Revolución rusa, una de las importantes de la historia

La Revolución Rusa fue una serie de sucesos que acontecieron durante los meses de febrero y octubre del año 1917, los cuales acabaron con el régimen imperial del zar y dio con la creación de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia. En el artículo de hoy exploraremos a profundidad todo lo referente a este punto de la historia.

revolución rusa

¿Qué fue la Revolución Rusa?

El término Revolución Rusa, engloba una serie de acontecimientos que dieron con el derrocamiento del régimen zarista imperial y instauración de otro denominado leninista republicano, entre los meses de febrero y octubre del año 1917. Todos estos hechos abrieron paso a la creación de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia.

El zar se vio en la obligación de abandonar y cargo y el anterior régimen fue sustituido por un Gobierno Provisional luego de la primera Revolución de Febrero de 1917. Ya después durante la Revolución de Octubre, el Gobierno Provisional se eliminó y fue cambiado por un gobierno bolchevique de tendencia comunista conocido como el Sovnarkom.

La Revolución de Febrero estuvo centrada principalmente en torno a Petrogrado (lo que hoy en día es San Petersburgo). En medio de todo el caos que acontecía, los miembros del parlamento imperial o Duma aceptaron la responsabilidad de mantener el control del país, creando el Gobierno provisional ruso. Por otro lado, la dirección del ejército no contaba con los medios necesarios para reprimir la revolución y Nicolás II, el último emperador de Rusia.

Los sóviets (consejos de trabajadores), que fueron guiados por facciones socialistas más radicales, en un primer momento permitieron al gobierno provisional gobernar, no obstante, exigieron una prerrogativa para influir en el gobierno y controlar diversas milicias. En un mismo sentido, la revolución de febrero se llevó a cabo en el contexto más crudo de las tragedias militares que se dieron luego de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), dejando de esta manera una gran parte del ejército ruso en un estado de motín.

Luego de esto aconteció lo que se llamó la Revolución de Octubre, el Partido bolchevique guiado por Vladímir Lenin, y los trabajadores y soldados de Petrogrado, se encargaron de acabar con el gobierno provisional, para crear posteriormente el gobierno del Sovnarkom.

Los bolcheviques se nombraron a sí mismos líderes de varios ministerios del gobierno y tomaron el control de la parte rural, dando así con la creación de Checa, una organización de inteligencia política y militar con el objetivo de eliminar cualquier tipo de desacuerdo. A fin de cumplir con el propósito de la eliminación de la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial, los líderes bolcheviques firmaron el Tratado de Brest-Litovsk con Alemania en marzo de 1918.

En líneas generales se puede alegar que la Revolución Rusa fue un momento decisivo y fundador del corto siglo XX​ iniciado por el estallido del macro conflicto europeo en 1914 y finalizando en 1991 con la disolución de la Unión Soviética. Este acontecimiento estuvo plagado de simpatías y de inmensas esperanzas por unos, pero también ha recibido severas críticas, de miedos y de odios viscerales.​ Igualmente, hoy en día sigue siendo uno de los acontecimientos más importantes y estudiados dentro de la historia contemporánea.

¿Por qué motivos se realizó la Revolución Rusa?

Existieron muchas razones por las cuales se inició la Revolución Rusa, sin embargo, a modo de resumen en total hay ocho motivos que hicieron que el pueblo se alzara contra el gobierno de los zares y apoyara el establecimiento de un nuevo gobierno comunista. Dichas causas se exponen a continuación:

revolución rusa

  1. Descontento acumulado contra su gobernante: El zar Nicolás II era un dictador que gobernaba con su excesiva riqueza mientras que el pueblo vivía en una constante penuria y hambre.
  2. Aparición de los primeros partidos políticos: Los mismos se destacaban por estar colmados de intelectuales y activistas de la época que empezaron a repartir panfletos con ideas revolucionarias, como reacción al descontento de la población.
  3. Una nueva forma de protesta, la huelga: Al impedir la producción de las fábricas esto afectaba directamente a las clases más ricas. De esta manera, las huelgas empezaron a conocerse por todo el país y, en vez de introducir cambios, la respuesta del gobernante fue la represión.
  4. El Congreso del Partido Socialdemócrata Ruso (POSDR): Aunque el país se encontraba separado en dos corrientes (bolcheviques y mencheviques), el POSDR se reunió en Londres con un propósito de hablar sobre el derrocamiento de el Zar.
  5. La Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905): La guerra tuvo su fin con la victoria de Japón y una Rusia con un servicio militar agotado, además de una visión del Zar más dañada.
  6. Manifestaciones: La rabia acumulada durante aquel momento de la historia terminó con desatar manifestaciones pacíficas en donde se le pedía al Zar una mejora de las condiciones de vida. Etas protestas cesaron el Domingo sangriento de 1905, cuando la guardia sofocó a las masas usando las armas y murieron miles de personas.
  7. Primera Guerra Mundial: En junio del año 1914 se dio un atentado contra el archiduque Francisco Fernando, el supuesto heredero del Imperio Austro-Húngaro. Este acontecimiento dio con una escalada de tensión y declaraciones de guerra entre países. De esta manera, Rusia también entró en un conflicto con resultados desafortunados.
  8. La Influencia de Grigori Rasputín: Rasputín, que se mostraba como un hombre santo y curador, tuvo una importante influencia sobre la Zarina (la mujer del Zar). No obstante, gran parte de la nobleza no estaba a gusta con la idea de que tuviera tanto poder, por lo que fue asesinado.

revolución rusa

Historia de la Revolución Rusa

Como hemos mencionado, la historia de la Revolución Rusa es uno de los sucesos más documentados y estudiados a nivel mundial. Por lo que para conocer a totalidad acerca de su historia, la misma debe ser contaba por partes, aquellas que fueron las más relevantes y que sentaron las bases para el cambio de gobierno y el derrocamiento del Zar.

La Revolución de febrero de 1917

Las derrotas por parte de Rusia durante la Primera Guerra Mundial fueron una de las causas que iniciaron la Revolución de Febrero. Una vez que el país entró en guerra, todos los partidos políticos se mostraron favorables a participar, con la excepción del Partido Obrero Socialdemócrata, el único partido europeo junto al Partido Socialista del Reino de Serbia que no votó a favor de ir a la guerra, a pesar de esto, dejaron claro de no tener intención de sabotear la actividad bélica de la nación.

Luego de haber empezado la guerra y de algunos éxitos iniciales, el Ejército Imperial Ruso tuvo que tolerar muchas derrotas. Las fábricas no estaban siendo lo más productivas, la red ferroviaria era ineficiente y los suministros de armas y alimentos al Ejército también se encontraban fallando.

Los pueblos empezaron a padecer la hambruna y los productos empezaron a escasear. La economía rusa, que antes de entrar en la guerra constituía la tasa de crecimiento más alta de Europa, se mantuvo asilada del mercado de Europa.

El Parlamento ruso (la Duma), estaba conformado por liberales y progresistas, advirtió al zar Nicolás II de estas amenazas contra la estabilidad del Imperio y del régimen, por lo que decidió establecer un nuevo Gobierno constitucional. Sin embargo, poco a poco el Zar fue perdiendo el respeto y no veía la realidad por la que pasaba su país.

En un mismo sentido, la impopularidad de su mujer la emperatriz Alejandra fue incrementando el descrédito del régimen lo que se confirmó el 16 de diciembre del año 1916 con el asesinato de Rasputín, asesor oculto de la emperatriz, por parte del príncipe Félix Yusúpov, un joven noble.

El mes de febrero de 1917 ya disponían de los recursos requeridos para una revuelta popular: invierno duro, escasez de alimentos, hastío hacia la guerra. El primer paso para la revolución se dio con una huelga espontánea de los trabajadores de las fábricas de la capital, Petrogrado, a principios del mismo mes.

El 23 de febrero, Día Internacional de la Mujer, las mujeres de Petrogrado se pronunciaron para exigir pan. Las mismas recibieron el apoyo de los obreros, encontrando estos una razón para prolongar su huelga. Ese día a pesar de que se dieron algunos altercados con la policía, no hubo ninguna víctima.

revolución rusa

Los días posteriores, las huelgas se generalizaron por todo Petrogrado y la tensión fue en aumento. Las consignas que en un principio eran pacíficas fueron cambiando a: ”¡Abajo la guerra!”, ”¡Abajo la autocracia!”. En esta oportunidad, los enfrentamientos con las masas policiales dejaron victimas de ambos lados.

Las manifestaciones se armaron al quitarle las armas a la guardia policial. Luego de tres días de manifestaciones, el zar ordenó la movilización de la guarnición militar de la capital para calmar la rebelión. Los soldados resistieron las primeras tentativas de confraternización y dieron con las muertes de muchos protestantes. Sin embargo, a mitad de la noche parte de una compañía se sumó progresivamente a los insurgentes. Mientras esto ocurría, el Zar al no tener medios para su gobierno, ordenó disolver la Duma y nombrar un comité interino.

El regreso de Lenin a Rusia

Después del fracaso que dejó la Revolución de 1905, Lenin mantuvo las labores de los socialdemócratas, las cuales consistían en prepararse para una nueva revolución que daría fin con la autocracia e instauraría un Gobierno provisional de obreros y campesinos.

Según él, solo este tipo de Gobierno podría instaurar una república democrática y derrotar a las fuerzas de la contrarrevolución. Para poder cumplir con este propósito, defendía una estrategia basada en dos premisas: el mantenimiento del proletariado urbano como vanguardia de la revolución y la extensión del movimiento socialista a pesar de la represión gubernamental. Para Lenin, estos dos métodos habían funcionado para la primera revolución y así servirían para una segunda

revolución rusa

Su regreso a Ginebra se dio en el año 1908, pero los acontecimientos de la revolución fracasada hacían la vida de exiliado cada vez menos tolerable.​ Mientras el partido en Rusia sufría una profunda crisis provocada por la persecución oficial, la indiferencia del sector obrero e intelectual luego de un periodo de intenso respaldo, la falta de suministros y la actividad de los infiltrados policiales, Lenin se trasladó de Ginebra a París en diciembre de ese mismo año, donde siguió desempeñando sus labores actuales.

​A pesar del trasladó a París, la situación no cambio para mejor, el retorno a la inactividad y la intensificación de las disputas en el partido desanimaban a los exiliados. Tanto Lenin como Krúpskaya continuaron con su vida de desacuerdos en el partido, viajes constantes a diferentes reuniones, observación de la situación internacional y disfrute de la naturaleza.

Conquista del poder por los bolcheviques

Luego de haber frustrado un golpe de estado hacia el general Lavr G. Kornilov, la influencia de los bolcheviques en las masas de los trabajadores y soldados iba en incremento, y de esta manera se fueron ganando a la mayoría en los soviets. La autoridad del gobierno provisional estaba hecha trizas y los bolcheviques para aquel entonces constituían el único partido firmemente organizado y capaz de tomar el poder.

De esta manera, para finales del mes de octubre, en una reunión dramática del Comité Central del Partido, se tomó la decisión de darle fin al gobierno de Kerensky. Algunos líderes estaban en contra, por otro lado, hubo un líder que estaba a favor de este hecho: Lev Trotsky. El mismo era un miembro del partido de la izquierda menchevique, fue elegido presidente del soviet de Petrogrado y fue la mente organizadora y militar de la insurrección que pronto cambió la historia de Rusia y de toda la humanidad.

Creación de la Checa

El 20 de diciembre del año 1917, se creó la ”Comisión extraordinaria de lucha contra el sabotaje y la contrarrevolución”, actualmente conocida como Checa. Las acciones que impartían no estaban sentadas en alguna base legal ni judicial y había la misma había sido concebida como un instrumento provisional de represión independiente de la justicia.

Esta comisión era regida por parte de cinco miembros (tres bolcheviques y dos socialrevolucionarios) presidido por Félix Dzerzhinski. Entre el grupo de enemigos previstos por el decreto figuraban el KD, los socialrevolucionarios de derecha, periodistas, huelguistas. Sin previo aviso, la Checa multiplicó los llamamientos a la delación y a la constitución de Checas locales.

Cuando fue creada a penas contaba con 100 funcionarios, ya para julio del año 1918 el número se había incrementado a 12.000. Al llegar a Moscú, la comisión se estableció en Lubyanka, el 10 de marzo de 1918 y estaba conformada por 600 miembros. A partir de esta fecha, los efectivos policiales de los bolcheviques fueron más altos que los de Ojrana de los tiempos de Nicolás II.

La Checa empezó a funcional realmente ese mismo mes, justo en el instante en el que se produjo la ofensiva alemana, y así la represión se desplegó en toda su magnitud durante el verano de 1918, tras la insurrección de los socialrevolucionarios de izquierda de Moscú, más una serie de manifestaciones contra los dirigentes bolcheviques.

Cierre de la Asamblea Constituyente

Aclamada por todos los programas de los partidos revolucionarios a partir el siglo XIX, la Asamblea Constituyente Rusa fue elegida en noviembre de 1917. A pesar de que solo consiguieron el 25 % de los votos y un gran éxito en las grandes urbes, los bolcheviques fueron una fuerza poco relevante, con 175 de los 707 diputados de la asamblea.

Las personas de los campos eligieron votar por socialistas-revolucionarios. Los resultados arrojados ese día dan a entender que el pueblo no deseaba de forma mayoritaria un Gobierno afín a la Revolución de Febrero ni uno de la Revolución de Octubre. No obstante, no existió una tercera revolución en enero o julio de 1918.

Víktor Chernov, socialrevolucionario, fue la persona elegida para ser el presidente de la asamblea, con un total de 246 votos frente a los 151 de Mariya Spiridónova, socialrevolucionaria de izquierda que era respaldada por los bolcheviques. La disolución de la Asamblea Constituyente por la Guardia Roja tuvo lugar luego de su primera reunión el 19 de enero de 1918.

Aunque gran parte del pueblo se mantuvo indiferente ante este hecho, se presentaron algunas protestas en contra a su cierre que terminaron con algunas víctimas. Algunas de las personas, establecía que dichos manifestantes eran como una fuerza democrática de apenas unas horas que se llevaba esperando durante cientos de años.

Durante la historia, el marxista Charles Rappoport comentó: ”Lenin actuó como un zar. Al disolver la Asamblea Constituyente, Lenin creó un horrible vacío a su alrededor, que provoca una terrible guerra civil sin fin y prepara un futuro terrible”.​ Igualmente, más tarde alegó que: ”La Guardia Roja de Lenin y Trotsky han fusilado a Karl Marx”.​

Tratado de Brest-Litovsk

Los bolcheviques cuando tomaron el control en Rusia, tenían la esperanza de que se diera un levantamiento revolucionario en Europa. Pero esto no ocurrió, y la paz prometida en octubre pasó a ser una necesidad absoluta con el objetivo de cumplir con las demandas del ejército y de los campesinos. Lo que se buscaba era un medio para que se firmara por la paz, de negociar la política expansionista territorial de los Gobiernos burgueses.

Se firmó un decreto el 15 de diciembre y los debates acerca de la paz iniciaron el 22 de diciembre, siendo comandada la delegación rusa por Trotsky, que tenía la labor de publicar todos los tratados secretos y acuerdos sobre cambios territoriales alcanzados previamente entre ambas potencias. Las demandas de los alemanes fueron muy altas: Polonia, Lituania y Bielorrusia debían pasar bajo el gobierno de Alemania.

De esta manera, se empezó un enorme debate en el centro del partido bolchevique, donde se confrontaban tres posiciones. Algunos como Bujarin, alegaban que existía la necesidad de una guerra revolucionaria, mientras que Lenin opinaba que había que dar el brazo a torcer, y Trotsky, que venció en la votación con nueve votos a favor por siete en contra, alegó que lo mejor era el no firmar la paz, ya que traería consigo una serie de cambios en el aspecto territorial, pero que se debía poner fin a la guerra.

A modo de respuesta, el gobierno Alemán dio un altercado el 17 de enero, avanzando rápidamente en Ucrania. La posición de Lenin, era el firmar lo más pronto posible el decreto de la paz, lo cual fue aceptado rápidamente pero las exigencias de los alemanes fueron modificadas.

El 9 de febrero de 1918, la República Popular Ucraniana firmó lo que se conoce como el Tratado de Brest-Litovsk entre los Imperios Centrales y Ucrania por el que los Imperios Centrales reconocían la soberanía de Ucrania.

El 3 de marzo de ese mismo año, los bolcheviques firmaron su Tratado de Brest-Litovsk, en donde Rusia perdía al 26% de su población, el 27 % de su superficie cultivada y el 75 % de su producción de acero y de hierro. La situación económica del país que se encontraba luego de la guerra empezaba a ser desesperante.

La Guerra Civil de la Revolución Rusa

La guerra civil rusa no solo se enfrentó al joven Ejército Rojo sino también a los denominados como los ”ejércitos blancos” monárquicos apoyados por los ejércitos extranjeros. Esta guerra civil de la Revolución Rusa se trató de una lucha de los campesinos contra las ciudades y contra toda autoridad exterior al pueblo y al campo. De esta manera, el ”Ejercito Verde” formado por hombres simples que labraban en la tierra se enfrentaron en contra de los reclutamientos impuestos por el Ejercito Rojo.

A estos combates se les sobrepuso un fuerte conflicto entre las generaciones,​ la acción de las minorías nacionales que procuraban emanciparse de la vieja tutela rusa, la intervención de ejércitos extranjeros, e inclusive los altercados de los revolucionarios antibolcheviques.

Confusa y caótica, la guerra civil Rusa estuvo caracterizada por la desintegración del Estado y de la sociedad bajo la acción de fuerzas centrífugas. La victoria bolchevique significada la reconstrucción de una Rusia ya arruinada a una que estaría bajo la autoridad de un partido único sin rivales ni enemigos y dotado de un poder absoluto.

Muerte de Lenin

Ya para finales de su vida, Lenin se encontraba gravemente enfermo, existió un momento en el parecía que su estado estaba por mejorar dado que se desplazaba en la silla de ruedas, podía colocarse en pie con ayuda de un bastón, leía periódicos y, con ayuda de Krúpskaya, intentaba aprender a escribir con la mano izquierda.

Ya luego de un tiempo fue capaz de recuperar su habla e insistió en visitar la exhibición agrícola que se celebraba en la capital de Gorki. A pesar de esto, su estado era irremediable y, a las cuatro de la tarde del 21 de enero de 1924, entró en coma y falleció poco antes de las siete.

La causa oficial de la muerte de Lenin que se dio a conocer fue por arterioesclerosis o infarto cerebral, pero de los 27 médicos que lo trataron, solo ocho firmaron las conclusiones de la autopsia. De esta manera, se dio paso a que se abrieran otras teorías que explicaran su muerte, la más extendida de las cuales es que sufría sífilis.

Por otro lado, unos documentos desclasificados tras la caída de la Unión Soviética, junto con las memorias de los médicos de Lenin, muestran que este diagnostico pudo ser cierto ya que el mismo fue tratado por esta enfermedad en el año 1896. Dichos documentos también revelaban que al medico responsable de la autopsia se le ordenó que no escribiera en sus reportes que Lenin padecía sífilis.

En el año 1923, los doctores trataron a Lenin con arsénico, conocida en la época como la única medicina establecida para el tratamiento de la sífilis, y con yoduro de potasio, que también era muy habitual dentro del tratamiento de la enfermedad, bastante extendida entre la población rusa de la época.

En un mismo sentido, también se añade que el cuerpo de Lenin no poseía algún tipo de lesiones visibles que pudieron alegar la presencia de la enfermedad en su etapa final. La mayor parte de los historiadores aún están de acuerdo en que la causa final de su muerte fue por medio de un infarto producido por la bala alojada en el cuello desde su intento de asesinato.

Por otro lado, han salido otros reportes con otras teorías acerca de su muerte, en la más resaltante se le acusa a Stalin de ser su gestor. En esta teoría se piensa que el mismo había envenenado a Lenin por medio de Génrij Yagoda.

Consecuencias de la Revolución Rusa

Luego de haber finalizado la guerra civil en Rusia y por ende la Revolución Rusa, hubieron cambios radicales en lo que respecta a las costumbres sexuales. La crítica marxista a la familia burguesa ya había influenciado a los bolcheviques a cambiar la legislación concerniente al divorcio, el matrimonio y la interrupción voluntaria del embarazo.​ Tras esto, en el año 1922 la homosexualidad fue despenalizada.

En una misma línea de ideas, durante todo el transcurso de la década de 1920, el deseo de acceder a una sexualidad más libre dio pie al inicio de un movimiento social calificado por Wilhelm Reich de ”revolución sexual”. A pesar de tener sus bases, no logró captar la atención de los responsables del régimen, y progresivamente fue perdiendo importancia.

Asimismo, otra de las consecuencias que trajo consigo la Revolución Rusa fue en el ámbito educativo. Bajo la dirección de Anatoli Lunacharski, el comisariado del pueblo para la instrucción dio a conocer un decreto declarando la apertura de un ”frente contra el analfabetismo” el 10 de diciembre de 1919.

Una vez que se había iniciado el año 1918, el régimen impuso el triple principio de laicidad, gratuidad y obligación de la educación. De esta forma, la cantidad de escuelas pasó de una cifra de 38387 en 1917, a 52274 en 1918 y 62238 en 1919.Igualmente, el presupuesto para la educación también se fue incrementando de 195 millones de rublos en 1916 a 2914 millones en 1918. Posteriormente se crearon alfabetos nacionales para las nacionalidades sin escritura, al tiempo que se creaban comisiones de instructores.

En el aspecto del arte, las consecuencias luego de este acontecimiento en Rusia también trajo sus recompensas.​ Desde finales del siglo XIX, Rusia se abrió para nuevas corrientes artísticas que se desarrollaban en Europa: el impresionismo, el fovismo y el cubismo.

Igualmente, hubieron otras corrientes del arte que se lanzaron en Rusia, como el supremacismo, que proclamaba la supremacía de la forma pura en la pintura. Mientras que en el mundo de la poesía, Nikolai Gumiliov inició en el año 1911 el acmeísmo. El estreno de la ópera futurista Victoria sobre el sol, de Alekséi Kruchónyj y Velimir Jlébnikov se produjo el 3 de diciembre de 1913 en San Petersburgo.

La Revolución Rusa así como el establecimiento del nuevo régimen desencadenaron transformaciones sociales profundas en la URSS. Las viejas y feudales estructuras de la Rusia zarista fueron dejadas sin dejar sitio a una economía de mercado, lo que dieron lugar para nuevas relaciones comerciales.

Ha sido todo por el artículo de hoy la revolución Rusa, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Psicología experimental y Corrientes psicológicas

(Visited 24 times, 1 visits today)