Pablo Picasso, un pintor muy importantes del mundo

Cuando se trata de pintura son muchos los artistas y los estilos que se nos pueden venir a La cabeza. Pero cuando hablamos del Cubimo se nos viene prácticamente un solo pintor a la mente y este es Pablo Picasso quien es sin duda un genio de las artes y en este artículo hablaremos sobre él.

Pablo Picasso

¿Quién fue Pablo Picasso?

Pablo Ruiz Picasso nació en la ciudad de Málaga en España el  25 de octubre del año 1881 y fallecería en la ciudad de Mougins en Francia el 8 de abril del año 1973. Pablo Picasso destaco por ser un pintor y escultor español considerado además como el creador del cubismo junto al artista Georges Braque.

Uno de los primeros puntos a destacar de Pablo Picasso es su extenso y curioso nombre que podemos apreciar en su partida de nacimiento, este nombre es Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso. Ahora bien, otra gran curiosidad es el nombre de bautizo el cual cambia un poco y es aun más extenso que el de su partida de nacimiento, este es Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Crispiniano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso.

A Pablo Picasso se le considera como uno de los mejores pintores del mundo desde el siglo XX, participaría en muchos movimientos artísticos los cuales se propagaron por el mundo y además tuvieron una fuerte influencia en otros grandes artistas de la época. Las obras de Picasso las podemos encontrar exhibidas en cualquier parte del mundo.

Además de la pintura y la escultura, Pablo Picasso abordaría otros géneros artísticos como  el dibujo, el grabado, trabajos en cerámica, el diseño de escenografía y vestuario para montajes teatrales. Se sabe incluso que Picasso creó una pequeña obra de teatro.

Pablo Picasso

Pablo Picasso no sólo tuvo un papel protagónico en las artes sino que fue un gran influyente en los movimientos políticos de la época. Picasso se declaraba como pacifista y comunista, tanto así que fue miembro del Partido Comunista de España y también del Partido Comunista Francés.

Esta magnífico artista fallecería finalmente el 8 de abril de 1973 a la edad de noventa y un años en su casa llamada “Notre Dame de Vie” ubicada en la comunidad francesa de Mougins. Sus restos descansan en el parque del Castillo de Vauvenargues ubicado en la comunidad francesa Vauvenargues.​

Biografía

Pablo Picasso es un personaje con una biografía sumamente interesante y sobre todo extensa, es por ello que ha sido dividida para una mejor comprensión y a continuación hablaremos sobre La vida de este famoso artista.

Familia

Pablo Picasso fue el primer hijo del matrimonio entre José Ruiz y Blasco y María Picasso López, la cual era una familia burguesa. Por otro lado, Picasso tuvo dos hermanas llamadas como  Dolores  y Concepción. Su bisabuelo materno llamado Tommaso Picasso era originario de la localidad de Sori en la ciudad de Génova en Italia quien se trasladó a España cerca del año 1807.

Pablo Picasso

El padre de Pablo Picasso fue artista pero no con la fama y el impacto de su hijo, además fue profesor de dibujo en la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo. En lo que respecta a la madre de Picasso, se conoce poco sobre su vida aunque se sabe que Pablo Picasso le tenía mucho respeto y amor, hecho que se puede apreciar en un retrato que le dibujó en el año 1923.

En el año 1891 la familia de Picasso se vio forzada a abandonar la ciudad de Málaga, esto por causa de la poca estabilidad económica de la que disfrutaban. El padre de Pablo Picasso pidió constantemente su traslado a la ciudad de La Coruña, ciudad donde había obtenido el cargo de profesor en la Escuela de Bellas Artes luego de renunciar a sus labores en el Museo de Bellas Artes de Málaga en el año 1888.

​Esta mudanza a la ciudad de La Coruña fue un impacto poco agradable para la familia de Picasso.  En su estancia en esta ciudad, Pablo Picasso trabajó en sus dibujos mostrando así mucha confianza en él y en sus habilidades.​ Con 13 años de edad, Picasso haría su primera exposición de caricaturas y dibujos en las revistas autoeditada  “La Coruña”, “Azul y Blanco” o “Torre de Hércules”.

El año de 1895 fue un año impactante no sólo para el joven Picasso sino también para la familia puesto que a comienzos de ese año fallecería Concepción, hermana de Picasso. Otro cambio en ese año fue en el mes de Septiembre cuando su padre obtuvo una cátedra en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. Lugar donde luego Pablo Picasso fue admitido como alumno y cursó dos años de estudios.

Existe una muy interesante anécdota entre Pablo Picasso y su padre y es que este último al reconocer el excelso talento de su hijo y contemplar sus primeros trabajos como niño, este le entregaría su paleta y sus pinceles, prometiendo así no pintar más en su vida.

Estudios

Pablo Picasso cursó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona lugar donde estudio dos años. Desde que inicio sus estudios, sus habilidades pictóricas sorprendieron mucho a sus profesores, esto le permitió a Picasso las clases para que pudiese trabajar en sus obras. En la Escuela de Bellas Artes de Barcelona exploró diversos movimientos artísticos además de seguir en el dibujo, actividad que le apasionaba de gran manera.

Etapas artísticas

Para comprender un poco el arte de Pablo Picasso, es necesario separarlo por épocas las cuales están determinadas por La paleta de colores que más predomino en ese momento de su vida. A continuación conoceremos a profundidad las etapas artísticas de Pablo Picasso.

Época azul

Se conoce como la época azul de Pablo Picasso a aquella que transcurrió entre los años 1901 y 1904.  A esta época se le coloco así debido a que es el azul el color que predomina en la mayoría de sus pinturas en este período artístico. El origen de la época azul fue el suicidio de su amigo Carlos Casagemas el 17 de febrero del año  1901. Este acontecimiento dejaría a Picasso lleno de dolor y tristeza.

Pablo Picasso

La historia del suicidio de Carlos Casagemas inicia con el intento de asesinato a su amante  Germaine quien sería una bailarina del Moulin Rouge. Esto propiciaría el suicidio de Casagemas en la ciudad de París en Francia. El suicidio de su amigo motivo a Pablo Picasso a pintar un cuadro el cual nombró como “El entierro de Casagemas”. Este es un  cuadro alegórico en el cual se podría apreciar su pasaje al período azul.​

Otras influencias en las obras de Pablo Picasso durante esta época fueron las pinturas de Van Gogh y Gauguin. Van Gogh sería un gran influyente sobre todo a nivel psicológico ya que  reflejaba la intensidad emotiva de los cuadros de esa época. Mientras que de Gauguin tomaría la concepción universal de la sentimentalidad.

​En las obras de Pablo Picasso durante la época azul podemos apreciar la soledad de sus personajes,  este artista los aislaba en entornos desconocidos pero con un uso casi único del azul.  Es importante mencionar que este estilo carece de precedentes en la historia del arte.

Estancia entre Barcelona y París

La época azul además de tener un inicio trágico, tuvo un desarrollo turbulento debido a que Picasso era además un trabajador incansable. A finales de abril del año 1901 regresaría a Barcelona, lugar donde exponía la “Mujer en azul”​ en la Exposición General de Bellas Artes. Al siguiente mes, retornaría a París en donde se establecería en la casa número 130 del bulevar de Clichy, lugar donde Casagemas había tenido su estudio.

Pablo Picasso

Entre los meses de junio y julio de ese mismo año, Pablo Picasso y Francisco Iturrino realizaron una exposición en la galería de Vollard en París.​ A pesar de las granes exposiciones y los numerosos viajes entre Barcelona y París, Picasso se encontraba en una situación económica delicada. Por fortuna para el, en ese momento conocería al poeta francés Max Jacob  con quien mantendría una relación bastante cercana.

Luego de conocer al Max Jacob, este mismo recibiría la invitación de Jorge Mañach otro poeta de la época. Esta invitación era con motivos para representar al joven de 18 años Pablo Picasso. La necesidad del momento llevó a Picasso a que pintara uno o dos cuadros por noche y los vendía en la Rue Laffitte por unos 50 francos.

A finales de enero del año 1902, Pablo Picasso rompería su acuerdo con Mañach, luego de recibir la liquidación correspondiente el pintor volvería a la ciudad de Barcelona. En esta ciudad comenzaría a trabajar en el estudio de Ángel Fernández de Soto, ubicado en la casa  6 de la calle Nou de la Rambla.

Fernández de Soto incentivaría a Pablo Picasso a que visitase los burdeles de Barcelona, esta actividad quedó reflejado en una serie de pinturas eróticos entre las que podemos encontrar al “Autorretrato con desnudo”. Esta obra fue hecha con tinta y la acuarela fue obra de  Ángel Fernández de Soto. Otra obra de este momento sería “La macarra” la cual es propiedad del Museo de Picasso ubicado en Barcelona.

En su estancia en Barcelona Pablo Picasso recibiría un aviso para incorporarse al servicio militar en el mes de octubre. Elementalmente Picasso no quería cumplir con este servicio militar ya para eludirlo tuvo que pagar dos mil pesetas, dicha cantidad de dinero fue suministrada por su tío.

Al poco tiempo, Pablo Picasso volvería a París con Sebastien Junyer a quien le mostraría sus pinturas azules por primera vez del 15 de noviembre al 15 de diciembre en una exposición colectiva que fue organizada por su anterior representante Jorge Mañach en la galería Berthe Weill.

En diciembre del año 1902 se mudaría un tiempo al apartamento de Max Jacob ubicado en el número 87 del bulevar Voltaire. Esta habitación solo disponía de una cama, esto hacía que Picasso trabajase de noche y durmiera de día mientras Max Jacob estaba trabajando. Este tiempo también fue de dificultades económicas porque no podía comprar lienzos, esto motivo a que Picasso se limitase a dibujar.​

La vida

En enero del año 1903 Picasso volvería a Barcelona, en la primavera de este año iniciaría su cuadro titulado “La Vida”. A esta obra se le considera como uno de los mayores y más complejos de su época azul. Además de ello, es una obra que posee un simbolismo inusualmente oscuro y una gran cantidad de interpretaciones las cuales Pablo Picasso nunca quiso aclarar.

Pablo Picasso

Para llevar a cabo el cuadro “La Vida”, Pablo Picasso realizó cuatro bocetos preparatorios,  gracias a estos bocetos se sabe que varió al menos dos veces la composición de las figuras del cuadro. Un hecho importante que debe ser comentado es que la figura masculina de este cuadro sería un autorretrato pero finalmente terminó siendo una representación de su amigo Carlos Casagemas.

Se podría decir que el cuadro “La Vida” resume gran parte de los temas y la atmósfera de la época azul. El pesimismo escéptico desarrollado durante su época de formación en la ciudad de Barcelona en conjunto con las dificultades económicas que sufrió durante esa época podríamos verlas pasmadas en esta obra.

Hacia finales del año 1903 Pablo Picasso comenzaría a pensar que si sólo se establecía de forma permanente en Francia, su reputación podría superar las fronteras de España. Esto llevó a que Picasso se trasladase al estudio del escultor Pablo Gargallo quien en ese entonces vivía  en París. Esta estancia prácticamente permanente de Picasso en París se tomaría como el fin de la época azul.

Época rosa

La época rosa de Pablo Picasso es considerada como la segunda gran etapa en la carrera artística de este pintor. Durante esta época se residiría oficialmente en París durante los años 1904 al 1907. Las obras hechas en este periodo de tiempo se destacan por el uso de colores pasteles y cálidos y además la temática principal de estas pinturas era lo referente al circo.

Pablo Picasso

El desarrollo del estilo, técnicas y temáticas de Pablo Picasso durante este período llevarían eventualmente a la creación del cubismo, en las cuales podemos apreciar en las primeras obras del cubismo, algunas características de esta época rosa.

En abril del año 1904 Pablo Picasso iniciaría su época Rosa al instalarse en París en el Bateau-Lavoir ubicado el barrio de Montmartre en el taller de su amigo el escultor Paco Durrio. Esta estancia en París le llevarían a estar en contacto con  varios artistas españoles como Ricardo Canals quien le enseñaría a Picasso la técnica del aguafuerte.

Durante el verano de ese mismo año, se documenta que tuvo alguna especie de vínculo con una “Madeleine” quien podemos apreciar en varios dibujos y pinturas como “La mujer del acróbata”, además de ser la inspiración del cuadro “La familia de Arlequín”.​

En agosto del año 1904 Pablo Picasso conoció a quien sería su primera pareja, esta era Fernande Olivier quien era una modelo de artistas y amiga de Benedetta la mujer de Ricardo Canals. Esta pareja joven de tan solo veintiún años los dos, se convertiría en toda una inspiración para Picasso hasta el año 1911 que fue el momento en que acabo esa relación.

Temática Principal de esta época

Desde que Pablo Picasso se instaló en Montmartre, su paleta de colores y los temas de sus obras comenzaron a cambiar. Tomaría ahora como tema la pobreza y dureza de la vida de los artistas de circo y saltimbanquis los cuales le aportarían a sus obras un nuevo sentimiento que determinaría el salto de la época azul a la rosa.

La época rosa pasaría a distinguirse por sus colores pastel y tonos cálidos, líneas suaves y delicadas en las cuales Picasso hacía un especial énfasis en las líneas y en el dibujo por encima  del color. Con respecto a los temas de esta época, eran principalmente relacionados a la alegría y a la inquietud existencial. Podíamos apreciar un poco la influencia de la época azul en ese toque de melancolía. A pesar de ello, las emociones predominantes eran el afecto y muchas referencias al mundo del zoológico y del circo.

La familia de saltimbanquis

En octubre del año 1904 Pablo Picasso conoció al poeta André Salmon y Guillaume Apollinaire quien también era  poeta y escritor y además precursor del surrealismo. Con ellos  establecería una relación muy cercana. Durante esta época, Picasso se convertiría en un cliente frecuente  del cabaret “Lapin Agile” y también del Cirque Medrano.

Desde el 25 de febrero al 6 de marzo del año 1905 expondría en la Galería Sérurier sus primeras obras rosas. La crítica previamente había comentado sobre la transformación de Pablo Picasso dejando atrás su dramatismo propio de la época azul. Según Fernande Olivier, su pareja amaba aquello que era diferente a él, en este caso serían los gitanos, las corridas de toros, los payasos y el mundo del circo en general. Picasso amaba y se sumergía con mucha pasión en todo lo que tenía un color local violento.​

Pablo Picasso

Durante la primavera del año 1905 pintaría una de sus principales obras de ese año, esta obra se titulaba “La familia de saltimbanquis”. Esta pieza denotaba una clara evolución hacia lo que sería la época rosa, en esta obra podríamos apreciar un paisaje desnudo y desdibujado en el cual se enmarcan unas muy bien dibujadas y estilizadas figuras de titiriteros. Estos personajes maravillaban a Pablo Picasso pues tenían una vida muy solitaria.

Una de las primeras esculturas que se dio durante la Época Rosa sucedió cuando su amigo Max Jacob decidiría modelar su cabeza en barro. Conforme el trabajo de Jacob avanzaba, Piacasso añadiría a esta escultura un sombrero y cascabeles de un bufón, muy similar a los personajes que trabajan en el circo. Esta pieza sería titulada como “El loco”, pieza la cual el  galerista Ambroise Vollard logró fundirla en bronce.

Influencia de Gertrude Stein en la Época Rosa

Durante el verano de 1905, Pablo Picasso realizaría un viaje al norte de los Países Bajos. Estuvo en la ciudad de Schoorl durante seis semanas por una invitación del escritor neerlandés Tom Schilperoort. Durante ese tiempo, pintaría un desnudo titulado  “La bella holandesa” y otra obra titulada “Las tres holandesas” que vendría siendo  una versión personal del tema de las tres gracias.

Al retornar a París, se llevaría de viaje a Fernande Olivier a la ciudad de Tiana ubicada al noreste de Barcelona. Al volver de este viaje, Pablo Picasso se mudaría a su modesto estudio en el Bateau-Lavoir. La relación con Fernande Olivier era muy feliz, esto se reflejaba en las pinturas y dibujos que realizaba Picasso de Fernande.

Pablo Picasso

En estos dibujos podríamos apreciar como el artista celebraba la belleza y cercanía personal de Fernande Olivier. Picasso tomaría como hábito visitar pequeñas galerías y junto con Fernande Olivier irían a los populares vernissages o bien exposiciones privadas que se daban en los salones oficiales.

Ahora bien, tanto Gertrude Stein como su hermano Leo Stein se habrían instalado en París, estos hermanos destinaron parte de su fortuna a reunir una extraordinaria colección de arte. Por su parte, Leo Stein compraría la obra “Familia de acróbatas con mono”​ al marchante Clovis Sagot. Esta compra llevo a que tanto Leo como Gertrude visitaran el estudio de Picasso, esto propició que estos hermanos le compraran una gran cantidad de obras por un total de 900 francos.

De esta compra quedaría una linda relación, Pablo Picasso se convertiría en un visitante frecuente del salón de Gertrude Stein en su apartamento de París. Además, Picasso se animaría a pintar un retrato de Leo Stein y de su hijo Michael Stein, este retrato abriría paso a las primeras ochenta y noventa sesiones del famoso Retrato de Gertrude Stein.

Primitivismo ibérico

En el año 1906 luego de tres meses de arduo trabajo en el Retrato de Gertrude Stein, abandonaría esta obra de forma temporal para dedicarse a hacer los bocetos de “Las señoritas de Aviñón”. Además de ello, comenzaría a dejar de lado el tema de los arlequines para coenzar a dibujar jinetes y jóvenes en paisajes bucólicos. Esta  búsqueda de clasicismo tanto en lo temático como en lo formal llevó a Pablo Picasso a estudiar un poco sobre el  arte antiguo.

Pablo Picasso

En marzo de ese mismo año, Pablo Picasso descubriría al arte primitivo español en una exposición en el Museo de Louvre sobre esculturas ibéricas encontradas en las localidades de Osuna y en el Cerro de los Santos. Dentro de estas esculturas se encontraba la muy reconocida  Dama de Elche.

En mayo del año 1906 se iría con Fernande Olivier a Barcelona, en este viaje la presentaría tanto a sus amigos como a sus familiares.  De Barcelona partiría a la ciudad de Gósol en la localidad de Lérida. En su estancia en Gósol no sólo entraría en contacto con  el primitivismo Ibérico sino que también pintaría escenas de baños y desnudos haciendo un uso perfecto del color rojo.

Esta paleta rojiza usada en Gósol reflejaría una preocupación por perfeccionamiento de los volúmenes.​ Este hecho inspiraría a Pablo Picasso a desarrollar una serie de cuadros en las cuales sus personajes rescatarían ciertas características del  primitivismo ibérico dando un quiebre a su Etapa Rosa.

A pesar de que en estas nuevas obras se podría apreciar una simplificación de los rasgos y de los volúmenes, siendo estos rasgos precursores del cubismo. Ahora bien, a pesar de ello, no podríamos incluir estas obras dentro del propio cubismo sino más bien podría definirse como un estilo propio nunca antes visto.

Pablo Picasso

Además, podemos observar que en estos cuadros hace uso de sus propios rasgos faciales, inclusive en las figuras femeninas. Esta estancia en Gósol tuvo un fuerte impacto en las obras de Picasso ya que marcarían el inicio  de su revolución cubista el año siguiente.

Protocubismo

Al volver de Gósol, Pablo Picasso retomaría el Retrato de Gertrude Stein, un hecho curioso es que en ese momento Gertrude se encontraba en Italia por lo que Picasso trabajo ese retrato de memoria. ​A este retrato le haría algunas modificaciones puesto que redujo el rostro de Gertrude a una especie de máscara ibérica.

En esta época, Picasso tuvo una gran influencia de la escultura ibérica y la pintura impresionista de Paul Cézanne. Esto llevó a que Pablo Picasso investigase un poco más sobre la forma y el volumen. Esta influencia podemos apreciarla en el “Autorretrato con paleta”.​ Por otro lado, en El Salón de Otoño del año 1906 se exhibiría una retrospectiva de Gauguin la cual tuvo una gran influencia en el trabajo de Picasso.

A finales del año 1906, Picasso dejaría de pintar y se centraría en una serie de estudios y bocetos sobre desnudos para crear composición de diversas figuras cuyo tema principal sería el burdel. Esta composición la terminó en el año en 1907, siendo considerada como una revolución que supuso a su obra “Las señoritas de Aviñón”.

Pablo Picasso

En esta época artística de Pablo Picasso, la relación con Fernande Olivier entró en crisis y decidieron separarse durante el verano del año 1907, este no sería el fin de la relación puesto que en noviembre de ese año se reconciliaron.

Durante esta época artística,  la paleta de Picasso se llenaría de brillantes colores africanos, con ello pintaría a la “Bailariana de Aviñón”. Esta obra ha sido considerado por muchos como un epílogo a “Las señoritas de Aviñón”. Podemos ver en estas obras algunos elementos basados en el arte ibérico y africano los cuales alcanzan un nuevo grado de simplificación geométrica.

Haciendo uso de este mismo estilo, Pablo Picasso pintaría “La danza de los velos” obra que fue comprada por ​Gertrude Stein, operación en la cual se incluirían además los bocetos preparatorios de esta misma obra.

En las pinturas subsiguientes, ​los colores de la piel se volvieron ocres y marrones, esto llevaría a Picasso a enfrentarse con muchos experimentos de ruptura en sus cuadros. Dentro de estos experimentos podemos apreciar un abandono de la perspectiva, conquista del espacio, fragmentación de los planos por medio de tonos planos con contornos gruesos y la búsqueda del relieve.  Entre las obras que sufrieron este conflicto encontraremos “La amistad” y el “Desnudo con toalla”.

No sólo el propio Picasso estaría sufriendo cambios o debates sino también su estudio. En el estudio, artistas como Braque llevaría a cabo sus propias obras mientras que Matisse y Picasso compartirían cuadros. La relación entre Picasso y Matisse iría de la competición a la admiración mutua.

Cubismo

Tomando como punto de partida la obra “Las señoritas de Aviñón”, tanto Braque como Pablo Picasso acabarían creando el Cubismo en el año 1908. Podríamos decir que el cubismo fue un punto de inflexión en la historia del arte el cual inspiraría a otras vanguardias artísticas propiciando el abandono del ilusionismo pictórico y también la descripción naturalista para de esta forma beneficiar las composiciones abstraídas de la percepción convencional y el juego con lo tridimensional y las superficies.

Esto haría del Cubismo un movimiento artístico desarrollado entre los años 1907 y 1914, creado evidentemente  por Pablo Picasso y Georges Braque. Este movimiento artístico sería continuado por artistas como Jean Metzinger, Robert Delaunay, María Blanchard y Guillaume Apollinaire.​ El cubismo es un movimiento artístico sumamente importante puesto que rompe de forma definitiva con la pintura tradicional.

El término cubismo sería acuñado por el crítico de arte francés Louis Vauxcelles, esto se debe a que en una crítica un tanto despectiva de la pintura L’Estaque de Braque señalo que estaba compuesta por “Pequeños Cubos” bautizando así  a este concepto como Cubismo.

Neoclasicismo

Luego de superar las etapas artísticas vinculadas con los colores, es decir las etapas azul y rosa y además haberle regalado al mundo del arte el cubismo, Picasso sufriría una revolución personal lo que propiciaría que cambiase de forma radical su estilo.

Durante sus Felices Años 20, Picasso se dejo seducir por los ambientes  de la alta sociedad pero durante ese tiempo transcurrió la Primera Guerra Mundial. Una vez culminado este conflicto,  Pablo Picasso vivió un momento muy feliz en su vida el cual fue denominado como su periodo neoclásico.

En este periodo neoclásico de Picasso, podemos encontrar ambientes familiares y cálidos los cuales transmiten paz y tranquilidad. En este período artístico nacería su hijo Paul en el año 1921, este momento le inspiraría a realizar varios lienzos. Además de ello, en esta etapa también pintaría varios telones para el teatro.

En esta etapa artística podemos encontrar obras sumamente llamativas de Pablo Picasso como “La siesta”, “Dos mujeres corriendo por la playa” y “Mujer e hijo a orillas del mar”. En estas obras podríamos apreciar evidentes y sorprendentes rasgos de un estilo artístico que no se habían visto nunca en Picasso, esto demostraría una vez más la versatilidad e ingenio de este maravilloso artista.

Surrealismo

Este momento artístico está marcado por su matrimonio con Olga y el nacimiento de su primogénito Paul.  Podemos apreciar por medio de sus obras que Pablo Picasso disfruta de una vida familiar feliz, una vida social muy activa lo cual alternó muy bien con la  aristocracia e intelectualidad de París.

No sólo era la vida familiar que tenía muy feliz a Pablo Picasso sino también la crítica de vanguardia admiraba y alababa todos los logros artísticos de este pintor. Esta crítica solo centraba sus observaciones en los aspectos formales de sus obras dejando de lado  los elementos intuitivos y psicológicos de sus pinturas.

Pablo Picasso fue muy aceptado por la sociedad y por la crítica durante esa época, tanto así que estaba considerado como una parte fundamental de la nueva tradición francesa. Dicha tradición comenzaba a tomar forma poco a poco a manos de los surrealistas. André Breton quien sería un gran admirador del arte de Picasso, consideraba a este como el máximo exponente del Surrealismo pese a que nunca se unió formalmente al movimiento.

El Surrealismo se trataba de un momento crucial durante el desarrollo de Picasso luego de un periodo donde este artista se dedicaría a trabajar con cubismo sintético como un estilo figurativo neoclasicista. Ahora bien, tanto el neoclasismo como el surrealismo se veían similares pero el punto de inflexión entre ambas ocurriría con un nuevo periodo de violencia emocional y distorsión expresionista.

El inicio del periodo surrealista de Picasso tendría como fecha el año 1925 y culminaría en el año 1938. Durante este período podemos ver una creciente irritación de Picasso hacia Olga y las mujeres en general. A esto se une su profunda tristeza motivada por la muerte de su amigo Ramón Pichot el cual creía que su mujer había destruido su vida al igual que la mujer de su amigo Casagemas e incluso como Olga lo estaba haciendo con él.

Todas las obras de este período artístico tenían cualidades irracionales, muy similares a las primeras obras del cubismo hechas por Pablo Picasso. El escritor surrealista André Breton encontraba análogas las obras surrealistas de Picasso con la teoría del automatismo practicada por otros artistas surrealistas.

En el ensayo “El surrealismo y la pintura” el cual fue publicado en el mes de julio del año 1925, André Breton declaraba a Pablo Picasso como un modelo de pintor y lo catalogaba como surrealista. Por otro lado, señalaba que era imposible etiquetar dentro del cubismo a las obras más recientes de Picasso.

En el mes de noviembre del año 1925, se llevaría a cabo la “Exposition: La Peinture Surréaliste” llevada a cabo en la Galerie Pierre de París. En esta exposición se exhibieron dos de las pinturas del primer cubismo de Pablo Picasso, además muchos artistas como Hans Arp, André Masson, Joan Miró y Pierre Roy exhibieron sus obras surrealistas.

La reseña de esta exposición hecha por el crítico de arte Maurice Raynal decía: “¡El “padre del cubismo” se ha convertido en el hijo adoptivo de los surrealistas!”. Con ello hacia una alusión a que Picasso a pesar de ser el Padre del cubismo, tenía las habilidades y herramientas necesarias para hacerse en otras corrientes artísticas como en el caso del Surrealismo.

Culminada la exposición en París, Pablo Picasso se iría a la Costa de Barcelona de vacaciones con su madre. Estando allí conocería al controvertido pintor español Salvador Dalí quien le mostraría una exposición en solitario en la Galería Dalmau.

Principales obras de Pablo Picasso

Al haber conocido un poco sobre las épocas artísticas de Pablo Picasso, es evidente el deseo de conocer sus mayores obras. Como pudimos ver, este artista es el padre del cubismo por lo que es frecuente que encontremos mucho de esta corriente en sus obras, sin dejar de lado también el surrealismo. A continuación hablaremos sobre las principales obras de Picasso.

Guernica

Podemos decir que “Guernica” es el más famoso cuadro de Pablo Picasso, esta obra de arte sería pintada entre los meses de mayo y junio del año 1937. Su titulo hace alusión  al bombardeo de Guernica el cual ocurrió el 26 de abril de ese mismo año durante la dicho Guerra Civil española.

Esta obra fue un encargo del director general de Bellas Artes quien sería Josep Renau, esto con el fin de que la obra fuese expuesta en el pabellón español en la Exposición Internacional del año 1937 que se llevaría a cabo en la ciudad de París. El fin de esta obra sería llamar la atención del público hacia la causa republicana durante la guerra civil española.

Durante la década de 1940 en España se instauraría una dictadura militar liderada por el general Franco. Este hecho hizo que Pablo Picasso optara por dejar Guernica bajo la custodia del Museo de Arte Moderno de Nueva York. A pesar de ello, Picasso le dejo en claro a los directivos del museo que la obra debía ser devuelta a España a penas el país volviese a la democracia.

Para el año 1981 finalmente Guernica retornaría a España, en este país se expuso por primera vez al público en el Casón del Buen Retiro, luego a partir del año 1992 pasaría a ser exhibición permanente en el Museo Reina Sofía de Madrid.

La interpretación de Guernica es constantemente objeto de controversia ya que muchas figuras de la obra son simbólicas y propician opiniones diferentes. El hecho de los problemas en su interpretación, no afecta en lo absoluto en su valor artístico.  Guernica no solo es considerada como una de las obras más importantes del arte del siglo XX sino que además es un ícono del Siglo XX el cual representa los terribles sufrimientos que la guerra produce a los seres humanos.

Las señoritas de Avignon

Primero debemos destacar que el cuadro “Las señoritas de Avignon” se llama en realidad “Las señoritas de la calle de Avinyó”. Avinyó es una calle de Barcelona en la cual abundaban los burdeles. En este cuadro Picasso nos muestra a cinco prostitutas haciendo uso de un estilo único para la época, el Cubismo.

Existe controversia en torno a si esta obra es Cubista o más bien Protocubista puesto que para el momento que se pinto esta obra el Cubismo no existía. Pero en realidad el Cubismo nace del revuelo que causo esta obra.

Serían tres las influencias que tuvo Pablo Picasso sobre esta obra, la primera influencia fue Paul Cezánne con sus consecuentes pinturas sobre Bañistas. La segunda influencia sería por su constante Visión del Apocalipsis y finalmente el arte primitivo que se exponía en el Museo del Trocadero en París.  Con estos tres temas en mente, Picasso comenzaría a pintar esta obra durante todo un año.

Es evidente que Pablo Picasso quería romper los esquemas impuestos por el realismo, como lo son la profundidad espacial y la anatomía humana. En la obra “Las señoritas de Avignon” podemos ver como el cuerpo de la mujer desnuda se convierte en un conjunto de planos angulares los cuales se van haciendo más marcados a medida que vamos mirando más hacia la derecha.

Muchos estudiosos en el tema piensan que la progresiva deformidad de las mujeres que se ven de izquierda a derecha es una clara advertencia sobre los peligros de las enfermedades de transmisión sexual. Este era un problema que afectó a una gran cantidad de artistas parisinos de la época. Probablemente esta era la intención de Picasso con estas mujeres, se piensa que esto lo hacía por un principio moral pero que al darse cuenta de la potencia visual que otorgaba, decidió continuar el lienzo con estas figuras deformes.

La mujer que llora

“La Mujer que Llora” es una obra hecha por  Pablo Picasso en el año 1937, podemos decir que en esta pintura se presenta el sufrimiento y el dolor de una mujer durante la guerra civil española. Por otro lado, podemos apreciar como Picasso rompe con la perspectiva convencional y logra mezclar diferentes puntos de vista al representar los rasgos de un rostro humano.

Podríamos decir que esta obra sigue los pasos del Guernica, puesto que desde la creación de Guernica, Picasso realizó una serie de pinturas las cuales buscaba representar el rostro de una mujer desesperada.

De hecho, una de las más resaltantes de Guernica es una mujer que llora con su hijo en brazos, durante mucho tiempo Pablo Picasso estudió esta obra y de una forma casi obsesiva volviendo a proponer la misma temática de Guernica hasta que creo un total de trece realizadas con técnicas diversas las cuales se complementan con cuatro pinturas al óleo.

Una de las últimas piezas de esta serie es “La Mujer que llora”,  se destaca por ser una de las piezas más elaboradas de esta colección y además representa el final de uno de los períodos creativos más intensos en la vida de Pablo Picasso.

Un aspecto llamativo de esta obra de Picasso es la forma en la que recompone las formas humanas, muy similar a lo que hacía en el cubismo desplazando los ojos, las orejas, la boca y la nariz con la finalidad de intensificar las emociones en el cuadro. Picasso consideraba que deformando la figura humana, podía expresar las emociones con mucha más fuerza.

Aunque el rostro de la mujer está considerablemente distorsionado, este rostro pertenece a la fotógrafa  Dora Maar quien en ese momento era la pareja sentimental de Pablo Picasso. En este cuadro se hacen predominantes las formas y los colores ásperos además de la deformación y fragmentación de los rasgos del rostro de la mujer los cuales ponen de manifiesto el tormento interior de esta persona. En esta obra, la atención del espectador se centrará en la zona fría, azul y blanca la cual gira  en torno a la boca y los dientes de la mujer. Mientras tanto, los ojos y la frente están dislocados, es decir, están rotos por la pena.

Autorretrato

Esta obra denominada como “Autorretrato”, es una pintura hecha al óleo por Pablo Picasso en el año 1896, actualmente forma parte de la colección permanente del Museo Picasso en Barcelona. Esta obra ingresó a este museo como donación hecha por el mismo artista en el año 1970.

Pablo Picasso pintó este cuadro en la misma época en la que se dedicaba a hacer una gran cantidad de retratos de sus padres. En todos estos retratos podemos apreciar un esfuerzo por captar la esencia del ser humano. En esta pintura podemos apreciar trazos enérgicos los cuales  denotan el oficio adquirido por el joven Picasso. Los autorretratos de Picasso tienen un simbolismo especial puesto que se puede seguir no sólo la evolución física del artista sino también su evolución como pintor.​

Reconocimientos a Pablo Picasso

Debido a su trayectoria como artista, es evidente que Picasso haya recibido reconocimientos por sus aportes. Es importante mencionar que en vida, Picasso recibiría el Premio Lenin de la Paz pero motivado a sus grandes aportes al arte, la UNESCO crearía la medalla Picasso, a continuación hablaremos sobre ello.

Premio Lenin de la Paz

Debemos mencionar que el Premio Lenin de la Paz era un premio el cual equivalía al Premio Nobel de la Paz. Este era entregado cada año por la Unión Soviética a aquellos personajes que contribuyeron a la causa de la paz entre los pueblos.

Este premio fue creado en el año  1949 por decreto del Presídium del Soviet Supremo de la URSS en honor de Stalin, quien ese año cumplía setenta años. A diferencia del Premio Nobel de la Paz, el Premio Lenin de la Paz era otorgado a diversos personajes.  En el año 1962 Pablo Picasso sería galardonado con este premio.

Medalla Picasso

La Medalla Picasso es un premio otorgado por la UNESCO a aquellas personalidades relevantes del mundo del arte y la cultura. Este galardón fue instituido en el año 1981 con motivo de la celebración del centenario del nacimiento de Pablo Picasso.

La idea de este premio se gestiono un año antes cuando en la Conferencia General de la UNESCO se buscaba crear un galardón que tuviese en cuenta el impacto y la significación universal de las obras de Picasso en la evolución del arte contemporáneo.

La medalla fue diseñada por el artista  Joan Miró y realizada por Joan Gardy Artigas. El anverso de la medalla lleva inscrito el nombre de Pablo Picasso, Málaga y los números  25 y 1881 además que en el centro podemos ver una especie de ojo muy al estilo de Picasso. Mientras tanto, en el reverso de la medalla podemos ver un paisaje desértico con un árbol, una estrella y la firma de Miró.

En este artículo pudimos conocer sobre Pablo Picasso uno de los artistas españoles más importantes del mundo y precursor del movimiento artístico conocido como cubismo. Picasso no sólo destacaría por el cubismo sino más bien era un artista sumamente flexible que podía adoptar cualquier estilo incluso siendo alabado por su pequeña estadía en el surrealismo. Este artista español siempre será reconocido por las emociones que transmitía a través de sus obras las cuales con el pasar del tiempo tienen una mayor significancia. También te pueden interesar los siguientes artículos:

(Visited 16 times, 1 visits today)
  Arte