Francisco Goya, pinturas reflejadas período histórico

Francisco Goya es un reconocido pintor de origen español del cual conoceremos a través de la lectura de este artículo. Los invitamos a todos a conocer sobre su vida, sus estudios, sus obras y también sobre sus reconocimientos y más.

FRANCISCO GOYA

Quién fue Francisco Goya?

Francisco de Goya es un pintor y grabador de origen español, que con su obra y estilo revolucionó y evolucionó desde el estilo Rococó hacia el neoclasicismo, sin embrago, no llegó hasta allí, sino que avanzo hasta el prerromanticismo. Sus trabajos en este camino que aportaba innovación a la expresión artística siempre fue un trabajo muy personal y por supuesto que del todo original.

En sus obras puede observarse de manera subyacente el naturalismo, pero de una manera que no la muestra idealizada, sus pinturas tienen un realismo que conlleva un mensaje ético. Se reconoce en el arte de Francisco Goya, que el mismo era utilizado por el artista como una herramienta para para llevar un mensaje moral, no se queda únicamente en lo estético.

Como todos los artistas Francisco Goya tenia referentes, que marcaron de alguna manera su estilo o definieron la evolución de sus pinturas y grabados, entre los que podemos resaltar a Giambattista Tiepolo, quien fuera un reconocido y grabador italiano, considerado el último de los grandes artistas del estilo barroco. También Anton Raphael Mengs un pintor y teórico​  alemán cuyo trabajo tuvo un gran impacto en el estilo neoclásico y que además fue muy reconocido en muchas partes del mundo.

Francisco Goya debe ser reconocido como el artista que marcó un antes y un después en los estilos que existían y predominaban en los siglos XVIII y XIX, debido a que podemos hablar de una antesala a la pintura contemporánea y un precursor de los estilos vanguardias del siglo XX, especialmente por el que es prácticamente reconocido a nivel mundial, en nuestra época como es el expresionismo. Con base en lo anteriormente dicho, es que Francisco Goya es considerado el artistas español más relevante de la historia del arte.

FRANCISCO GOYA

Biografía

Francisco José de Goya y Lucientes, nació en la ciudad de Fuendetodos, España un 30 de marzo de 1.746. Fuendetodos es una provincia de Zaragoza, ubicada en la comunidad de Aragón. El padre de Francisco Goya tenía el oficio de dorador, que es la persona que maneja la técnica del dar el acabado dorado final a las piezas y obras y Francisco Goya aprendió de él ese oficio, sin embargo, prefirió dedicarse a la pintura.

Con la visión de llegar hacer un gran artista Francisco Goya se trasladó a Madrid, en donde recibiría formación de Francisco Bayeu, quien era un pintor español, miembro de una notable familia de pintores. Estando en Madrid y recibiendo formación de Bayeu, conoce a la hermana, con quien contrae nupcias el 25 de julio de 1773 en Madrid, su  nombre era Josefa Bayeu. Francisco Goya y Josefa tuvieron 8 hijos, su primer hijo nació en Zaragoza un año después de casarse y el resto de los hijos nacieron en Madrid.

A pesar de ser un matrimonio fecundo sus hijos fallecieron siendo muy pequeños, solo sobrevivió Javier el hijo menor nacido en el año 1.784. En el año 1775, quedándose en la ciudad de Madrid de manera permanente y ahora casado con la hermano de su maestro, Bayeu le ofreció trabajo en la Real Fábrica de Tapices, en este empleo Francisco Goya elaboró unos cartones en los que pintaba escenas de la vida diaria, las cuales se caracterizaban por tener colores claros y vivos, que mostraban alegría y romanticismo.

En el año 1785 ingresa en la academia de San Fernando, su ingreso fue promovido por el trabajo que venía realizando de pinturas de retratos y obras religiosas, las cuales le dieron reconocimiento. Estando en la academia es nombrado pintor de corte por el propio rey Carlos IV. De su estancia en la corte surge una de las obras más reconocidas de Francisco Goya, como es la pintura de la familia real. Se trata de una pintura de realismo crítico, a pesar que el artista realizó una pintura formal de la apariencia de la familia del rey.

FRANCISCO GOYA

Francisco Goya era un retratista por lo que la aristocracia madrileña, en los que realizaba verdaderas obras de arte de cada uno de sus clientes, lo que lo hizo un artista muy reconocido, una de las obras más populares son ”La maja vestida” y “La maja desnuda”. De las obras del artista comentaremos más adelante, sin embargo se debe resaltar la utilización de luz y sombras, así como también el tiempo que le dedica a las posturas y a las expresiones de las personas que pinta.

Francisco Goya realizó importantes obras en donde mostraba de manera abierta y directa sus puntos de vista y críticas de la sociedad, sin que importara si era la civil o la religiosa. Para el año 1799 comienza a destacarse en su obra personajes con características diferentes, temibles y extraños que pasarán con el tiempo a formar parte de algunas de sus obras.

Para el año 1808 cuando se producen las guerras napoleónicas, siendo Francisco Goya el pintor de la corte, queda en la incómoda situación de mantenerse como pintor de corte, pero en esta oportunidad del hermano de Napoleón, quien amaba el arte.

A pesar de ser el pintor oficial de los que habían invadido España, Francisco Goya no dejaba de plasmar en sus pinturas los horrores de la guerra, era su manera de protestar y marcar una posición ante, las injusticias y crueldades cometidas durante este tiempo. Francisco Goya era un hombre muy productivo, logro pintar 66 grabados, en los que cuenta las escenas de la guerra, fue la manera de marcar una posición que no acompañaba lo sucedido.

A pesar de que sus obras mostraban su desacuerdo y además que ponía en riesgo su vida, cuando termina la guerra y el gobierno español retoma el poder con Fernando VII, el artista fue castigado no físicamente, pero su trabajo no era comprado, ni reconocido, podemos decir que cayó en desgracia.

Luego para el año 1815 Francisco Goya sale de la vida pública, ya había tenido una enfermedad que lo había dejado sordo y tuvo una recaída, por lo que empieza a desarrollar una vida solitaria, época en la que comienza a mostrar el estilo de pintura negra, como es reconocido su trabajo de ese momento hoy en día.

Es como si esa época hubiera provocado una explosión en la creatividad e imaginación del artista, los colores negros, grises y marrones con temas de terror predominaban en sus obras.  A pesar de ello seguía siendo un artista original, ingenioso con una gran técnica pictórica.

Francisco Goya se muda a Burdeos en donde fue su residencia hasta el día de su muerte, nunca dejo de realizar pinturas y grabados, por lo que la manera en como concebía el arte era de gran ingenio, fue un trabajo en realidad versátil, que ha marcado el arte hasta nuestros días.

Familia

Para hablar de familia del pintor Francisco Goya, debemos hablar de aragoneses, las generaciones por parte de los Goya. Se reconoce dentro de las generaciones del pintor a él tatarabuelo del artista, quien era de origen vasco de la ciudad de Cerain, tenía como oficio maestro de obra y llegó a Aragón en el año 1.625.

Por su parte, su tatarabuelo había seguido los pasos de su padre, no obstante el abuelo paterno de Francisco de Goya, llegó hacer notario y además propietario de tres casas, las cuales se encontraban en la calle Morería Cerrada en Zaragoza. Como ya comentamos su padre era dorador y tuvo un gran reconocimiento, por su desempeño artístico.

En cuanto a su familia por parte de madre los Lucientes pertenecían a la pequeña nobleza, quienes se encontraban establecidos en Fuendetodos, allí eran dueños de tierras para practicar la agricultura, las cuales eran cultivadas por la propia familia. Los padres de la madre de Francisco Goya, llamada Gracia era hija de Miguel Lucientes, quien fue el alcalde.

Los padres del pintor José y Gracia formaron una familia numerosa de seis hijos, se conocen todos sus nombres la mayor era Rita y nació en el año 1.737, dos años más tarde nació Tomás quien sería dorador al igual que su padre.

En el año 1743 nació Jacinta quien lamentablemente solo vivió hasta los 7 años, para su muerte Francisco tenía cuatro años de edad. Luego nació Mariano en el año 1.750 quien falleció siendo un bebé y el último hijo de la pareja nació en el año 1.752 llamado Camilo quien llegó a ser Capellán.

Los padres de Francisco Goya vivieron en la calle de la Morería como comentamos anteriormente, sin embargo, la familia adquirió deudas que obligaron a los acreedores a embargar la casa, por lo que en lo sucesivo vivieron en casas alquiladas.

Estudios

Francisco Goya nació para hacer arte, tuvo en realidad una vida longeva y en la medida en la que transcurrían los años y a pesar que su primera enseñanza la recibe de su padre y llega a dominar el arte de dorador, sin embargo, se decide por la pintura como expresión artística. Antes de realizar su viaje a Italia, en las obras realizadas por el artista se ve la intención, no obstante, no hay definición de un estilo y es muy poco académico, por lo que sus obras no eran tan exitosas.

Una de las demostraciones de lo antes dicho es el fracaso rotundo que tuvo en las dos participaciones realizadas en los concursos de la academia de San Fernando. Se inicia el mismo el viaje a Madrid e Italia. A su regreso de Italia, se puede observar que sus obras tienen un cambio que muestra una evolución, la cual se puede notar en su obra “La Gloria del nombre de Dios”.

Este viaje que realiza Francisco Goya hacia Italia, fue financiado por el mismo debido a que las ayudas solicitadas ante la academia de arte no obtuvieron respuesta positiva, estando en Italia pudo visitar varias ciudades del país europeo como Roma, Venecia, entre otras, pudiendo de esta manera estudiar de los grandes artistas dentro de los que destacan Rubens, Rafael, Guido Reni y muchos otros.

Francisco Goya, recopilaba notas de las técnicas, colores, perspectivas y más que iba anotando de sus observaciones, este increíble documento al cual llamó el Cuaderno Italiano, se encuentra en la actualidad en el Museo del Prado. En el mismo además de sus anotaciones se pueden observar dibujos, bosquejos y como indicamos anotaciones de más de 16 años, el cual puede ser considerado un cuaderno de estudio.

Este cuaderno tiene características muy diferentes a los álbumes de dibujos, lo cuales realizaba de manera ordenada y clasificados por letras, donde se puede distinguir un orden cronológico. Se resalta de los dibujos en ellos contenidos la obra gráfica del artista, que refleja la rapidez y la desenfrenada libertad con la que se expresaba en sus obras. En el cuaderno incluso escribía información de su interés personal que no tenían que ver con el arte, como por ejemplo los lugares donde fueron bautizados sus hijos.

Últimos tiempos

A partir del año 1.812 la obra de Francisco Goya comienza a tomar un estilo algo tenebroso, lo que ha sido catalogado como arte negro, en donde se debe resaltar su obra mundialmente conocida “Saturno devorando a su hijo” en la que se puede observar una escena dantesca e impresionante. Casualmente el inicio de este tipo de estilo y mensajes en sus pinturas, coincide con el año del fallecimiento de su esposa.

En el año 1823 después de tener tres años de reinstauración en España de la Constitución de Cádiz, el país fue invadido por Francia, el ejército francés, conocido con el nombre de “por los Cien mil hijos de San Luis”, funcionó como una suerte del absolutismo extranjero.

Bajo esta condición política Francisco Goya se traslada a Burdeos y regresa a Madrid por un corto periodo de tiempo en el año 1.826, siendo retratado por el artista López Portaña, quien lo inmortaliza en uno de sus retratos más famosos. Al poco tiempo a su regreso a Burdeos, Francisco Goya fallece un 16 de abril de 1.828, a los 82 años de edad.

Sus restos estuvieron en tierra francesa hasta el año 1.899 cuando fueron trasladados a España y actualmente se encuentran en la ermita de San Antonio de la Florida en la ciudad de Madrid y sus obras una buena parte de su colección se encuentra en la exposición del Museo del Prado, en la ciudad que cuida de sus restos mortales y de su obra inmortal, Madrid.

Cartones para tapices

Para la época en siglo XVIII la confección de tapices para todas las dependencias de la realeza española era uno de los trabajos más solicitados a los artistas y los mismos se encontraban muy ajustados a las ilustraciones. Los mismos tenían que ser de alta calidad, para la elaboración y selección, se debía plasmar el diseño en los cartones, donde los artistas dejaban volar su imaginación y sus estilos, en las propuestas que posteriormente serían la base para la elaboración de los tapices.

Durante el reinado de Carlos III, los artistas autores de esos cartones que antecedían el tapiz, se esforzaron por representar motivos españoles, para dar continuidad a la línea del pintoresquismo, en el cual se hacía presente las estampas grabadas por Juan de la Cruz Cano y Olmedilla, así como en la colección de trajes de España tanto antiguos como modernos de la última mitad del siglo XVIII, los cuales tuvieron tanta repercusión que se convirtieron en una referencia a seguir para muchas otras colecciones.

En fin, los cartones que servían de base en el telar, para ser reproducidos eran en sí sendas obras de arte. Los diseños solicitados y elaborados por los diferentes artistas, se encontraban bajo la dirección de Mengs quien era un pintor y teórico​ neoclásico que trabajaba para diversas cortes europeas , quien dio protagonismo a los pintores españoles de la época en donde se pueden destacar a Antonio González Velázquez, Ramón Bayeu y por su puesto Francisco Goya.

En esta época en la que Francisco Goya se dedicó a la elaboración de cartones para tapices, el artista logro definir varias de las características que se harán presentes en sus obras posteriores, en la que se encuentra un foco narrativo que se ubica en una figura central, lo que promueve la omisión de detalles que no sean relevantes para elevar el mensaje, se reconocen los fondos  tenues, puros, las siluetas en claro oscuro y la presencia de color en zonas que marcan un claro esquema de la propuesta.

Esta es una de las cualidades que marcan el estilo de Francisco Goya en la que el uso de la luz y la sombra generan la presencia del volumen de sus obras y el color es utilizado con tal especificidad y sutileza que permite variaciones que hacen de sus pinturas un estilo realmente propio del autor. Con el tiempo fue perfeccionando su técnica y en sus lienzos es reconocible la aplicación de un fondo que proporcionaba una tonalidad particular muy orgánica, sobre la que realizaba pinceladas con la técnica de barrido.

Las herramientas eran diversas utilizaba desde sus propios dedos, pinceles, espátulas, esponjas para lograr la luminosidad tan clásica de sus pinturas. Francisco Goya preparaba sus propias pinturas, que hoy en día permite reconocer el origen de su enfermedad que derivo en la sordera.

Se trató de una enfermedad ocupacional, ya que las pinturas de la época tenían un alto contenido de plomo, por lo tanto el artista no solo estaba expuestos a este elemento tóxico durante la elaboración de sus pinturas, sino también en el proceso de elaboración de los pigmentos que utilizaba en la misma, generándose con el tiempo la intoxicación por metales pesados como el plomo.

De las cualidades más resaltantes de Francisco Goya es que no realizaba bocetos de sus obras y tampoco corregía las mismas, es por ello que algunos críticos dicen que sus obras, algunas de ellas tienen un aspecto inacabado.

Principales obras de Francisco Goya

Francisco José de Goya y Lucientes, extraordinario artista plástico español que desarrollo su obra en el siglo XVIII, se destacó principalmente por sus pinturas realizadas al óleo, pero también se reconocen los dibujo y grabados de aguafuerte. Fue un artista realmente generador de arte, se cuentan en su historia artística aproximadamente dos mil obras.

Tenemos la buena fortuna que muchas de sus obras se encuentran conservadas y protegidas, en algunos de los mejores museos del mundo, en donde el Museo del Prado, ubicado en la ciudad de Madrid España, contiene un número importante de sus obras, así como en colecciones articulares, que también resguardan celosamente el trabajo de este increíble artista.

Como hemos venido comentando Francisco Goya, era un artista con una creatividad en oportunidades exacerbada, permite reconocer en su trabajo diferentes estilos pictóricos, que adicionalmente muestran una evolución muy relacionada con su edad.

Es por ello, que dentro de la obra de Francisco Goya podemos identificar obras que se encuentran clasificadas como de estilo Barroco tardío, la cual comenzó a estudiar y a realizar cuando tan solo era un adolescente, se identifica la ruptura del rococó, pasando por el impresionismo hasta llegar al romanticismo que conoció ya casi al final de su carrera.

Los conocedores, estudiosos y críticos del arte, coinciden en decir que el trabajo artístico de Francisco Goya, tuvo una evolución muy pausada. Si bien hemos de reconocer que no tenía una maestría innata reconocida, comentario que fundamentamos en sus participaciones fallidas en los numerosos concursos de pinturas en los que participó, también podemos inferir que se debía a esa nueva propuesta artística que no era entendida para la época.

Debemos reconocer que muchos de los grandes artistas de tiempos pasados que reconocemos hoy en día, debieron romper barreras y estilos preestablecidos, que en su momento frenaban el reconocimiento que reciben en la actualidad. A continuación comentaremos de manera un poco más detallada sobre algunas de las obras de este afamado artista español Francisco Goya.

Aníbal Vencedor

Se trata de una pintura al óleo que tiene un tema histórico, el cual fue presentado por Francisco Goya, en un concurso de pintura que fue promovido por la Academia de Parma en el año 1.770. Esta es una de las obras más tempranas de Francisco Goya, ya que solo contaba con 24 años de edad cuando la realizó. La misma se encuentra ubicada en el Palacio conocido con el nombre de la Quinta de Selgas, en la población El Pito, del consejo de Cudillero, en Asturias, España.

Existen adicionales dos modelos previos, que fueron elaborados en lienzo, uno se encuentra el Museo de Zaragoza y otro se encuentra en el Museo de Nueva de York. La historia de esta pintura es digna de reseñar, la misma es realizada en el marco de la convocatoria para un concurso en donde el tema era representar un cuadro de Aníbal el vencedor, en el que estuviera contemplando a Italia desde los Alpes.

Ya Francisco Goya se encontraba en Italia, por ello, se entera y decide participar en dicho concurso, en la propuesta de Goya se puede ver a Aníbal erguido con una actitud altiva y dinámica, parado sobre una colina rocosa, en la que el cuerpo se encuentra girado hacia un ángel que le está mostrando un paisaje Italiano, el cual no puede ver y por ello esta alzándose la visera del yelmo.

Al lado izquierdo de Aníbal, para el observador de la pintura seria el lado derecho, podemos ver un jinete abanderado y tras él un cielo nublado en donde resalta la Victoria llegando en su carro, trayendo consigo una corona de Laurel. En esa misma visual se identifica parte de la caballería de Aníbal bajando la colina hacia el valle y al fondo y en la izquierda se vislumbra una batalla.

En primer plano y de espaldas, contemplando y ubicado de tal manera que enmarca la composición, se encuentra un robusto cuerpo humano con cabeza de buey, representando el legendario río Po, que vierte un recipiente de donde manan las aguas de este río. Un fuerte viento infla la bandera blanca y la capa de Aníbal.

Con esta magistral propuesta, Francisco Goya no gano el concurso, pero fue merecedor de una mención especial por parte del jurado, quien refiere falta de realismo por el colorido y el detalle. Como comentamos eran los críticos de la época, sin embargo, la obra Aníbal el Vencedor muestra la perfección que ya para el momento había conseguido el artista español.

Los aspectos técnicos de la pintura al óleo, da detalle de la extraordinaria complejidad de composición que exigía el cuadro, en la que se debía mostrar la relación de los sucesos pasados y futuros. La  maestría alcanzada por Francisco Goya, en donde el cromatismo logrado con la luz rosada y los efectos atmosféricos, son muy ricos, por lo que Goya, llevó su obra más allá de lo que habían pedido en el concurso.

Consiguió representar la geografía de las batallas que Aníbal mantendría con las legiones romanas, insinuando además el resultado de estas. Era mucho más de los pedido y quizás ello fue lo que no le permitió obtener el premio al mejor trabajo.

El quitasol  

Esta obra se encuentra ubicada en el Museo del Prado y es una de los trabajos realizados por el artista que forman parte de la serie de cartones para la Real Fábrica de Tapices. Esta obra en particular estaba destinada para decorar el espacio del comedor del Príncipe de Asturias, en su residencia de entonces el Palacio Real de El Pardo.

Esta obra en especifico tuvo un precio de venta por parte del artista de 500 reales de vellón, esta información se encuentra registrada en la orden de entrega de la serie realizada por el artista para la Manufactura de Tapices. A mediados del siglo XIX el óleo del cartón fue mudado al Palacio del Prado y fue almacenado en el sótano, en donde se guardaban las obras, posteriormente ingresa a los fondos de Museo del Prado en el año 1.870.

La familia de Carlos IV – 1880

Esta es una de las obras más reconocidas y famosas realizadas por el artista “La familia de Carlos IV”, se encuentra en la exposición del Museo del Prado, en donde podemos disfrutar del mismo. La obra trata de un retrato de toda la familia real, realizado en el año 1.800. Como señalamos con anterioridad Francisco  Goya era uno de los artistas de la corte del rey de España Carlos IV.

FRANCISCO GOYA El proceso de la realización del cuadro de la familia se encuentra reflejado en las cartas de la reina María Luisa de Parma, que remitía a Manuel Godoy, en donde se puede detallar el paso a paso del proceso. Francisco Goya comenzó a trabajar aprovechando las temporadas vacacionales que pasaba la familia real en el Palacio de Aranjuez.

En donde realizó los bocetos con los retratos del natural de cada uno de los miembros de la familia real. A solicitud de la reina el artista realizó primero los retratos por separado, para evitar que todos posaran por largas horas. La versión definitiva la concluyó un año después, la misma pasó a formar parte de la colección privada del Palacio Real y luego por orden de Fernando VII en el año 1.824, pasó a formar parte de la colección del Museo del Prado.

Como es por muchos conocidos, esta obra es una muestra de las habilidades de retratista de Francisco Goya, en la que muestra su habilidad para realizar composiciones complejas. Los detalles, el uso de la luz para mostrar las personalidades de cada miembro de la familia real, es una de las características a resaltar de la obra.

La Maja Desnuda

Otra de las obras celebres de Francisco Goya en la conocida como “La maja desnuda” convirtiéndose en una de las más reconocidas obras del artista. Es otra de las obras pintadas por encargo. Se trata de una bella y voluptuosa mujer, recostada en un lecho mirando directamente a la persona que la observa.

FRANCISCO GOYA

Si bien no se trata de una pintura mitológica, la belleza de la mujer real que posó, llegó a recibir referencias de que se trataba de una Venus. Se dice que la modelo era la misma duquesa de Alba, debido a que luego de la muerte de la duquesa los cuadros pasaron a formar parte de la colección privada de Godoy, no obstante, son solo especulaciones.

La Maja Vestida

Luego de la obra la maja desnuda, surge la maja vestida, otra de las obras conocidas del pintor español Francisco de Goya. Ambas majas fueron pintadas entre el año 1800 y 1810. Las dos se encuentran haciendo ahora pareja en la exposición del Museo del Prado, aunque no fueron pintadas con la intención de que formaran pareja.

Al principio se llamaban las gitanas y posteriormente fue que las llamaron maja. Francisco Goya utiliza la técnica de pinceladas sueltas, cargadas de óleo y libres, lo que marca una diferencia con la técnica que utilizó para pintar a la maja desnuda, en la que se distingue el sombreado, el uso de la luz para resaltar las texturas es una de las habilidades del artista.

En la maja vestida se trata de la misma modelo que posó para la maja desnuda, de quien se desconoce a ciencia cierta de quien se trata. Esta maja vestida tiene un hermoso vestido blanco y el color utilizado de manera sutil define su cintura con una lazada rosa, detalles que solo Goya, lograba con el color.

FRANCISCO GOYA

Los fusilamientos del 3 de Mayo

Esta obra se encuentra también en la exposición permanente del Museo del Prado, se trata de una de las obras en las que Francisco Goya muestra de manera cruda las consecuencias de la Guerra, que se libraba entre España y la dominación francesa.

La técnica utilizada basada en el uso del color, muestra ya a un Goya maduro con un dominio de la técnica y del estilo, se trata de una pintura que el propio Goya ofreció a la regencia de Borbón. El tema muestra una escena fuerte del horror de la guerra, es una de las pinturas de Goya que inspiró a otros artistas como Manet, Picasso, Madrazo, entre otros.

La carga de los Mamelucos – 1814

Esta hermosa y reconocida obra de arte representa también episodios de la guerra y la situación de los hechos conocidos en el levantamiento del 2 de mayo en la ciudad de Madrid. Se trata de una pintura al óleo sobre tela y forma parte de las obras que se exponen en el Museo del Prado. Es importante señalar que Francisco Goya no estuvo en ninguna de las escenas de guerra, por lo que sus obras en referencia al tema, se fundamentaban en los relatos que le hacían entender sobre la situación vivida.

El cuadro es definitivamente un homenaje a la resistencia española ante la avanzada francesa, en la increíble pintura se observan los insurgentes españoles cuando atacan a los mamelucos que eran los mercenarios egipcios que combatían a favor de ejército francés. Fue una batalla realmente sangrienta y puede vivirse a través de la pintura de Francisco Goya.

Reconocimientos a Francisco Goya

Se hace evidente la transcendencia de la obra de Francisco Goya, por lo que el reconocimiento hacia el artista comienza con la declaración y mantenimiento de sus obras en los mejores museos del mundo. Muchas propuestas artísticas han buscado llevar a escena la vida del artista como un homenaje y agradecimiento del legado artístico dejado al mundo.

Es por ello y con base en esa filosofía que se recrea su vida a través de la ópera Goya, cuyo autor es Giancarlo Menotti. También su vida fue llevada a la pantalla grande en la película “Goya”, de Carlos Saura, en el año 1999.

Hay obras de arte que ha sido creadas en su honor como el “Cráneo de Goya” obra elaborada por el artista plástico Dionisio Fierros. Los Premios Goya que son otorgados todos los años por  la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, para resaltar la labor de los mejores profesionales del cine español, también responde a brindar honor a Francisco Gota. Estos son algunos de los reconocimientos a este gigante del arte.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

(Visited 44 times, 1 visits today)
  Arte