Revolución Iraní y el nacimiento de la República islámica

La Revolución Iraní se entiende como una serie de eventos que dieron con el derrocamiento del régimen impuesto por la Dinastía Pahlaví bajo la dirección del Shah Mohammad Reza Pahleví en el año 1979. En el artículo de hoy nos dedicaremos a hacer un recorrido explicativo acerca de todo lo referente a esta importante revolución.

revolución iraní

¿Qué fue la Revolución Iraní?

La Revolución Iraní o también conocida como Revolución Islámica o Revolución de 197, se refiere como una serie de eventos que en conjunto dieron con el derrocamiento de la Dinastía Pahlaví guiada por Shah Mohammad Reza Pahleví en el año 1979, lo que dio como resultado de la instauración de la República islámica que hoy en día se mantiene en Irán.

El líder que dio comienzo a este movimiento fue la ayatolá Jomeini, quien contó con el apoyo de diversas organizaciones de izquierda e islámicas, así como también la ayuda de los movimientos estudiantiles iraníes mientras se encontraba en el exilio.

Las protestas que se realizaron en contra de Shah Reza Pahleví tuvieron su comienzo durante el año 1977, y se intensificaron al año siguiente con la unión de grupos seculares y religiosos en una campaña de resistencia civil. Durante los meses de agosto y diciembre de ese mismo año, las manifestaciones y huelgas realizadas paralizaron a todo el país.

Como resultado de estos movimiento, el Shah dejó Irán, partiendo al exilio el 16 de enero de 1979 y dejando el control del país a un consejo de regencia y a un primer ministro opositor, fue el último monarca persa. Este líder opositor, el ayatolá Jomeini (quien se encontrada exiliado del país mientras se mantenía el gobierno de Reza Pahleví), se le fue permitido su regreso a Irán por el gobierno, y a su llegada a Teherán fue ovacionado por una multitud que lo esperaba.

El gobierno provisional real colapsó el 11 de febrero cuando fue derrotada a causa de la lucha armada callejera por grupos guerrilleros y tropas rebeldes que le dieron el poder oficialmente a Jomeini. Luego de esto, los iraníes votaron en un referéndum para pasar a ser una república islámica el 1 de abril de 1979, en conjunto aprobaron una Constitución republicana y teocrática donde Jomeini pasó a ser el ”Guía de la Revolución”, en diciembre del mismo año.

En líneas generales, la Revolución Iraní se entiende como un periodo de transición impuesto para el reemplazo de una monarquía autoritaria pro occidental por un nuevo régimen de teocracia republicana, autoritaria y anti occidental basada en el concepto de Tutela de los Juristas Islámicos.

¿Por qué motivos se realizó la Revolución Iraní?

A diferencia que cualquier otra revolución que ha existido en la historia, la Revolución Iraní estuvo caracterizada por motivos diferentes para dar con el derrocamiento de su gobierno. Por lo general, las causas para que se de este tipo de movimiento son por alguna derrota en una guerra, una rebelión por parte del pueblo campesino e inclusive por una gran deuda nacional.

Sin embargo esto no sucedió así para el pueblo Iraní, los motivos por los cuales se desencadena la rebelión Iraní estuvo guiada por el descontento del pueblo ante la manera de gobernar que tenía el Shah en términos de política. A continuación mencionaremos algunas de las causas por las que se provocó la Revolución Iraní:

revolución iraní

  • Dado que el Shah tenía una fuerte política de occidentalización y cerca de identificación con una potencia occidental. Entre esto se añade la inclusión de las Potencias Aliadas y asistencia de la CIA en el año 1953 para darle el trono nuevamente, el uso de un gran número de asesores y técnicos militares de Estados Unidos y la capitulación o la concesión de la inmunidad diplomática judicial a ellos. Todo esto conllevó a que el pueblo lo viera como una marioneta del mismo pueblo de la parte Occidental.
  • El desconocimiento de la tradición islámica, puesto que para el año 1976 realizó el cambio de un calendario islámico a un calendario de Imperial, que marca el comienzo del reinado de Ciro el Grande como el primer día, en lugar de la emigración del profeta Mahoma de La Meca a Medina.
  • El Shah era conocido por su extravagancia, así como su corrupción y elitismo que se mantenía dentro de sus tratos con los miembros reales que frecuentaba.
  • El Shah no tenía la capacidad para cultivar miembros en la chií que se convirtieran en líderes religiosos para contrarrestar la campaña de Jomeini contra él.
  • Ahora, haciendo énfasis en lo que respecta a la vigilancia del gobierno y la represión de los Muyahidines del Pueblo de Irán, el comunista Partido Tudeh de Irán y otros grupos de izquierda, mientras que la oposición religiosa se iba incrementando y poco a poco fue socavando al gobierno.
  • La imposición autoritaria daba una violación a la Constitución de Irán de 1906, en donde también se incluía la represión de la disidencia por los servicios de seguridad como el SAVAK, al mismo tiempo que se dada el apaciguamiento y la apariencia de debilidad como la revolución cobró impulso.
  • El Shah al dar su abandono por la gobernabilidad y la preocupación por la reproducción del estadista mundial durante el boom del petróleo, unido a la confianza que se tenía a sí mismo y de la resolución y un debilitamiento de su salud desde el cáncer fue lo que dio el pie para que la Revolución Iraní tomara su curso.

revolución iraní

Historia de la Revolución Iraní

Los clérigos chiíes (Ulema) desde un inicio han tenido una fuerte influencia dentro del pueblo Iraní. El clero demostró ser un fuerte aliado político en la oposición a la monarquía con el boicot al Tabaco que en 1891 puso fin a una concesión no aceptada impuesta por el Shah, quien había dado a una compañía británica el monopolio de la compra y venta de tabaco en Persia.

Algunos años más adelante, la monarquía y los clérigos se enfrentaron de nuevo. El padre de Mohammad Reza Shah Pahlaví, Reza Shah, cambio algunas de las leyes islámicas con las leyes occidentales y prohibió el uso de las prendas tradicionales islámica, así como también la separación de los sexos y el uso del niqāb en las mujeres.

La fuerza policial le quitó el velo a cualquier mujer que se opusiera a esta nueva ley. En el año 1935, decenas de personas murieron y cientos resultaron heridas cuando se empezó una manifestaciones por par te de los chiíes, en el santuario del Imán Reza en Mashad.

Por otro lado, en 1941 Reza Shah fue retirado y su hijo, Mohammad Reza Pahleví, fue elegido como Shah por una invasión aliada soviética y británica. Años después, las potencias extranjeras (estadounidense y británica) regresaron a Irán luego de que el Shah se fuera del país, el Servicio de Inteligencia Secreta Británico en colaboración con la estadounidense Agencia Central de Inteligencia (CIA) llevaron a cabo un golpe de Estado militar para exiliar a los nacionalistas y destituir al primer ministro democráticamente electo, Mohammad Mosaddeq.​

revolución iraní

Mohammad Reza Pahleví durante su tiempo en el poder mantuvo lazos estrechos en el pueblo de Estados Unidos, dado que ambos partidos tenían en común una fuerte oposición a la expansión de la Unión Soviética, que resultada ser un poderoso enemigo al norte Irán.

Al igual que el gobierno de su padre, el Shah era reconocido ante el pueblo por su autocracia, al igual que su enfoque hacia la modernización y occidentalización e igualmente por su desacuerdo con las medidas religiosas y democráticas en la Constitución de Irán.

Los grupos de izquierda, nacionalistas e islamistas atacaron su gobierno (por lo general desde las afueras de Irán, ya que eran reprimidos) por ir en contra de la Constitución Iraní, enfrentándose a la represión política por parte de la SAVAK, la Organización de Inteligencia y Seguridad Nacional de Irán, disuelta en 1979.

Manifestaciones políticas

Mientras transcurría los años 1970 junto con la crisis económica, la inflación aguda y la represión de la SAVAK, las organizaciones tales como Amnistía Internacional y Comisión Internacional de Juristas, fueron los responsables de condenar al Shah por las acusaciones de violar los Derechos Humanos.

revolución iraní

Al mismo tiempo con las organizaciones de los Derechos Humanos, los estudiantes iraníes y los grupos oponentes celebraron las protestas en contra del Shah. Adicional a esto, los periódicos occidentales los delitos hechos por el SAVAK. Al fin el Shah permitió al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que fueran a revisar las cárceles de su país. No obstante, dichas libertades permitieron a los oponentes hacer sus actividades revolucionarias.

En Ordibehesht de 1356 (1976), cincuenta y tres juristas redactaron una carta abierta al Sha en donde se le criticaba su influencia sobre los juzgados y el Sistema Judicial. Asimismo en el mes de Tir, cuarenta de las principales figuras literarias, a través de una carta a Hoveydá, añadieron también la censura que había dentro de sus actividades culturales.

En un mismo sentido, durante la temporada de invierno y otoño, los clérigos, escritores, juristas y vendedores denunciaban el maltrato del Shah a su pueblo. Mientras sucedían los eventos, en Aban 1356 (1977) el hijo de Jomeini falleció de manera sospechosa. Por su parte, los activistas revolucionarios alegaban que había sido asesinado por la SAVAK y celebraron ceremonias conmemorativas en diferentes ciudades.

Ya terminando el mes Aban, los opositores del gobierno solo escribirán, daban declaraciones y cartas, pero con el paso del tiempo la visión del opositor se vio modificada, por lo que la gente salía a las calles a celebrar mediante manifestaciones en contra del régimen del Shah.

revolución iraní

En 25 de Abán después de 9 noches de leer los poemas políticos en la universidad Aria Mehr, la policía desmanteló aquella reunión dando con estudiante fallecido, setenta fueron heridos, y más de cien estudiantes fueron detenidos por las fuerzas policiales y la SAVAK. Como una respuesta a tal hecho, las manifestaciones estudiantiles fueron en aumento.

En el mes Dey 1356 (1977) el insulto hacia los clérigos por parte de los periódicos, fue el motivo por el cual las protestas aumentaron.​ El periódico mostró a Jomeini como un espía de Gran Bretaña, licencioso y corrupto. Dicho artículo fue una ofensa a los clérigos, los cuales hicieron una manifestación contra de lo redactado, y chocaron con la policía.

Al día siguiente, Jomeini le pidió a su gente que llevaran a cabo más manifestaciones y felicitó a los clérigos por la resistencia mostrada ante el gobierno del Shah. Afirmando que el Shah era quien estaba colaborando con el gobierno de los Estados Unidos para destruir Irán, también Ayatollah Shariatmadari, realizó una entrevista, en donde se quejaba del trato del gobierno y de la policía.

Semanas tarde en los periódicos del clérigo se presentaban los acontecimientos de Qom como el inicio de la rebelión. Otros, como Hamed Algar y Henry Munson, afirmaban que todo esto ya había tenido su inicio cuando se dio la muerte del hijo de Jomeini. Pero Abrahamian aseguraba que la rebelión tuvo su comienzo durante lectura de poemas y las manifestaciones en la universidad de Ariamehr.

Viernes negro

Por otro lado, el Shah intentaba luchar contra la crisis, por este motivo dio con la liberación de más de doscientos presos políticos y eligió a Jaafar Sharif Imami como el primer ministro. Durante el periodo de Sharif Imami, se incrementó la libertad de los impresos y la mayoría de los clérigos superiores fueron sacados de prisión.

De una misma manera, también mandó cerrar varios casinos y bares e incluso permitió que se celebrara una manifestación en Eid Fetr. A pesar de que no ocurrió nada en Eid Fetr, tres días más tarde, Jomeini dio una declaración afirmando que era un deber de parte de todos los musulmanes no caer ante el Shah y desterrarlo de Irán.

A pesar de los cambios que se habían impuesto durante este breve periodo de tiempo, el número de los insurgentes aumentaba y en 16 de Shahrivar 500 mil personas celebraron una manifestación en Teherán aclamando la consigna: ”Independencia, Libertad, República Islámica” siendo el primer momento en el que se afirmó que lo que se buscaba era un gobierno islámico.

Con el propósito de proteger su propio régimen, el Shah prohibió la manifestación y declaró la ley marcial. Al día siguiente, el 17 de Shahrivar 1357 (8 de septiembre de 1978), todo el pueblo se reunió en la plaza de Yalé (también transcrito Zhaleh y Jaleh), y realizaron otra manifestación.

Según las fuentes antigubernamentales, el ejercito empleó fuego real, unido a su vez en su ataque tanques y helicópteros artillados, para disolver la manifestación que en gran medida era pacífica. Opositores al régimen y periodistas occidentales alegaron que el ejercito Iraní se llevo la vida de muchos de los manifestantes, dando un total entre ochenta y varios cientos de muertos.

Este evento que se llevo a cabo el 17 de Shahrivar en la historia es conocido como el ”Viernes Negro”. A raíz de este acontecimiento aumentó el descontento hacia el Shah y eso fue una vía clara para iniciar una rebelión de la gente.

Huelgas masivas

Luego de lo ocurrido en el viernes negro, empezaron las huelgas masivas. La inconformidad que existía a causa de la reducción de los salario de los trabajadores, y los delitos de Shah fueron los principales detonantes para su comienzo. Tras haberlas empezado casi todos los mercados, universidades, escuelas, instalaciones petroleras, bancos, ministerios, periódicos, hospitales públicos y las principales fábricas se cerraron.

El Shah se encontraba ante otra crisis y sus decisiones fueron contradictorias. Por un lado, ordenó la ley marcial y arrestar a todos lo que estaban en las huelgas, y por el otro dispuso la liberación de más de mil carcelarios. Fue en ese momento en el que Jomeini se exilió desde Irak a Francia y en un mensaje enviado por una entrevista dijo que si el Shah ya había escuchado el llamado de la revolución, entonces que su deber era el renunciar y presentarse ante un tribunal islámico.

Muchos de los grupos políticos se pusieron de parte Jomeini y apoyaron sus ideas y su revolución. Por la coalición de líderes de las oposiciones, incrementaron las protestas que pasaron a volverse violentas en el mes de Muharram. Durante los tres primeros días del Muharram, cientos de miles se posicionaron en azoteas y gritaron Allaho Akbar.

Mientras que en Qazvin se celebró una fuerte protesta, pero en respuesta del ejercito muchas vidas se perdieron ese día. Con el objetivo de controlar el país, el régimen liberó a varios presos políticos y dio el permiso de celebrar la fiesta de Muharram.

En el día de Tasua (9 de Muharram), por liderazgo de Taleqani y Sanjabi, más de medio millón se hicieron presencia en la protesta y en el día de Ashura (10 de Muharram) el número de manifestante alcanzó unos dos millones. Los periódicos occidentales presentaban dichas manifestaciones como un acto por la gente en busca de un nuevo gobierno islámico.

Gran parte de los oficiales de policía y miembros del ejercito dejaban sus puestas para unirse a su gente. Los seguidores de Jomeini iban en aumento y publicaban las ideas islámicas en periódicos y declaraciones. En consecuencia, quienes estaban para proteger al Shah, como Estados Unidos y Francia, se iban retirando.

Gracias a esto último, el régimen se fue debilitando cada vez más. Mientras Shapur Bajtiar, sugirió: ”Si el Shah sale del país, yo tomaría el liderazgo de gobierno en mis manos”. El Shah no tuvo más alternativa que aceptar la petición y el 9 de Dey, nombró a Bajtiar primer ministro. El 26 de Dey, el Shah se encontraba saliendo de Irán.

Derrocamiento del Sha

Tras haber ser nombrado como primer ministro, Bajtiar lo primero que hizo fue el tratar de calmar las protestas. Luego de esto ordenó quitar la ley marcial, la disolución de la Savak y permitió que Jomeini regresara a Irán. Sin embargo, Jomeini hizo un llamado a continuar con la rebelión.

En el mes de Dey las protestas continuaron para el derrocamiento de Bajtiar y la exigencia del regreso de Jomeini. En 26 de Dey mientras el Shah estaba en el exilio, cientos de miles de personas hacían fiestas para conmemorar este hecho. Bajtiar, con el fin de impedir la entrada de Jomeini al país, dio la orden de cerrar el aeropuerto, pero la gente al manifestarse logró su apertura.

El 9 de Bahman, Bajtiar dio el anuncio que el aeropuerto se encontraba abierto y listo para el 12 de Bahman (Febrero, 1979), el Imam Jomeini regresó a Irán mientras tres millones de personas salían a las calles para recibirlo Una vez en Irán, Jomeini comenzó a manifestarse en contra del gobierno impuesto Bajtiar, pidiendo que las protestas continuaran.

Para el 22 de Bahman (11 de febrero de 1979) Bajtiar fue finalmente derrocado de su posición. De esta manera, la Revolución Iraní había cumplido satisfactoriamente su propósito, culminando con el establecimiento de la República Islámica de Irán.

La SAVAK

Cualquier intento de alzamiento por parte del pueblo era suprimido por las autoridades del Shah. Para esta labor se requería de las fuerzas del SAVAK, un grupo policial que se encargaba de vigilar toda las actividades que el pueblo se realizaba. A este grupo policial se le son atribuidas las desapariciones y torturas durante el reinado del Shah.

Según la versión del periodista  Ryszard Kapuscinski de la historia, basada en su experiencia como corresponsal, la SAVAK implementaba métodos de tortura que iban desde quemar los párpados de sus víctimas hasta lanzarlos contra planchas de hierro al rojo vivo para quemarlos. Entre las personas detenidas los intelectuales eran el blanco principal para esta organización.

La labor de este grupo era actuar como un tipo de Policía del pensamiento, siguiendo la lectura del periodista polaco, dado que se encargaban de reprimir de tal modo que era inclusive prohibido tocar temas en la calle que estuvieran involucrados con el Shah o la dictadura. Esta opresión, sumada con la desproporción social y económica que vivía Irán en la década de los setenta, trajo consigo el derrocamiento del último miembro perteneciente de la dinastía Pahlaví.

Consecuencias de la Revolución Iraní

Durante y finalizando la Revolución Iraní estuvo colmada de una serie de resultados o bien consecuencias hacia el mismo pueblo Iraní con tal de lograr su objetivo, la finalización de su antiguo régimen por uno nuevo. A continuación hablaremos a detalle de algunas de las consecuencias de este evento en la historia del país.

  • Aumento en la población: Cuando el ayatolá Ruhollah Jomeini, un clérigo chií que se encontraba en el exilio en París, se trasladó a la capital de Irán para liderar la revolución en 1979, para ese entonces habían 36 millones de personas viviendo en el país. Luego de la revolución, la población del país se ha incrementado hasta alcanzar los 81 millones de personas.
  • Baja en la economía: A causa del mismo aumento en la población, unido con las consecuencias de la guerra y las sanciones internacionales, los recursos del país sufrieron. Irán es un país que depende principalmente de las exportaciones de petróleo, pero que se vio deteriorado por las condiciones de vida de sus ciudadanos en las últimas cuatro décadas. Por ende, su Producto Interno Bruto per cápita pasó de unos US$10.200 en 1976, a unos US$6.900 para el 2017.
  • Problemas en la reserva de agua: Irán es un país más árido de lo que era 40 años atrás y sus recursos hídricos se han vuelto cada vez más exigentes. Debido al aumento en la población en muchas de las ciudades del país se vuelve más difícil el poder siniestrar el agua.

Ha sido todo por el artículo de hoy sobre la Revolución Iraní, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Templo de Hera en Olimpia y Templo de Adriano

(Visited 12 times, 1 visits today)