Todo lo que necesitas saber sobre Friedrich Nietzsche, un Filósofo Polémico

Friedrich Nietzsche fue uno de los pensadores modernos más influyentes. Muchas generaciones de filósofos, teólogos y psicólogos lo tienen como referente. Siempre buscó desvelar lo que ocultaban la religión, la moralidad y la filosofía occidental tradicional. Al proclamar la muerte de Dios, Nietzsche también anunció la muerte de la razón y de la metafísica.

Friedrich nietzsche

¿Quién fue Friedrich Nietzsche?

Un claro menosprecio por la religión cristiana se evidencia en el pensamiento de Nietzsche. Según su tesis el cristianismo sólo representaba una forma de vivir insignificante, obra de personas débiles y rencorosas, y que únicamente personas dóciles y complacientes podían vivir bajo sus preceptos.

Para Nietzsche, los principios tradicionales anulan la naturaleza instintiva de los humanos, la que de otra manera afloraría por sí sola. Al ser el hombre incapaz de responsabilizarse de su propio destino, deja ese espacio a las religiones.

En ese sentido, Nietzsche promovía la idea de crear nuevos valores, a partir de los cuales surgiría el superhombre, un ser superior que no se encuentra atado a ninguna tradición ni costumbre. Dicho concepto se encuentra presente en gran parte de su obra, pero sobre todo en “Así Habló Zaratustra”.

Biografía

Uno de los más notables y controversiales filósofos de la historia, Friedrich Wilhelm Nietzsche, nace un 15 de octubre de 1844 en la localidad de Röcken, Prusia, antiguo estado de la Alemania aún no unificada.

Contando apenas 5 años fallece su padre, quien era un sacerdote luterano, siendo desde entonces criados, tanto él como su hermana Elisabeth, por su madre bajo las estrictas normas de la época. Quién hubiera adivinado, que, con el tiempo, Nietzsche sería considerado como uno de los más acérrimos críticos del cristianismo.

Fue un sobresaliente alumno de Teología y Filología Clásica, disciplina que estudió en la Universidad de Bonn a partir de 1864. De tal magnitud fue su desempeño que la Universidad de Basilea lo contrató como profesor de griego no habiendo aún cumplido los veinticuatro años de edad, algo inconcebible a mitad del siglo XIX.

Friedrich nietzsche

Siendo estudiante contrajo sífilis, la cual, probablemente, fue consecuencia de haber frecuentado un prostíbulo en Colonia, donde fue llevado por amigos. Esta enfermedad perjudicó severamente su salud, considerándose inclusive, que puede haber sido la causante de la demencia que desarrolló posteriormente.

Se inició en el estudio de la obra de Arthur Schopenhauer, a quien se tiene como su más importante antecesor filosófico. Conoce en Leipzig en 1868 al ya célebre director y compositor musical Richard Wagner, con quien desarrolló una estrecha amistad.

Wagner tuvo una influencia decisiva en la escritura del primer libro de Nietzsche, “El Nacimiento de la Tragedia”, en el cual analiza una de sus ideas más fundamentales, la contraposición de lo apolíneo y lo dionisiaco como agente impulsor de la cultura occidental.

Su obra no tuvo buena acogida dentro de los círculos académicos, algo que, quizás frustró sus intentos de ocupar la Cátedra de Filosofía de Basilea. Al poco tiempo se enemistó con Wagner y, se vio obligado a abandonar la enseñanza debido a sus quebrantos de salud. Sus médicos le aconsejaron mudarse a un sitio con clima más favorable, por lo que optó por residir en algunas ciudades del sur de Francia e Italia.

Nunca estuvo en sus planes enamorarse de una mujer, hasta que conoció a la escritora de origen ruso Lou Andreas-Salomé, con quien vivió por varios meses. El aprecio que Salomé sentía por Nietzsche no pasó de ser una simple amistad. Tal rechazo provocó que Nietzsche se sintiera como un hombre solitario, algo que tal vez se note en la misoginia presente en algunos de sus escritos a partir de entonces.

Su proyecto más ambicioso y controvertido, Así Habló Zaratustra (1885), lo inició en un tiempo en que solía sufrir de ataques de depresión y tener pensamientos suicidas. Esta obra fue posteriormente llevada a la ópera por Richard Strauss.

Friedrich nietzsche

La producción literaria de Nietzsche no se detuvo en los siguientes años: Más Allá del Bien y del Mal (1886), La Genealogía de la Moral (1887), El Crepúsculo de los Ídolos (1888), El Anticristo (1888) y Ecce Homo (1889).

Debido a un colapso mental dejó de escribir en ese último año, lo cual, al parecer, fue consecuencia de haber visto como un cochero azotaba a un caballo mientras caminaba por las calles de Turín. Se dice que Nietzsche se arrojó sobre el caballo y lo abrazó, con lágrimas en sus ojos; tras lo cual se desmayó golpeándose contra el piso. Desde entonces, sus síntomas de demencia se acentuaron hasta su muerte.

Su obra siempre estuvo rodeada de polémica, particularmente cuando fue apropiada por el nazismo (ello debido a que su hermana Elisabeth era simpatizante pronazi y a cuyas exequias fue el mismísimo Adolf Hitler), algo que carece de sentido, puesto que Nietzsche era un convencido antinacionalista y se oponía a los movimientos de masas.

Nietzsche muere un 25 de agosto del 1900, en Weimar, Alemania, tras contraer neumonía. Su influencia en filósofos y autores de literatura existencialista de mediados del siglo como Martin Heidegger, Albert Camus y Jean-Paul Sartre fue significativa.

Obras

Nietzsche escribió 132 libros, pese a apenas contar con 55 años a la hora de su muerte. He aquí algunos de ellos listados en orden cronológico:

  • 1872: El Nacimiento de la Tragedia en el Espíritu de la Música.
  • 1873: La Filosofía en la Época Trágica de los Griegos.
  • 1873: Sobre Verdad y Mentira en Sentido extramoral.
  • 1874: Sobre la Utilidad y el Perjuicio de la Historia para la Vida.
  • 1876: Consideraciones Intempestivas.
  • 1878: Humano, Demasiado Humano.
  • 1881: Aurora, Reflexiones sobre los Prejuicios Morales.
  • 1882: La Gaya Ciencia.
  • 1883: Así Habló Zaratustra.
  • 1886: Más Allá del Bien y del Mal.
  • 1887: La Genealogía de la Moral.
  • 1888: El Anticristo.
  • 1888: Escritos sobre Wagner.
  • 1889: El Ocaso de los Ídolos o Cómo se Filosofa a Martillazos
  • 1889: Nietzsche contra Wagner.
  • 1889: Ecce Homo.
  • 1901: La Voluntad de Poder.

Teorías más importantes de Friedrich Nietzsche

A través de sus trabajos Nietzsche cuestionó la naturaleza racional del hombre al desafiar dos mil años de filosofía. El Superhombre, El Eterno Retorno y el Anticristo son algunas de sus teorías más destacadas.

Superhombre

El superhombre, es el hombre que emerge tras la muerte de Dios, esto es, toda vez que se ha comprendido que no se requiere de la existencia de un ser omnipotente para dar sentido a nuestra existencia. Al morir Dios, mueren todos los principios decadentes en los que se basa la cultura occidental, y muere a manos del mismo hombre.

Hasta ahora el ser humano ha vivido una existencia colmada de inseguridades, sin nada a lo que aferrarse y sin una base moral, por lo cual siente que ha perdido las esperanzas. A eso Nietzsche llama Nihilismo negativo, contrario al Nihilismo positivo, que es el de la persona que admite la muerte de Dios y lo innecesario de los valores cristianos, producto del dualismo platónico y de su realidad dividida.

El superhombre puede admitir que Dios ha muerto, puede cambiar internamente todos sus valores, puede de nuevo construir donde existe destrucción. Al arribar el superhombre, se pone fin a la moral de siervos. Más que prescindir de los valores, se trata de invertirlos, de abandonar la moral de esclavos, que rechaza la vida y construir unos nuevos valores, que sean un sí rotundo contra la moral divina.

La aceptación de la moral judeo-cristiana implica negar la vida, la naturaleza, la tierra, el cuerpo, y eso es lo que se necesita recuperar. El culpable de esa pérdida es Sócrates y su discípulo Platón, quienes, con su división de la realidad, cimientan la religión la cual sirve de fundamento teórico a un absurdo cristianismo.

Se debe superar al hombre que no quiere abandonar su moral del esclavo, aquella que menosprecia la vida en la tierra y con la que ansía alcanzar la inmortalidad al trascender esta vida, y con ello se olvida de vivirla.

Eterno Retorno

Esta es una doctrina moral con observaciones sobre el tiempo, así como una crítica a la civilización occidental y a su idea del tiempo lineal de la cultura judeo-cristiana. Es un tiempo que destruye y es contrario a la vida y a la voluntad de poder, valores caracterizan al superhombre y a su voluntad creadora, y que en el “Zaratustra” lo representa el enano o espíritu de la pesadez.

El tiempo ya no es más una serie sucesiva de momentos que nace en el pasado y continúa hacia el futuro, sino que reclama el valor del instante, el cual se expresa como un tiempo circular, perpetuo. Lo anterior no significa que lo acontecido ha de acontecer de nuevo, ya que ello supondría una forma de finalidad y el eterno retorno es la negación de toda trascendencia.

El Anticristo

En “El Anticristo” Nietzsche señala cómo la cristiandad se ha transformado en una ideología instituida por la Iglesia, y cómo ésta se ha equivocado cuando se trata de representar la vida de Jesús. La sociedad en que creció Nietzsche era profundamente protestante y lo que conocía de dicha doctrina le llevó a aborrecer al cristianismo.

La distinción entre religión de la cristiandad y la persona de Jesús fue clave para él. Nietzsche explicó la religión cristiana como si fuese representada por iglesias e instituciones que “transvalorizaron” sus principios instintivos benignos. Con ese término se llama al proceso mediante el cual el significado de un concepto se invierte a lo que originalmente indica su etimología.

Nietzsche trascendió el pensamiento de los agnósticos o ateos de la Ilustración, para quienes la Cristiandad era sencillamente fraudulenta. Aseguraba que quizá fue intencionalmente infiltrada por el apóstol Pablo como un credo subversivo dentro del Imperio Romano, con lo que se buscaba vengarse de la destrucción de Jerusalén y su templo por parte de Roma.

Recepción de las Teorías de Friedrich Nietzsche

De variadas formas han sido interpretado el pensamiento de Nietzsche, siendo inclusive citado en ocasiones para defender posiciones contradictorias.

Nietzsche gozaba de enorme popularidad entre los izquierdistas de la Alemania de 1890, aún así, durante la Primera Guerra Mundial, fue acusado de ser fuente de inspiración para el ala derechista del militarismo germano. Es mucho más probable que sus máximas guerreristas y aristocráticas hayan sido admitidas por la derecha, dado su desprecio por las doctrinas igualitarias como el comunismo y la democracia.

Otro caso de estudio ocurrió cuando la derecha antijudía acusó de ser nietzscheanos a los judíos e intelectuales de izquierdas que defendieron a Alfred Dreyfus. Se intentó censurar sus escritos debido a que se presumía una subversión para 1894-1895, al tanto el nazismo lo utilizó como pretexto intelectual para fomentar su idea de restauración de la cultura germana y su identidad nacional.

Tras leer “Así Habló Zaratustra” muchos alemanes sintieron como propia la convocatoria de Nietzsche al individualismo ilimitado y a la mejora de la propia personalidad. Las ideas de Nietzsche se asociaron frecuentemente con el movimiento anarquista de fines del siglo XIX e inicios del XX, y aparentemente influyeron en dicha corriente, sobre todo en Francia y Estados Unidos.

En el lapso entre guerras mundiales, los nazis se adueñaron de partes del trabajo de Nietzsche. Asimismo, sus libros fueron material de estudio en colegios y universidades germanas en el periodo de dominio nazi, agrupación que igualmente lo consideró como uno de sus padres fundadores.

Sus ideas y reflexiones sobre el poder fueron incorporadas dentro de la filosofía política nazi, doctrina con la cual fueron relacionadas algunas de las frases de Nietzsche como “La Voluntad de Poder”, la cual fue proclamada como ideal del movimiento. De existir similitudes entre Nietzsche y nazismo, deben ser muy pocas.

De hecho, Nietzsche defiende con vehemencia a los judíos en numerosos pasajes de sus libros, y manifiesta su aversión contra el indetenible movimiento antisemita en Alemania, del cual formaba parte lastimosamente su propia hermana. Martin Heidegger, famoso filósofo alemán, fue uno de los mayores estudiosos de su pensamiento, lo cual quedó patente en su voluminoso trabajo titulado “Nietzsche”. ​

Sigmund Freud, no deja bien claro cuáles fueron los aportes de Nietzsche a la psicología, aún así, su obra es continuamente debatida e investigada. Alguien para quien Nietzsche fue un referente para el desarrollo de sus propias ideas fue el psiquiatra Carl Gustav Jung, quien no tuvo las mismas reservas de Freud.

Esto último significa que para Jung no resultó contraproducente expresar los nexos de sus conceptos con la filosofía nietzscheana. Jung frecuentemente mencionó a Nietzsche en sus trabajos, aún más, fue el organizador de un prolongado seminario donde se analizó una de las obras de mayor relevancia del filósofo suizo: “El Zaratustra de Nietzsche”. ​

También te recomendamos este otro artículo: Keynes y la teoría general del empleo, el interés y el dinero

(Visited 91 times, 1 visits today)