio octogonal es una estructura en forma de torre que sirve para permitir la entrada de la luz natural al interior de la iglesia, ubicada en el área del crucero que es el espacio ubicado entre la nave principal y las naves transversales, posee dos torres cilíndricas a los lados de la fachada principal.

En la parte exterior de la iglesia se puede apreciar los muros de piedra y sus pocos ventanales  los cuales están diseñadas en forma de arco de medio punto situadas en los ábside que es en la cabecera donde se ubica el altar,  así como en las paredes laterales. En la fachada donde se ubica  la parte de la cornisa se extiende una ornamentación ajedrezada en piedra, en los aleros de las puertas y de los tejados se ubican aproximadamente 300 canecillos ésta es parte de la viga que se asoma al exterior y que sirve de soporte al alero decorados con gárgolas de animales y seres mitológicos, La iglesia posee cuatro fachada cada una con su respectiva puerta, la puerta principal, se encuentra bellamente decorada.

El interior de la iglesia está representada por una planta basilical en forma de cruz latina constituida por tres naves de diferentes tamaños separadas por pilares compuestos, la nave principal tiene mayores dimensiones que las dos laterales. La decoración es sobria ya que posee colores neutros y no posee elementos ornamentales muy llamativos, destacan  en ésta iglesia los capiteles de las columnas con imágenes vegetales y animales y las esculturas de Adán y Eva.

ARQUITECTURA ROMÁNICA

Monasterios

Entre los monasterios construidos bajo los parámetros de la arquitectura románica, se encuentra:

El monasterio de San Pedro de Arlanza, se ubica en la localidad de Burgos en Hortigüela – España, fue considerado como de los monasterios más importantes de la arquitectura románica, su origen fue una ermita o iglesia pequeña ubicada en el lugar que era del  año 912. Los recursos para la construcción del monasterio fueron a través de los otorgados por el Conde Fernán González y su Esposa Doña Sancha, así como el reyes Fernando I, Alfonso VII. Las  ruinas de la edificación son visibles actualmente, al lado de la ermita se edificó el monasterio románico y los salones claustrales.

La construcción del monasterio se inició en el año 1080, tenía tres naves y tres ábsides semicirculares a la cabecera, los capiteles, una torre que se cree tenía fines defensivos y un claustro compuesto por una galería de columnas que rodea al jardín interno, la sala capitular donde se reunían los monjes, los capiteles de cesta  de diferentes relieves, algunos poseen hojas triangulares estriadas y otros con figuras zoomorfas, como por ejemplo parejas de aves, leones, serpientes, entre otras.

La  torre se articula en dos cuerpos, la parte inferior corresponde al siglo XIII y posee hermosas arquerías, murales y columnas, el cuerpo superior se construyó a finales del siglo XV y comienzo del siglo XVI, su arquitectura es más simple, la misma tiene una escalera de caracol para subir a los pisos superiores.

Las escaleras de la torre son angostas y empinadas, las paredes están construidas en piedras de sillar  en forma rectangular.

Muchas de las partes de éste monasterio se encuentran en museos, como por ejemplo:

  • Museo Arqueológico Nacional de España, se ubican las puertas del monasterio.
  • En el Museo Nacional de Cataluña se encuentran:La pintura de un grifo que son seres mitológicos al lado del “Árbol de la vida”, Un dragón pintado bajo una cenefa de rombos y un  ave que está colocada bajo una cenefa de grecas.
  • En el Museo de Nueva York, se encuentran: Una pintura de un león con grandes bigotes, una pintura de un dragón con cola de serpiente anudada.

ARQUITECTURA ROMÁNICA

Abadías 

Entre las abadías  construidas bajo los parámetros de la arquitectura románica, se encuentra:

La abadía de Sainte-Foy de Conques – Santa Fé, ubicada en comunidad de Conques en Aveyron al sur de Francia, se inició su construcción en el siglo XI y fue terminada en el siglo XII, con todos los criterios establecidos por la arquitectura románica, las dos torres principales fueron incluidos en el siglo XIX, está considerada como una de las obras que mejor  representa el  estilo románico.

La estructura se edificó en lo que antes era un monasterio, con el objeto de construir una estructura más grande, ya que con las llegadas de las reliquias que son los restos físicos o artículos personales de los santos cristianos, se produjo en la iglesia un centro de peregrinación.

El interior de la abadía es grande pero muy simple, siguiendo el diseño de la cruz latina, cuenta con cuatro capillas escalonadas al inicio de la estructura, la bóveda es muy alta, el deambulatorio que es el pasillo que se ubica detrás del altar mayor  y es el  que le  permite a los fieles observar las reliquias de la Sainte Foy de Conques, los vitrales de la abadía otorgan luminosidad en una atmósfera sobria, los capiteles son característicos de la arquitectura románica, uno de los cuales tiene la representación de la crucifixión de San Pedro con la cabeza hacia abajo, otros capiteles tienen los temas de combates entre caballeros, cuenta con dos torres que son de los siglo XIX.

El tímpano que es el espacio triangular sobrante entre los lados del del arco muy característico de la arquitectura románica, los cuales se  ubica en la puerta occidental de la iglesia, tiene la forma de semicírculo de piedra  y están representados 124 personajes de la escena del Juicio Final, este era un símbolo que inspiraba temor.

Catedrales

Entre las catedrales con arquitectura románica, se pueden ubicar:

La Catedral de Santiago de Compostela se ubica en la localidad de Santiago de Compostela en Galicia – España, en el lugar se ubicaron los restos del apóstol Santiago, motivo por el cual se edificó en un primer término la  iglesia de Antealtares, en el siglo X, sin embargo este templo quedó pequeño para recibir a los peregrinos que viajaban a Santiago de Compostela.

El rey Alfonso VI auspició la construcción de una gran catedral con las  estructuras de  la arquitectura románica,  el cual se inició en el año de 1075, la obra duró aproximadamente dos siglos en ejecutarse,  en el año 1168 se construyó el pórtico de la Gloria con características netamente románicas, en el año de 1211 se declaró la estructura como catedral.

La Catedral tiene una longitud de 97 metros, fue diseñada para albergar a los peregrinos, la misma tiene forma de cruz latina, cuenta con dos torres principales en la fachada y una torre secundaria ubicada entre el cruce del transepto que es la división entre el espacio destinado a los fieles y el espacio del altar sagrado, la nave principal es precedida por un nártex que es el porche ubicado antes del ingreso a la iglesia y a los lados se ubican dos naves laterales que conducen a cuatro capillas. La estructura de la nave principal es de origen romano y las bóvedas de las naves laterales son de arquitectura románica.

La cabecera de la catedral está compuesta por una capilla central de forma semicircular, la edificación recibe iluminación de forma indirecta a través de las ventanas laterales, la nave central tiene una altura de 22 metros.

La Catedral de Lisboa o  Santa María Maior de Lisboa, es considerada la iglesia más antigua de la ciudad de Lisboa -Portugal, fue edificada en el año 1147 con los criterios de la arquitectura románica, bajo el patrocinio de Alfonso I  primer rey de Portugal, se cree que en el lugar donde se edificó la Catedral se hallaba una mezquita de moros que son las personas provenientes del norte de África.

Es una arquitectura románica robusta, en forma de cruz latina, formada por tres naves de seis tramos cada uno y dos ábsides a los lados en los cuales están incluidas las capillas, la luz natural penetra por un triforio ésta es  una ventana que se abren en los muros, este triforio está realizado con arcos románicos que van a lo largo  de toda la  de la nave hasta finalizar en el transepto.

La fachada occidental está compuesta por dos grandes torres macizas las cuales están reforzadas con contrafuertes rectos, posee un enorme ventanal, las mismas sirvieron como frente defensivo y posteriormente se colocaron las campanas de la Catedral

En el nivel inferior se encuentra el nártex y al fondo del mismo se encuentra la puerta que penetra en el muro con varias arquivoltas que son cada uno de los pilares o molduras de los arcos concéntricos, las columnas están decoradas con flores entrelazadas propias de la arquitectura románica, entre las que se pueden observar  un hombre luchando montado sobre un león y  el arcángel San Miguel.

La fachada sur de la Catedral están establecidas varias ventanas al nivel de las galerías en el cual se ubica un rosetón en el crucero que es el espacio de intersección de la nave principal con la transversal, que hace juego con el rosetón colocado en la entrada de la Catedral.

Transición del estilo románico al gótico

La arquitectura románica tuvo su auge hasta el año 1140 y en los lugares donde no penetro este estilo de arquitectura como por ejemplo  en las localidades de  Île-de-France y en el valle de Loira en Francia, se inició un nuevo estilo de arquitectura, el cual se le denominó Arquitectura Gótica

Los maestros de construcción de la Île-de-France, le otorgaron a las bóvedas de ojivas cuyo nivel superior es apuntado por dos segmentos iguales,  un papel predominante, ya que las naves eran  construidas en un nivel más alto y con esto se permite una mayor luminosidad a las catedrales.

El desarrollo de la nueva arquitectura gótica fue ganando auge en Francia en las localidades de Reims, Provins, Sens, Etampes, Mantes, Gournay, Amiens y Saint-Quentin. Las bóvedas de ojivas más antiguas se encuentran en los pasillos giratorios que rodean el ábside de una iglesia o la cabecera de la iglesia como por ejemplo la iglesia de abadía Notre-Dame de Morienval, en las naves laterales de la iglesia de Saint-Etienne de Beauvais.

 

 

 

 

 

(Visited 15 times, 1 visits today)