Lorenzo Ghiberti, escultor y orfebre del Quattrocento

Hoy conoceremos sobre la vida y obra de Lorenzo Ghiberti, un diseñador y orfebre del Renacimiento Temprano, le invitamos a conocer sobre su vida, su desarrollo profesional, cuáles fueron sus obras más destacada y más, en éste interesante artículo.

LORENZO GHIBERTI

Quién fue Lorenzo Ghiberti?

Lorenzo Ghiberti, fue un diseñador, escultor y orfebre de origen florentino, reconocido hoy en día como uno de los más importantes artistas que influenciaron el Renacentismo Temprano. Podemos señalar que Lorenzo Ghiberti, es de los viejos maestros de la escultura del siglo XV.

Lorenzo Ghiberti poseía dentro de sus cualidades una impresionante comprensión de las formas antiguas del arte, con influencia del arte gótico internacional, por lo que ha sido en oportunidades, señalado que fue utilizado en exceso en sus obras, lo que le resta profundidad de lo clásico, lo cual pueden ser identificado en algunos de los artistas contemporáneos e incluso de su propio alumno, quien fue el único en superar su obra.

Lorenzo Ghiberti es reconocido como uno de los artistas antiguos más relevantes de la Escultura renacentista, a pesar que es reconocido por muchos por sus obras en relieve realizadas en las puertas del Baptisterio de Florencia, en la cual ocupó buena parte de su vida y de las cuales hablaremos más adelante. Solo adelantaremos que una le tomó desde el año 1403 hasta el año 1424 y la segunda desde el año 1425 hasta el año 1452.

A pesar de haberse destacado en la escultura, Lorenzo Ghiberti tienen sus inicios en el arte es a través de la orfebrería, realizó un desarrollo profesional que le llevó mucho tiempo, para poder ser reconocido y destacar con su trabajo artístico. Ya en los años finales de su vida, el artista se dedico a la escritura, en los que desarrollo sus ideologías estéticas y artísticas, plasmando en el primero de ellos sus análisis sobre la anatomía, proporciones  y óptica.

LORENZO GHIBERTI

También escribió solo lo que es hoy identificado como los inicios del arte moderno, en donde resalta el trabajo realizado en la pintura por varios artistas coterráneos. Según su propia visión reconocía una evolución en la pintura, la cual para su punto de vista no había ocurrido en la escultura.

En referencia a los antes dicho, en realidad Lorenzo Ghiberti siempre en sus obras mantuvo un vínculo entre el arte medieval y el arte antiguo, por lo que siempre se reconoce la abstracción gótica en su trabajo, la cual fue posteriormente totalmente desechada, luego de su muerte por los artistas que los sucedieron.

Biografía

Su verdadero nombre era Lorenzo di Bartolo y nació en Pelago un pueblo cercano de Florencia, Italia en el año 1378, se hizo llamar Lorenzo Ghiberti y era llamado Lorenzon como era reconocido después de hacerse famoso por su trabajo, era hijo de Bartoluccio Ghiberti un reconocido orfebre, por lo que su infancia transcurrió observando y aprendiendo del trabajo de su padre. Es reconocido como el primer escultor que basó su arte en las fuentes del Humanismo. Inició su trabajo artístico como orfebre y posteriormente migró a otro tipo de expresión artística como es la escultura.

Su trabajo comenzó a ser realmente reconocido cuando Ghiberti tenía la edad de 23 años. Dicho reconocimiento es logrado luego de presentar su obra titulada   “El sacrificio de Isaac”, con la cual concurso para realizar la obra de la puerta norte del baptisterio de Florencia, con su trabajo logró la adjudicación de la obra, ganándoles a artistas de la talla de Brunelleschi.

LORENZO GHIBERTI

Definitivamente hubo un antes y un después de ganar este concurso en la vida de Lorenzo Ghiberti, para poder desarrollar el proyecto tuvo que crear un importante taller, que posteriormente se convertiría en el principal de Florencia.

En el mismo daba clases a sus alumnos que con los años se convirtieron en grandes artistas, debemos destacar la presencia del alumno que llegó a superar su trabajo como Donatello, sin embargo, Lorenzo Ghiberti fue el maestro de Mandolino, Filarete, Michelozzo, entre otros, que formaron parte del trabajo maravilloso realizado en las puertas.

Con la ayuda de los alumnos y pintores destacados que apoyaban el trabajo del artista, podía desarrollar otras obras que hoy en día son destacadas  como por ejemplo los tabernáculos en los que detalla a San Juan Bautista, San Mateo y San Esteban, esta fue una obra realizada para la iglesia de Orsanmichele. También realizado en bajo relieve utilizando el bronce dorado, realizó el Bautismo de Jesús y El Bautista frente a Herodes, los cuales fueron realizados a medida para la pila bautismal de Siena.

Cuando entregó el trabajo de la puerta norte, el cual fue concluido en el año 1.424, para esa fecha ya Lorenzo se había casado con Marsilia, la hija de 16 años de Bartolomeo di Luca, un cardador de lana, en el matrimonio concibieron dos  hijos, el mayor llamado Tommaso, que nación en 1417 y Vittorio un año después.

LORENZO GHIBERTI

Los comerciantes de la ciudad de Florencia, satisfechos con el trabajo de la puerta norte encargaron que se ocupara de elaborar las puertas este. El trabajo realizado en estas puertas fue de tan alta calidad y detalle, que el propio Miguel Ángel señaló, que esas deberían ser las puertas para ingresar al paraíso, es por ello, que hoy en día este trabajo realizado por Lorenzo Ghiberti, es reconocido con ese nombre “Las Puertas del Paraíso”.

Esta obra es una muestra del Renacimiento y su fama fue de  tanta magnitud que importantes personajes de la época realizaban el viaje a Florencia para admirar el trabajo de Lorenzo Ghiberti. En este trabajo el artista se despojó de su dependencia respecto al arte tardomedieval y utilizó o introdujo en su trabajo el uso de la perspectiva, sin dejar de lado su estilo de escultura ondulante, detallada y de alto nivel. Es por este cambio sutil pero importante que logra unir lo mejor del arte gótico lineal con el naturalismo clasicista del primer Renacimiento.

Lorenzo Ghiberti tenía excelentes relaciones sociales entre las que destacaban sus amistades con eruditos, humanistas y por supuesto artistas, siempre se rodeaba de gente culta. Lorenzo Ghiberti estudió los clásicos, fue un evangelizador de las ideas humanistas, así como también un gran coleccionista de arte antiguo. En sus últimos años escribió el libro I Comentarî, en el que refiere a diversos aspectos del arte.

Dejó su taller el cuya era ampliamente reconocido, su hijo Vittorio se hizo cargo y dejó su maravillosa colección de antigüedades. En el arte renacentista el nombre de Lorenzo Ghiberti sigue siendo polémico, porque para algunos es uno de los padres del Renacimiento; otros se refieren a su arte como del estilo gótico tardío.

Sin importar la opinión de los críticos, es indudable que Ghiberti fue un artista innovador en la sociedad posfeudal, la misma reacción de ambas tendencias en la clasificación de su arte, es una muestra del camino que debió transitar Ghiberti, los problemas pictóricos de la perspectiva lineal  y las “Puertas del Paraíso” muestran los esfuerzos que hizo para resolverlos y la manera en como lo logró es el mayor de los aportes al arte de la época.

LORENZO GHIBERTI

Juventud

Como indicamos Lorenzo Ghiberti era hijo de un orfebre, por lo que buena parte de su juventud estuvo aprendiendo el oficio de orfebre siendo estudiante y ayudante de su propio padre. Siendo un joven en el año 1392, fue admitido en el Gremio “Seda y Oro” como aprendiz y en 1398, había pasado su examen para convertirse en maestro orfebre del gremio.

Siendo ya un veinteañero se va de Florencia hacia la provincia de Pesaro, en donde continúa y perfecciona su trabajo  en la orfebrería, trabajando para los Montefeltro. Luego regreso pero en el año 1400, viajó a Rímini para escapar de la plaga en Florencia y recibió más formación como pintor, trabajó y aprendió como ayudante en la realización de los frescos de las paredes en el Castillo de Carlo I Malatesta, quien fuera un condottiero italiano durante las guerras de Lombardía y señor de Rímini.

Un año después regreso a Florencia para participar en el concurso  llamado por  el Arte di Calimala para realizar la puerta de bronce para el Baptisterio, con sus escasos 23 años compitió con los reconocidos  Filippo Brunelleschi y Jacopo della Quercia. Siendo Lorenzo Ghiberti el más joven de todos fue el ganador, si tienen alguna duda, pueden ver las obras de Brunelleschi y Ghiberti en el Museo Nacional de Florencia y podrán constatar con sus propios ojos, que el joven Ghiberti merecía ganar.

Vida profesional

Luego de adjudicarse el triunfo del concurso y tener la responsabilidad de elaborar la puerta del Baptisterio, su vida profesional realmente tuvo un antes y un después, podemos hablar de una vida realmente profesional y reconocida a partir de este momento. Cuando finalmente se firmó el contrato para hacer la nueva puerta del Baptisterio en 1403, se estipuló un programa del Nuevo Testamento de 28 paneles de quatrefoil , el cual estaría distribuido en una fila.

Para realizar la obra tuvo que hacer crecer su taller, ya para el año 1.407 contaba con 11 estudiantes  ayudantes, para luego incluir en el equipo de trabajo a Donatello, quien se convirtió en uno de los más grandes artistas, junto a Uccello, Michelozzo y Benozzo Gozzoli y otros, ese taller de Lorenzo Ghiberti llegó a ser el taller más importante de Florencia  en el  siglo XV.

Luego de concluir con ese trabajo que le llevó 20 años , Lorenzo Ghiberti se embarcó en una década de intensa exploración de  crear nuevas formas de formar el espacio pictórico y figuras realistas. Los historiadores creen que Ghiberti se encontró con Leon Battista Alberti, un joven estudioso humanista que, inspirado por el arte de Florencia, compuso tratados teóricos sobre las artes visuales.

Ghiberti también fue influenciado por el erudito árabe del siglo XI Alhazen, cuyo Libro de Óptica, sobre la base óptica de la perspectiva, fue traducido al italiano durante el siglo XIV. Lorenzo Ghiberti era un gran estudioso de los  grandes y para ese momento ya contaba con más de 40 años de edad.

Comienza entonces a desarrollar nuevas ideas de estilo renacentista la cual puede ser identificada en la representación más naturalista del movimiento, el volumen y la perspectiva, así como una idealización mayor del tema.

Mientras desarrollaba  la primera puerta, en paralelo aceptada y daba respuesta a otras solicitudes, en las que se pueden ver el estilo gótico, luego fue clásico y el tercero era una fusión de ambos, lo que mostraba una evolución una nueva propuesta, hablamos de las estatuas de bronce de San Juan Bautista, San Mateo y San Esteban, respectivamente.

Su creciente y evolucionado logro pictórico culmina en los cuatro relieves del santuario de San Zenobio realizados para la Catedral de Florencia en el año 1.432, en el que se pone de manifiesto la influencia recibida por su visita a Roma, la cual se muestra nuevamente en la segunda puerta del Baptisterio, que ya había iniciado en el año 1425.

La nueva puerta abandona el patrón de quatrefoil de su predecesor, la cual aparte de su tamaño, muestra una calidad pictórica y complejidad narrativa superior, en la que se observa una perspectiva tanto lineal como aérea, con una  gradación de alto relieve. No obstante, sus obras nunca llegaron a alcanzar el clasismo de su alumno Donatello.

Últimos tiempos

Los últimos años de Lorenzo Ghiberti los dedicó a escribir su autobiografía, la cual llamo mis Comentarios, esta obra está compuesta de tres ejemplares, en los que reseña la base de sus propuestas artísticas  y de sus convicciones estéticas. Recordemos que Ghiberti  fue un gran estudioso, por lo que realiza el análisis de las escrituras de los más antiguos como Plinio el Viejo escritor romano  y  Vitruvio un arquitecto, escritor, ingeniero romano, ambos del siglo I antes de Cristo.

Escribió sobre óptica, anatomía y proporciones, así como de lo que podemos considerar el primer libro sobre el arte moderno. Tratándose de un artista del Quattrocento  época en la que se produjo una explosión del arte en Italia y desde un punto de vista ideológico, el Renacimiento fundamentado en la antigüedad, sustituyó a lo medieval, con una influencia innegable del humanismo, la cual era una nueva corriente de pensamiento, en la que se valoriza el arte clásico griego y romano, Ghiberti resalta el cambió y avance de la pintura, no así de la escultura.

Por lo que suponemos que desde su punto de vista, el cambio que había tenido lugar en la pintura y no en la escultura hasta su propia época. Lorenzo Ghiberti a pesar de las innovaciones artísticas que imprimió en sus obras siempre mantuvo ese enlace entre el estilo medieval y el antiguo, la cual fue sustituido por artistas que se atrevieron a terminar, con la abstracción gótica, dando entonces el paso definitivo y dejando atrás la propuesta artística de Ghiberti. Lorenzo Ghiberti fallece el 1 de diciembre de 1455 en Florencia, Italia.

Características de las obras de Lorenzo Ghiberti

Lorenzo Ghiberti como hemos indicado es un artista que se destaco en la época conocida como el Quattrocento, en Italia. Creó El sacrificio de Isaac, muestra que lo hizo ganador del concurso para crear las puertas del Baptisterio. Sus obras se caracterizan por ser talladas de manera elegante, delicada, cuidando cada uno de los detalles, lo que hacía que su obra mantuviera  el estilo de la escultura gótica.

Sin embargo, la obra que presentó y con la que se hizo ganador del concurso tiene un estilo suave que muestra la influencia en el artista del naturalismo tardomedieval. Pero la evolución de Lorenzo Ghiberti, es mostrada en cada una de sus obras, en las que muestran y estudia nuevas propuestas que hacen sea reconocido como uno de los padres del Renacentismo.

La elaboración y el estilo de la segunda puerta del Baptisterio, es un ejemplo claro de lo que estamos diciendo, en esta nueva obra de arte las figuras son poderosas, se encuentra sobre fondos de paisaje en los que se observa el uso de la perspectiva renacentista. La aplicación de la técnica de bajo relieve en las obras de la pila bautismal de Siena, es otra de las muestras del artista de la fusión entre estilos, en esa búsqueda de una propuesta totalmente innovadora.

Principales obras de Lorenzo Ghiberti

Como podemos suponer dentro de las principales obras se encuentra “El sacrificio de David” que fue la que lo hizo adjudicarse el proyecto de la puerta norte del Baptisterio. En consecuencia la Puerta Norte del Baptisterio es otra de las obras importantes del artista, ya que su calidad es tan alta, que le solicitaron realizará la Puerta este del Baptisterio, resultando uno de los trabajos, mundialmente reconocidos y el cual es llamado “Las puertas del Paraíso”, así lo dijo Miguel Ángel, por la calidad del trabajo realizado, el cual superaba la obra anterior.

Las puertas norte, relata veinte episodios de la vida de Cristo, los cuales son acompañados por ocho figuras de santos, en el trabajo se refleja el estilo gótico, debido a lo elegante y detallado de las figuras. La segunda puerta consta de diez plafones de bronce dorado, en la que se muestran escenas del Antiguo Testamento, construidas sobre fondos de paisaje con perspectiva renacentista, haciendo  de las puertas una obra del Renacimiento.

No podemos dejar de nombrar las obras realizadas mientras ejecutaba las puertas del Baptisterio como es la obra de los tabernáculos como los bajos relieves de el Bautismo de Jesús y El Bautista frente a Herodes. Comentaremos en detalle de algunas de las obras de Lorenzo Ghiberti a continuación.

Puerta del paraíso

Esta es una de las obras con mayores detalles  y de mayor relevancia realizada por el artista las “Puertas del Paraíso del Baptisterio de la Catedral de Florencia” , la misma fue realizada desde el año 1425 y concluida en el año 1452.

Muestra 10 episodios del Antiguo Testamento, los cuales están realizados en placas  de bronce utilizando la técnica de relieve, hay representaciones de sibilas y profetas, elaborados y representados en pequeños bustos de bronce, entre los cuales se puede reconocer el autorretrato de Lorenzo Ghiberti.

Existen nuevas propuestas y el mixtilíneo muy particular del estilo Gótico ya no es utilizado, se  yuxtapone varias escenas que relatan cada historia del Antiguo Testamento, los retratos de cada figura se repiten en una misma placa de forma perfecta. Podemos disfrutar del relieve pictórico con figuras en alto y medio relieve en la que se muestra en la parte de fondo una ambientación detallada.

Las placas se separan con cenefas que contienen una decoración vegetal y figurada, esculturas en hornacinas y los clípeos. Cuando nos colocamos de frente a la puerta las  escenas se leen de izquierda a derecha y de arriba abajo, es así que encontraremos en el primer plafón la Creación de Adán y Eva. Se detallan las escenas de la creación de Adán y de Eva, la caída y la expulsión del Paraíso.

El desnudo femenino y masculino estudiando al detalle denotando perfección. En el segundo plafón se encuentran Caín y Abel, muestra a los hermanos trabajando, la ofrenda de sacrificios, el asesinato de Abel y la conversación de Caín con Dios. En el tercer plafón es la Historia de Noé, una escena en la que Noé esta alcoholizado,  la construcción del Arca y la recolección de animales.

En el cuarto plafón La hospitalidad de Abraham y el sacrificio de Isaac, este plafón es de suma importancia artística, porque muestra la evolución del trabajo de Ghiberti, en como muestra el Sacrificio de Isaac. Hay un manejo de la perspectiva en la que el relieve se hace más marcado en la parte baja que en la alta, también se nota en la superposición de los ángeles y las copas de los árboles que se proyectan.

Las figuras se encuentran ubicadas de tal manera que permitan mostrar movimiento, al igual que en Adán y Eva, el desnudo del cuerpo de Isaac, es perfecto. El quinto plafón es Isaac con Esaú y Jacob, en la representación se narra la historia de Esaú y Jacob y la lucha por definir quién es el primogénito, recibiéndola Jacob de su padre Isaac.

Las figuras se encuentran vestidas a la moda de la época, lo que muestra la atemporalidad de la propuesta artística. El plafón 6 es el descubrimiento de la copa dorada. Narra la historia de José y sus hermanos que lo vendieron como esclavo a Egipto, donde prosperó y acabó recibiendo a sus hermanos y a su padre Jacob y ayudándoles.

El plafón número siete es Moisés, recibiendo las tablas de la Ley, mientras que el número ocho es Josué. En el nueve se cuenta la historia de David y Goliat. Por último en el plafón diez es Salomón y la reina de Saba.

Puerta norte del baptisterio de Florencia

La Puerta Norte del Baptisterio de la Catedral de Florencia se encuentra diseñada en molduras cuadradas, las cuales se encuentran separadas por cenefas y en los cruces de las cenefas coloca clípeos con cabezas de sibilas y profetas.

En esta propuesta artística se muestran, 20 escenas de la vida de Cristo. Para leer la historia se lee de abajo a arriba y de izquierda a derecha. Se utilizó la técnica del bajo, medio y alto relieve de influencia neo-ática. Se logra con la técnica que se observe perspectiva, algunos de las molduras hay ambientación y otras se encuentran lisas, se cuida mucho la composición y el orden de las figuras.

La decoración vegetal es muy detallada, se pueden incluso observar la presencia de aves en las flores. Inicia con la Anunciación, luego la  Natividad y Anuncio a los pastores, la Virgen aparece recostada de forma elegante mirando al niño, debajo el buey y la mula. Luego la Adoración de los magos.

La Disputa con los doctores, en la que el niño está sentado en un trono en el eje central alrededor del cual se distribuyen los doctores de la Ley. Después se encuentra el Bautismo de Cristo. De nuevo Cristo y el Espíritu Santo forman el eje del relieve. Las  Las tentaciones de Cristo. La Expulsión de los mercaderes del Templo, se marca mucho el movimiento con el brazo levantado de Cristo y los movimientos de los pliegues de la ropa, son impresionantes.

Después Jesús caminando sobre el agua y salvando a Pedro, sobre sale la violencia del mar. Luego la Transfiguración.  En el cuadro diez La Resurrección del Lázaro. La Entrada de Jesús en Jerusalén, seguida de La Última Cena, que conlleva a la Agonía en el Huerto. El número catorce es el Prendimiento de Cristo, luego La Flagelación, posteriormente Jesús ante Pilatos y la Subida al Gólgota.

Impresiona el detalle en la Crucifixión, el cuadro diecinueve es la Resurrección y el último Pentecostés. En los bustos se encuentran San Juan Evangelista y el águila como símbolo, luego San Mateo y el ángel como su símbolo, viene San Lucas y el toro como su símbolo, luego San Marcos y el león como su símbolo. Después sigue San Ambrosio,  San Jerónimo, San Gregorio y por último San Agustín.

Saint Matthew

“San Mateo” es una hermosa obra en bronce que muestra el estilo clásico de Lorenzo Ghiberti, en donde se pueden observar los detalles góticos en el arco apuntado y  en la decoración de la hornacina. Incluye el movimiento de la figura mediante el apoyo en una de las piernas mientras que la otra se encuentra en movimiento. Otra manera de mostrar el movimiento es en las manos de la figura. Una manera sutil de romper con el gótico  es la caligrafía utilizada en el libro del Evangelio.

The Sacrifice of Isaac

Esta es una obra en bronce en donde parte de la composición es propia del Gótico, la realización de la escena busca la perfección en donde la composición y distribución esquemática de las figuras, son definidas por Lorenzo Ghiberti y dando muestras de renacentismo. El fondo liso permite realzar el alto relieve. Esta hermosa obra se encuentra en el Museo del Bargello en Florencia, Italia.

The Madonna and Child

En el siglo XV, la Virgen y el Niño se establecieron como un tema principal para la escultura en relieve, por lo que tenían gran demanda en Florencia. La interpretación realista y policromada, combinada con su proximidad física, para mostrar el amor, la vulnerabilidad, la protección y la humanidad.

Esta obra es una de las primeras versiones realizadas, la forma curiosa en que el niño Cristo presenta la planta de su pie al adorador parece derivarse de la iconografía bizantina popular de la Madonna Glykophilousa, lo que pone de manifiesto la posibilidad de que el adorador pueda tocar el pie del niño Cristo como una parte táctil y tridimensional.

Cattura del Battista

Esta es uno de los trabajos en los que resalta el aporte de los alumnos de Lorenzo Ghiberti como Donatello, se trata de un relieve de bronce que  forma parte de la decoración de la pila bautismal del Baptisterio de San Giovanni en Siena. La entrega era para unos meses y tardaron 10 años en terminar la obra. El relieve es trabajado sabiamente en diferentes espesores, para acentuar la expresividad de la escena y amplificar el sentido espacial. También participaron en esta obra Giovanni di Turino, Goro di Neroccio y Jacopo della Quercia, que eran ayudantes del taller de Ghiberti.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a leer los enlaces que recomendamos a continuación:

(Visited 304 times, 1 visits today)