Edgar Degas, pintor, grabador francés del impresionismo

Conoce en este interesante apartado todo sobre la vida de Edgar Degas. Un destacado impresionista francés que dejó su huella en el arte. Acá conocerás cómo se inició en el arte con sus espectaculares pinturas, donde la familia, el hombre y la interacción humana jugó un papel protagónico.

Edgar Degas

¿Quién fue Edgar Degas?

Edgar Degas fue un pintor y artista francés. Pensó en uno de los organizadores del Impresionismo. Conocido por su visión específica sobre el universo del Ballet, captando escenas discretas y maravillosas en obras a color pastel.        

Biografía

Edgar Degas nace en París en el año 1834. A pesar de que inició su carrera de derecho contemplativo, Edgar Degas no tardó en dedicarse a la pintura por los agradables fondos familiares y el don de su papá, cuya cultura y afectación a lo imaginativo fue fundamental en su etapa evolutiva.

En 1853 Edgar Degas entró en el estudio del pintor Félix Joseph Barrias y en 1854 recibió las lecciones de Louis Lamothe, un devoto de Ingres. Sea como fuere, su privilegiada condición social, que decidirá desde que tenga memoria y un aspecto decente de su obra, le permitió encontrar los surtidos privados de lienzos de la alta sociedad parisina y prepararlos a la vieja usanza.

Muchas de las declaraciones de esa época se desprende de Edgar Degas, quien era un hombre tímido, susceptible, hasta cierto punto retraído, con una extraordinaria vida interior que en ocasiones le dificultaba identificarse con sus amigos, como se puede encontrar en el arreglo de autorrepresentaciones que realizó en algún lugar en el rango de 1854 y 1858.

No obstante, los continuos fallecimientos de Claude Joseph Vernet, Eugène Delacroix e Ingres abrieron un agujero en el que, gracias a Édouard Manet y al mismo Edgar Degas, podía crear lo que Baudelaire llamaba con vehemencia el valor de la vida actual.

Edgar Degas

Familia 

Entre los 22 y los 26 años, Edgar Degas termina su preparación en Italia, donde vive parte de su familia. En esta creación artística habla con su tía paternal, Laure, junto con su media naranja el barón Belleli y sus dos hijas, Giula y Giovanna.

El aristócrata es un leal italiano, alejado de Nápoles, que vive alejado en el extranjero en Florencia. El barón llora a su padre, Hilaire, quien recientemente murió y cuya imagen se le habla en un círculo alegre, directamente cerca del rostro de su niña. En 1860, las dos jóvenes, Giovanna y Giula, tienen 7 y 10 años por separado.

La madre intriga con su respeto y afirmación de una posición hasta cierto punto inflexible, en lugar de la figura paterna generalmente recogida. Esta pintura familiar convoca a las de los expertos flamencos, en concreto a van Dyck. Obra de arte de la infancia de Edgar Degas, la representación saca a relucir las presiones familiares que alimentan a cada uno de los personajes en su depresión.

La organización impresionante, los tonos tranquilos, las rondas organizadas de miradores abiertos (entradas y espejos), todo se suma para fortalecer una atmósfera de angustia. Sobre todo porque hay rastros de partida, similar a ese curioso canino recortado de la tripa.

Juventud 

Edgar Degas comenzó a pintar a una edad temprana. Tras dejar la escuela secundaria por escrito a los 18 años de cada 1853, instaló un estudio de artesanía en su casa. Al graduarse, Degas se registra como copista de mano de obra en el Museo Louver.

No obstante, terminó ingresando en la Facultad de Derecho de la Universidad de París en línea con su padre en noviembre de 1853; de todos modos, casi no consume energía en sus investigaciones. En 1855, Edgar Degas conoció a Jean Auguste Dominique Ingres, de quien era un admirador increíble, y cuya exhortación siempre recordó.

Edgar Degas ingresa en la Escuela de Bellas Artes École des Beaux-Arts, comenzando a contemplar el dibujo bajo la dirección de Louis Lamothe, 5 aceptando el estilo de Ingres como su motivación fundamental. 5 En julio de 1856, Degas se fue a Italia, donde se haría cargo durante los siguientes tres años, iniciando las investigaciones de su primera obra: La familia Bellelli.

Edgar Degas

Sus estudios

Edgar Degas se acomodó en un estudio en París lo suficientemente enorme para ocuparse de la representación de La familia Bellelli, obra que había querido exhibir en el Salón de París; de todos modos, la creación artística se mantuvo fragmentada hasta 1867.

Por esa época, Degas comenzó a probar algunas de las obras de arte de su conjunto de experiencias: Alejandro y Bucéfalo y la hija de Jefté en 1859; Semíramis construye Babilonia en 1860; y jóvenes espartanos alrededor de 1860.

En 1861 inició sus primeras investigaciones sobre ponis durante la visita que realizó a su compañero Paul Valpinçon en Normandía. Su primera presentación en el Salón de París fue en 1865, cuando el jurado reconoció su composición Escena de la guerra en la Edad Media, que no llamó mucho la atención.

Edgar Degas siguió mostrando sus obras en el Salón de forma anual; Sin embargo, durante los siguientes cinco años ninguna de las obras presentadas fue de un tema verificable, y en este sentido su Carrera de obstáculos, el jinete caído denota su separación de la mano de obra convencional.

Cambio de especialidad

El cambio en la especialidad de Degas de las obras de arte históricas afectadas a la representación de temas contemporáneos se debió en su mayor parte a Édouard Manet, a quien Degas había conocido en 1864 cuando los dos artesanos estaban duplicando la pintura equivalente de Velázquez en el Museo del Louver.

Hacia el comienzo de la Guerra Franco Prusiana de 1870, Edgar Degas se unió a la Guardia Nacional en la protección de París, por lo que tuvo que dejar de pintar por un tiempo. Durante una práctica de disparo de rifle, se reconoció un problema de sueño. Durante un increíble resto, la visión impotente fue una preocupación constante para él.

Durante esos años en Nueva Orleans, Edgar Degas creó algunas obras, algunas de fotografías familiares; uno de ellos, Una oficina en el mercado del algodón en Nueva Orleans, atrajo la atención de Francia. Fue la única de sus obras comprada por un centro histórico durante su vida.

Edgar Degas regresó a París en 1873 y su padre murió al año siguiente; Fue entonces cuando el pintor descubrió que su hermano René había reunido una gigantesca cantidad de obligaciones comerciales. Para salvar la notoriedad de su familia, Degas terminó vendiendo su casa, como algunos surtidos que había adquirido.

Se unió a un encuentro de jóvenes artesanos que empezaban a organizar un encuentro autónomo para mostrar sus obras de arte, muchas veces rechazadas por los Salones. Esta reunión se conoció más tarde como Los impresionistas. En algún lugar entre 1874 y 1886, la reunión había montado alrededor de ocho presentaciones, conocidas como exposiciones impresionistas.

Edgar Degas

Exhibiciones

Degas condujo la reunión, organizando las exhibiciones donde presentó una gran cantidad de sus obras, a pesar de sus constantes conflictos con diferentes individuos. Su conflicto con los lienzos exteriores le hizo entrar en conflicto con los decoradores exteriores de la reunión, incluido Claude Monet.

Moderado en sus perspectivas sociales, Degas despreciaba las escandalosas presentaciones que hacían, así como el grado de exposición y reputación que buscaban sus colegas. El mismo término Impresionismo fue rechazado por Degas y detestaba estar relacionado con él. Exigió que las obras no impresionistas se incorporarán dentro de las exhibiciones.

A medida que mejoraba su situación monetaria, Edgar Degas adquiría obras de especialistas a los que respetaba, por ejemplo, El Greco, Manet, Pissarro, Cézanne, Gauguin e incluso Vincent van Gogh. Había tres artesanos amados específicamente por Degas cuyas obras formaron el centro de su propio surtido.

En la última parte de la década de 1880, Edgar Degas comenzó a desarrollar un entusiasmo increíble por la fotografía. A lo largo de su vida, Degas capturó a algunos compañeros, regularmente a la luz de una lámpara, como en su doble imagen de Renoir y Mallarmé. Asimismo, capturó artistas y desnudos.

Un Debate

Fueron utilizados como referencias para algunos de sus lienzos y dibujos. Con el paso de los años, Degas comenzó a confinar, manteniéndose consistente con su convicción de que un pintor no debe tener una vida individual. El debate sobre el caso Dreyfus empujó al enemigo del lado semítico de Degas a lo extraordinario de cortar toda asociación con sus amigos judíos.

Estas convicciones y estándares tradicionalistas llevaron a Degas a vivir en cierto grado segregado de la sociedad. Se centró en sus trabajos al pastel alrededor de 1907 y se acepta que se entregó mayoritariamente a sus figuras hasta finales de 1910. Su imaginativa profesión terminó básicamente en 1912.

Cuando dejó de trabajar y tuvo que desplazarse por la destrucción de su casa en Victor Massé. Debido a su desvinculación social, Degas rara vez se casó y experimentó los años más recientes de su vida solo, prácticamente deslumbrado por la enfermedad ocular que había creado a lo largo del largo plazo.

Edgar Degas

Últimos tiempos 

Durante su vida, la reunión pública de las obras de Degas pasó del respeto profundo al despido. Al principio, durante su etapa clasicista, Edgar Degas llevó numerosas obras al Salón de París en algún lugar entre 1865 y 1870. Estas obras fueron aduladas por Jules Antoine Castagnary. Poco después, se unió a los impresionistas y descartó los estándares inflexibles y el Elitismo Hall.

De manera similar, el salón y la población en general descartaron su oportunidad para el Impresionismo. El diseño de Little Dancer de catorce años, mostrado en la sexta introducción impresionista en 1881, fue presumiblemente su pieza más dudosa; algunos expertos describieron su ofensiva seductora.

La creatividad de Edgar Degas consistió en deshacerse de las superficies lisas de la forma antigua e incluir el cabello humano y la ropa, dando al modelo una imagen específica de una muñeca. Los aumentos expandieron el sueño, pero suscitaron preguntas sobre la realidad dentro del arte.

Por otra parte, la disposición de los dibujos al pastel mostrada en la octava presentación impresionista de 1886, entregó la mejor medida de sentimientos básicos al artesano a lo largo de su vida la respuesta general fue buena y agradecida.

Percibido como uno de los artesanos más importantes de la época, Degas es visto actualmente como uno de los autores del impresionismo. Aunque en numerosos aspectos, particularmente en los principios y en estrategias específicas, la pintura de Degas entró en conflicto con la recopilación impresionista.

Las estructuras en movimiento, la luz y las creaciones dinámicas motivaron a distintos individuos del encuentro, sin embargo fueron de una forma u otra una de las cumbres de este desarrollo pictórico. Las obras de Edgar Degas reposan en las salas de exposiciones y depósitos privados en varias partes del mundo.

Principales obras de Edgar Degas          

Ahora que conoces gran parte de la vida e historia de Edgar Degas. A continuación te explicaremos a detalles en qué consisten o que buscaba representar este célebre pintor en cada una de sus más notables obras artísticas.    

Desnudo masculino 

Las figuras desnudas están en el centro de la obra de Edgar Degas, desde sus inicios en la mayor parte de la década de 1850, hasta los largos períodos más recientes de su acción imaginativa, sin más preámbulos antes de la Primera Guerra Mundial. Significativamente más que los artistas, los caballos de carreras.

Las escenas metropolitanas o los cuadros que lo ponen en el mapa, el desnudo es la clase por la que avanza Degas y hace avanzar su estilo durante casi cincuenta años. Edgar Degas se distingue por un comportamiento creativo que se practica en una enorme cantidad de zonas.

Las obras de la presentación han sido seleccionadas porque muestran este surtido de estrategias que Edgar Degas se apropió, mientras continuaba buscando nuevos arreglos expresivos. No obstante el dibujo y la pintura, al artesano le gusta especialmente el pastel, que reconoce por su rapidez de ejecución y sus oportunidades de modificación.

Por la no asistencia al secado. Edgar Degas también es conocido por haber redescubierto el estándar del monotipo, impresión sin aguafuerte, que mejora aquí y allá con el pastel. También probó el grabado, la litografía y, en particular, el molde, a lo que se comprometió cada vez más, a medida que su visión disminuye, hacia fines de la década de 1880.

Una Primera muestra

Además, esta primera muestra monográfica, comprometida con el desnudo, nos permite abarcar toda la vocación del artesano, pasando por todas las estrategias que ha utilizado, desde su preparación erudita hasta las figuras esquematizadas más extremistas, pasando por los años naturalistas.

Edgar Degas ya no ofrece un desnudo admirado, sino un retrato del cuerpo sin prendas, inédito hasta ese momento. Además, nos permite trasladar la obra de Degas en su escenario de creación, por una elección de obras realizadas a lo largo de la vida cotidiana, por artesanos que le incidieron (Ingres, Delacroix), que trabajaron asociativamente con él.

El deseo de esta visita es permitirnos comprender por qué Edgar Degas involucra un lugar tan significativo a lo largo de toda la existencia de la artesanía del siglo XIX, subrayando su capacidad de conectar la cultura tradicional de su experiencia con la vanguardia del siglo XX, por obras que se recopilan con poca frecuencia por su delicadeza y variedad.

El Desfile   

El tema del desfile es un común en el trabajo de Edgar Degas, que se despierta con la vida cotidiana de sus contrapartes. Esto le permite tratar el tema convencional del ciclista convirtiéndolo en una configuración avanzada. Sin duda, en el segundo 50% del siglo XIX, los campos se convirtieron en un espacio verdaderamente elegante para la actividad pública.

La clase media parisina como Degas comparte este entusiasmo británico y noble por la relajación allí. A Edgar Degas le atraen los resultados concebibles que ofrece el tema de considerar las estructuras y el desarrollo. También se ve afectado por diferentes artesanos ingleses que dedicaron un tiempo significativo a lienzos llamativos que fueron fructíferos en ese momento.

Por las representaciones ecuestres de los viejos patrones (Uccello, Gozzoli, Van Dyck) o por especialistas más contemporáneos, por ejemplo, Vernet, Géricault y Meissonier. La caravana, también llamada Caballos antes de las gradas, data entre 1866 y 1868 y es una de las principales obras de arte que realizó al respecto.

Una Representación

Edgar Degas descifra el aire de un circuito donde solo el aprensivo desarrollo de la última sangre pura permite ver el acercamiento del juego. La decisión de ese segundo, evidentemente cliché, muestra el anhelo de disminuir la significación del sujeto en la obra de arte.

Edgar Degas ofrece supremacía a la luz y al dibujo: le gustan más los contornos de los jinetes y sus monturas que al comienzo de la carrera. De manera voluntaria deja de lado ciertos componentes que permitirían reconocer la mancha o los dueños de los ponis, por ejemplo, la tonalidad de los abrigos.

Los temas de la pintura de esquina a esquina, las sólidas diferenciaciones de la luz y en particular las sombras de los ponis, subrayan aún más el punto de vista hacia el punto de evaporación claramente en el medio, que mejora el último corredor.       

        

Jóvenes espartanas provocando a los muchachos 

En una de las asignaturas que tomo durante este semestre, Arte Contemporáneo, realizo un examen básico de toda mi obra preferida, recordada para esta época de la Historia del Arte. Publicaré estas disecciones en el blog, de esta manera, cuando siete días.

Ya que parece un método extraordinario para compartir lo que hago y hacer accesible a las personas que lo necesitan, o simplemente están intrigadas por él, un compromiso sin pretensiones a los vastos activos académicos que existen en la red.

Este trabajo no apareció de repente, y durante bastante tiempo Degas fue desgastando su elaboración y pieza, haciendo diferentes representaciones y exámenes anatómicos anteriores. En consecuencia, su etapa de incubación fue muy larga, e incluso después de que se hizo el lienzo, Edgar Degas volvió a él para hacer cambios y modificaciones.

Esta no es una ocasión aislada, sin embargo, sucede en gran parte de su trabajo. En sus propias palabras damos la bienvenida a esta sutileza rigurosa, como él mismo afirmó: no hay mano de obra menos libre que la mía.        

La Clase de Danza 

En la Clase de Danza de Edgar Degas vemos la secuela de estos impactos y su experimentación. El pintor habla ante una reunión de artistas y su educador en una sala enorme, que no es una fase, sino un lugar hasta cierto punto más privado. Parece ser que es uno de los pasillos de la Ópera de París.

Situado en la calle Le Peletier, donde Edgar Degas fue por la forma en que conocía a algunas personas que trabajaban allí. La escena gira en torno al educador de la clase, Jules Perrot, un reconocido coreógrafo y artista francés que en ese momento tenía más de sesenta años aquí. A su alrededor, se organiza un encuentro de artistas en una especie de semicírculo.

La mayor parte de ellos aparecen en posturas relajados, bastante desconectados de los comentarios de Perrot, como si la clase acabara de terminar y ahora solo están interesados ​​en expandir y posicionar sus atuendos y cortes de cabello.

La Familia Bellelli 

Esta representación familiar es una de las principales obras de arte significativas que pintó Edgar Degas. Después de contemplar la pintura en París en el estudio de Louis Lamothe, un alumno de fue a Italia durante mucho tiempo para beneficiarse de los increíbles expertos. Aprovechando la forma en que la familia de su padre era italiana.

El artesano permaneció en su mayor parte con los miembros de su familia. La dama de esta obra de arte es su tía Laura, la hermana de su papá, quien lo facilitó durante un tiempo en su casa de Florencia. Estaba casada con Gennaro Bellelli (el hombre del sillón), con quien tuvo dos niñas, Giovanna y Giulia.

Además, a pesar de que no muestra mucho, estaba sentado para otro animal. Desde el principio, puede parecernos una dama tirana y antagónica, una especie de Miss Rottenmeier que crio a sus hijas con el soplo de un silbato. Sin embargo, en realidad no está bromeando, pero se siente miserable. Su padre, el abuelo de Edgar Degas, había muerto recientemente en Nápoles.

Por lo que ella y las jóvenes visten de oscuro. El pequeño dibujo rodeado que vemos cerca de su cabeza es una foto de su papá que Degas eligió recordar para que la obra reencuentre emblemáticamente las tres edades. El único que permanece sin involucrarse, de espaldas, es el Sr. Bellelli.

Edgar Degas no coexistió con él, y su pareja Laura no podría soportarlo posiblemente (no eran un matrimonio decente por ningún tramo de la imaginación). Al colocar las figuras en estas líneas, sin apenas correspondencia entre ellas, Edgar Degas descubre cómo reflejar de manera consumada el aire terrible que en general existía en la casa.

La Orquesta de la Ópera 

Este es uno de los lienzos realizados en los años 1860 y 1870 por Edgar Degas hablando del clima cotidiano del drama, como lo hizo en el Retrato de Mlle. Eugénie Fiocre en la ingeniosa danza: La Source  o lo haría más tarde con The Dance Center at the Opera. Para esta situación, se centra en los artistas, interpretando una representación de su compañero.

Dihau, quien interpretó el fagot en el espectáculo sinfónico. A su alrededor, el resto de los artistas dentro del foso, vestidos de oscuridad y sumidos en la sombra. Más adelante, el límite del foso está separado por una pendiente. En la cimentación se puede ver la parte inferior de las figuras de los artistas, con sus tutús en streaming, iluminados por una luz de virus.

La Violación       

El lienzo permaneció durante más de cuarenta años en el taller del pintor Edgar Degas y lo aludió como mi pintura de clasificación, teniendo la opción de dirigirse al mercado inglés, mercado en el que temas de este tipo apreciaron un encuentro fascinante. Las autoridades han buscado referencias artísticas para esta obra.

Aludiendo a los libros de Zola o Duranty como la fuente más inmediata. Ha perseguido: Thérèse Raquin desde el principio, una obra donde Thérèse y su querido homicidio su pareja, esta creación identificada con la parte en la que la nueva pareja pasa por su primera noche de bodas, un año después del parricidio.

Hofmann en 1991 piensa que no debemos buscar puntos calientes abstractos para esta escena sino en cambio, nos enfrentaremos a una allegorie réelle. En la región correcta de la creación descubrimos a un hombre que permanece, en una posición difícil, con las piernas abiertas y una mirada entrante. que recomienda su condición de cepa.

De espaldas, con la mezcla blanca deslizándose sobre su hombro izquierdo y quizás llorando, la dama se encuentra en una postura con la que parece ocultar su desgracia. Cerca de la cama, tirada en el suelo, vemos una prenda interior, mientras que sobre la mesa un accesorio brilla junto a un costurero abierto.

Un Mensaje

En estos rubros, los especialistas necesitaban ver el mensaje de la obra: cómo la señorita ha vendido su honor por una gema pero ahora mismo de trasmitirlo se ha disculpado, asomando el miedo y la culpa, lo que la impulsa a traicionar al hombre. En el caso de que este sea el tema de la escena, interactuar con los temas recogidos en algunos lienzos prerrafaelitas.

Por ejemplo, Hunt o Rossetti, obras de artes tipográficas con enormes porciones de rompecabezas por las que el público inglés era tan aficionado. Degas habla de la escena en un pequeño espacio, descubriendo cómo aportar una carga entusiasta y sensacional más notable al tema.

Las diagonales organizan la creación, la cama, la alfombra, incluso la mirada del hombre sobre la dama, revisando las áreas de los ases de Louver que Degas apreciaba. Además, encontramos diferencias curiosas.

Por ejemplo, la cama inmaculada versus la confusión de las prendas; el espejo que retiene los reflejos transmitidos por la chimenea; el hombre vestido y la dama semidesnuda; sus tonos tenues y los de ella claros. Los tonos rosados ​​asumen una función contundente en el conjunto: las rosas que mejoran el divisor.

Quizás representando energía; el rojo de la luz de la chimenea, la capa de seda del bolso. Sin embargo, la luz será el verdadero héroe, logrando, a causa de los impactos lumínicos, incrementar la brutalidad de la escena.

Sobre todo por colocar al hombre en un territorio aburrido mientras la espalda de la dama se ilumina con la luz que vemos sobre la mesa. Esta ligera y relevante brutalidad ha sido responsable del título de la obra: Violación, título que obtuvo en 1912 y potencialmente no el propuesto por Edgar Degas.

Reconocimientos a Edgar Degas

Sin duda Edgar Degas ha tenido muchos reconocimientos en la historia del arte y la influencia de esta corriente en la humanidad. Muchos de estos se han dado obviamente luego de su fallecimiento. Entre los más predominantes tenemos:

  • Registro Nacional de Lugares Históricos en los Estados Unidos de América
  • Louisiana Preservation Alliance en el Fondo Nacional para la Preservación Histórica, donde se reconoce su grandeza ganadora en la reconstrucción
  • En la ciudad de Nueva Orleans recibió el Premio Golden Hammer a la Preservación Histórica
  • Comisión de Monumentos Históricos de los Distritos de Nueva Orleans, galardonada con la calificación morada, una de las únicas seis en Nueva Orleans

Ahora que conoces todo sobre Edgar Degas, su aporte e influencia. Podrás apreciar el siguiente vídeo, donde te mostraremos un poco más sobre su historia y obras renombradas. ¡Disfrútalo!

Concluimos este apartado recomendándole leer un material interesante en los siguientes enlaces que ofrecemos a continuación.

(Visited 9 times, 1 visits today)
  Arte